Pasar al contenido principal

Todo lo que debes saber sobre la vacuna del coronavirus que llegará a España antes de final de año: quién está detrás, cuándo se aprobará, ventajas e inconvenientes

Una científica trabaja en la vacuna de
Reuters

  • La vacuna de AstraZeneca desarrollada por la Universidad de Oxford llegará a España en diciembre, según anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que aseguró que el país contaría para final de año con 3 millones de dosis.
  • El candidato ha contado desde el principio con numerosos apoyos del gobierno, farmacéuticas y fabricantes de vacunas; y sería el primero en llegar al mercado occidental. 
  • Esto es todo lo que debes saber sobre la vacuna de AstraZeneca: quién está detrás, cuándo se aprobará, ventajas e inconvenientes.
  • Descubre más historias en Business Insider España

La vacuna de AstraZeneca desarrollada por la Universidad de Oxford llegará a España en diciembre, según anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que aseguró que el país contaría para final de año con 3 millones de dosis. 

Esto ha sido posible gracias a que  España se ha adherido a la compra centralizada de esta vacuna realizada a través de la Unión Europea, por la que le corresponden 30 millones de dosis.  Nuestro país es uno de los siete que forman parte del  equipo negociador que ejerce como interlocutor con las compañías que están desarrollando una vacuna. 

El acuerdo forma parte de la estrategia europea que la Comisión Europea presentó el 14 de agosto para agilizar el desarrollo, la fabricación y el despliegue de vacunas eficaces y seguras contra el COVID-19 mediante el Acuerdo de Compra Anticipada de vacunas contra el COVID-19. 

"A cambio del derecho a comprar un número determinado de dosis de vacunas en un período dado, la Comisión financiaría parte de los costes iniciales de los productores de vacunas a través de un compromiso anticipado de mercado. La financiación facilitada se consideraría un pago a cuenta de las vacunas que los Estados miembros compren realmente", explica el propio organismo. 

Leer más: De AstraZeneca a Moderna: todos los detalles de las vacunas contra el coronavirus que llegarán a España y Europa

"Como el coste elevado y el alto índice de fracaso hacen que la inversión en una vacuna contra el COVID-19 sea una decisión de alto riesgo para los desarrolladores de vacunas, estos compromisos permitirán hacer inversiones que, de otro modo, probablemente no se producirían", añade. 

La vacuna prometedora de la Universidad de Oxford ha contado con apoyos desde los inicios de su desarrollo. Pronto AstraZeneca se sumó al proyecto y también el mayor fabricante de vacunas del mundo, el Instituto Serum de la India, se comprometió a fabricar 40 millones de dosis para septiembre. 

Si las pruebas avanzan al ritmo  Grupo de Vacunas de Oxford espera, podría ser la primera vacuna en comercializarse en los mercados occidentales. Sin embargo, los expertos vienen advirtiendo de que serán necesaria más de una vacuna para hacer frente a la demanda y que las primeras que lleguen probablemente no sean las más eficaces

Esto también podría ser cierto para la de Oxford: esto es todo lo que debes saber sobre la vacuna que llegará a España en septiembre. 

Leer más: Qué ha fallado y qué ha funcionado en los países que ya han vuelto a las clases durante la pandemia

Quién está detrás, qué tipo de vacuna es y cuándo se aprobará 

La vacuna ha sido desarrollada por el Grupo de Vacunas de la Universidad de Oxford en colaboración con el gigante farmacéutico Astra Zeneca. 

"Utiliza un vector viral de adenovirus que expresa la proteína S", explica Isabel Sola, científica titular y codirectora junto a Luis Enjuanes del laboratorio de coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), en una entrevista con Business Insider España

La investigadora explica que la proteína en cuestión es una de las proteínas estructurales del virus y responsable de que consiga adherirse a la célula e infectarla. 

La vacuna está ya probándose en más de 10.000 voluntarios como parte de la fase 3 de ensayos y esperan que en otoño su vacuna esté lista para un posible uso de emergencia. 

Los detalles económicos del acuerdo de la CE con Astra Zeneca no han transcendido. La compañía ha asegurado que venderá a precio de coste y que la fabricación de cada dosis cuesta tan solo un par de dólares. Según declaraciones recogidas por Reuters, el ministro de Sanidad italiano habría cifrado en 2,5 euros el coste de cada dosis. 

Leer más: La gripe se convierte en el gran interrogante en la vuelta al colegio: "No tenemos suficiente experiencia con casos de coinfección"

Ventajas: seguridad y eficacia probadas 

Los primeros datos revelan que induce inmunidad sin efectos secundarios graves. Isabel Sola confirma que la utilización de adenovirus ya ha mostrado su eficacia para inmunizar frente a otras enfermedades. 

La científica asegura que la principal ventaja de este candidato vacuna es que "se conoce su eficacia" y se sabe que no causa graves efectos secundarios. 

Además, al utilizar un adenovirus, cuenta con una capacidad muy elevada de replicación, lo que facilita que su producción se haga a gran escala, según explicó el investigador Adrian Hill, de la Universidad de Oxford, en un webinar sobre el COVID-19 de la Sociedad Española de Reumatología (SER). 

Leer más: Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

Inconvenientes: necesitará de una segunda dosis y no se sabe cuánto durará la inmunidad

"El vector viral expresa la proteína S, pero sabemos que hay otras proteínas vitales", advierte Isabel Sola. La científica señala que la proteína S se ha mostrado relevante para la producción de anticuerpos neutralizantes, pero que cada vez está cobrando más relevancia la respuesta celular, especialmente a medida que se confirma que los anticuerpos desaparecen al poco tiempo. 

Sola aventura que cuando se conozcan los resultados finales en octubre-noviembre "es posible que veamos que la protección no es del cien por cien". La experta señala que esto simplemente podría implicar que la vacuna requiera de una segunda dosis, pero advierte del incremento de costes y esfuerzo que supondría eso para la fabricación y la distribución. 

En caso de que la protección no fuera del cien por cien, la científica no cree que sea motivo de preocupación y asegura que "de momento, es suficiente". 

La última incógnita que queda por resolver sobre la vacuna es cuánto dura la inmunidad que induce. "No sabremos cuánto dura la inmunidad, porque no habrá dado tiempo a seguir a los voluntarios durante mucho tiempo", señala Sola. 

Y además