Todo lo que ha salido mal con la vacuna de AstraZeneca y por qué este jueves es crucial para que Europa alcance la inmunidad de rebaño

Frasco de la vacuna de Oxford y AstraZeneca.

REUTERS/Jose Cabezas

  • La administración de la vacuna de AstraZeneca ha sido paralizada en muchos países europeos por la sospecha de riesgo de trombos. 
  • La EMA y la OMS no comparten las medidas adoptadas y aseguran que la evidencia hasta ahora apoya la decisión de seguir vacunando. 
  • La paralización es la última de las polémicas que ha afectado a la vacuna de AstraZeneca y podría lastrar su aceptación entre el público. 
  • Esto es todo lo que ha salido mal con la vacuna de AstraZeneca. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Más de una decena de países europeos han paralizado la administración de la vacuna de AstraZeneca tras detectarse casos de trombos en persona que acababan de recibir la primera dosis. 

La reunión que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) mantendrá este jueves (y tras la cual tomará una decisión sobre la vacuna) será decisiva para el futuro de la campaña y para que la UE logre su objetivo de alcanzar la inmunidad de rebaño durante el verano. 

Mientras tanto, la gran perjudicada está siendo la campaña de vacunación europea, ya lastrada por retrasos anteriores y los conflictos con otros países. 

El impacto de un año de pandemia en salud mental: los profesionales empiezan a afrontar las consecuencias de las crisis

El Gobierno en España ha asegurado que la paralización, que en nuestro país durará 15 días, no va a afectar a la campaña de vacunación y que se conseguirá inmunizar al 70% de la población durante el verano.  

A pesar de todo, la compañía tendrá muy complicado recuperarse de todas las polémicas: esto es todo lo que ha salido mal con la vacuna de AstraZeneca.

Los retrasos en el suministro han desatado la tensión con la UE y la farmacéutica y entre otros países 

Hace unos días, AstraZeneca confirmó a las autoridades europeas que no espera cumplir con el suministro de 100 millones de dosis importadas desde terceros países que se comprometió traer al Viejo Continente a lo largo de los próximos meses. 

"AstraZeneca lamenta anunciar una reducción de las entregas de la vacuna COVID-19 a la Unión Europea, a pesar de haber trabajado incansablemente para acelerar el suministro", declaró un portavoz.

La compañía lleva desde el inicio de la pandemia anunciando recortes y retrasos en los suministros, lo que le ha llevado a la confrontación directa con Bruselas. 

AstraZeneca ahora estima que podrá suministrar unos 100 millones de dosis a la UE en los 6 primeros meses de 2021, una cifra considerablemente inferior a los 270 millones pactados inicialmente.

La Comisión Europea cita a los fabricantes de vacunas a una cumbre urgente para exigir soluciones a los problemas de suministro

"Es hora de que el Consejo de Administración de AstraZeneca ejerza su responsabilidad y haga lo necesario para cumplir sus compromisos", dijo el jueves en Twitter Thierry Breton 

El comentario revela la tensión que se vive entre la UE y la farmacéutica. De hecho, la CE ha aprobado un mecanismo para permitir a los estados miembros prohibir las exportaciones de vacunas si las compañías no han cumplido con sus compromisos. 

Sin embargo, esto ha llevado también a un conflicto con otros países, especialmente con Reino Unido, con el que se ha cruzado acusaciones de "nacionalismo vacunal". 

¿Cuándo terminará la pandemia del COVID-19? Los aprendizajes que se pueden extraer de la historia

Ursula Von Der Leyen, presidenta de la CE, ha amenazado con prohibir las exportaciones de vacunas a Reino Unido el país anglosajón no empieza a permitir la salida de componentes y vacunas hacia la UE. 

La presidenta ha advertido de que la UE quiere ver "reciprocidad y proporcionalidad en las exportaciones y estamos dispuestos a utilizar cualquier herramienta que necesitemos para conseguirlo". 

El ministro de Asuntos Exteriores británico ha respondido rápidamente asegurando que exigirá explicaciones y ha señalado que las medidas con las que amenaza la UE son propias de "países menos democráticos". 

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, también ha acusado a Estados Unidos del mismo proteccionismo. Aunque la vacuna de AstraZeneca todavía no ha sido aprobada por la FDA, el país mantiene reservas de las dosis y se niega a exportarlas a la UE. 

"Los hechos no mienten", escribe Michel. "El Reino Unido y Estados Unidos han impuesto una prohibición total a la exportación de vacunas o componentes de vacunas producidos en su territorio".

Las restricciones de edad causaron confusión y obligaron a ajustar las campañas de vacunación y la menor eficacia ha hecho desconfiar a la población

Otro obstáculo a la administración de la vacuna de AstraZeneca es que ha sido aprobada con restricciones en varios países europeos después de que Alemania advirtiera de que la evidencia para los mayores de 65 años no era sólida.  

Aunque la Agencia Europea del Medicamento decidió finalmente aprobar la vacuna para todos los mayores de 18 años, cada país tiene derecho a hacer sus propias recomendaciones. 

Sin embargo, los datos del mundo real generados por el despliegue de la vacuna en Reino Unido demostraron que tanto la vacuna de AstraZeneca como la de Pfizer tienen una eficacia superior al 80% en la prevención de hospitalizaciones en mayores de 80 años tras una sola inyección.

La evidencia fue suficiente para que muchos países levantaran las restricciones, aunque España ha decidido mantener su administración solo para menores de 55 años. 

La Comisión Europea se apoya en Pfizer para acelerar la vacunación y acuerda la entrega de 10 millones de dosis más en este trimestre

Aun así, las declaraciones de algunos dirigentes mostrando dudas sobre la eficacia de la vacuna en los mayores de 65 ha minado la credibilidad de AstraZeneca. 

Por otro lado, la eficacia de la vacuna de AstraZeneca es del 62% tras recibirse las 2 dosis, una cifra inferior al 95% que ofrecen las de Pfizer y Moderna. Algunos países están observando que las personas no acuden a vacunarse cuando se enteran de que la vacuna que van a recibir es la de la farmacéutica británica. 

A esto se le ha sumado la información de que AstraZeneca no es eficaz contra la variante sudafricana, algo muy perjudicial para la compañía en un momento en el que todos los expertos advierten de que la lucha contra la pandemia depende del éxito para controlar las variables

La paralización por sospecha de riesgo de trombos se ha hecho en contra de las recomendaciones de los expertos

Dinamarca, Islandia, Noruega, Bulgaria, Irlanda, Países Bajos, Alemania, Francia, Italia, Portugal, Eslovenia, Letonia, Lituania y Chipre han adoptado la misma decisión de España. 

A pesar del alto número, la medida se ha tomado en contra de la recomendación de la EMA, la OMS y la investigación de la propia farmacéutica. 

"Hasta el 10 de marzo de 2021, se habían notificado 30 casos de eventos tromboembólicos entre cerca de 5 millones de personas vacunadas con la Vacuna COVID-19 AstraZeneca en el Espacio Económico Europeo", asegura la EMA.  

Después de revisar la información de seguridad disponible de  más de 17 millones de personas vacunadas en la Unión Europea y Reino Unido, la farmacéutica también ha defendido que "hasta ahora, en la UE y el Reino Unido, se han notificado 15 casos de TVP y 22 de embolia pulmonar entre las personas a las que se les administró la vacuna". 

El último frenazo a la vacuna de AstraZeneca abre otra grieta en el plan de inmunizar al 70% de la población antes de que acabe el verano

La farmacéutica sostiene que la cifra es inferior a la prevalencia normal de estos fenómenos en la población general. 

"La posición del comité de seguridad de la EMA es que los beneficios de la vacuna continúan superando sus riesgos", concluye la agencia. 

La EMA reunirá este jueves a su comité de farmacovigilancia (Pharmacovigilance Risk Assessment Committee, PRAC) para evaluar la seguridad de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca por su posible relación con los casos. 

Las conclusiones de esa reunión es lo que los países están esperando para decidir sobre cuándo reanudar las vacunaciones con las dosis de AstraZeneca. 

La campaña europea ya se está viendo lastrada por los retrasos de los suministros de las farmacéuticas y Ursula Von Der Leyen ha reconocido que hasta junio llegarán un 20% menos de las vacunas con las que esperaban. 

Aun así, la presidenta del Comité cuenta con lograr el objetivo de alcanzar la inmunidad de rebaño durante el verano. Sin embargo, si la vacuna de AstraZeneca queda fuera de juego durante mucho más tiempo, es probable que los países empiecen a acusarlo en sus estrategias. 

Por ahora, parece que la UE está optando por apoyarse en Pfizer y BioNTech que, aunque también protagonizaron retrasos al inicio de la pandemia, han escalado su capacidad de producción permitiendo ampliar sus contratos con Bruselas. 

 

Otros artículos interesantes:

Isabel Sola, investigadora del CSIC: "Nuestras vacunas son tan competitivas y potentes como las que se están desarrollando a nivel internacional"

Algenex, la biotecnológica española que lleva años desarrollando una nueva forma de hacer vacunas a partir de insectos, podría ser la solución en futuras pandemias