Cada vez sabemos más sobre cuánto dura la inmunidad contra el virus: esto es lo que significa para las vacunas

Vacunación contra el coronavirus

Reuters 

  • La inmunidad contra el coronavirus parece durar más de lo pensado gracias a las células de memoria, según empiezan a apuntar todas las investigaciones. 
  • Sin embargo, todavía quedan interrogantes por resolver en torno a las vacunas y qué puede ocurrir con las nuevas variantes. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El sistema inmunológico recuerda cómo producir anticuerpos que pueden defenderse del nuevo coronavirus durante al menos seis meses después de la infección inicial, según asegura un nuevo estudio publicado Nature. 

Los niveles de anticuerpos contra el SARS-CoV-2 suelen disminuir en los meses posteriores a la infección, lo que ha suscitado la preocupación de que la inmunidad al virus disminuya rápidamente. 

Sin embargo, Michel Nussenzweig, de la Universidad Rockefeller, ha liderado un estudio que ha recogido muestras de sangre de 87 personas aproximadamente un mes y seis meses después de haber sido infectadas por el virus. 

El equipo mantuvo un seguimiento de los niveles de anticuerpos y células de memoria B de los participantes. Las células de memoria son las que estimularían la producción de nuevos anticuerpos específicos contra el virus en caso de que la persona se volviera a infectar.

Los resultados del estudio revelan que los anticuerpos dirigidos contra la proteína S del virus —que utiliza para entrar en las células e infectarlas— disminuían a los seis meses. Sin embargo, los niveles de las células de memoria específicas se mantuvieron constantes.  

Los investigadores tomaron muestras de los intestinos de 14 participantes cuatro meses después de la infección y encontraron que la mitad tenía la proteína persistente del SARS-CoV-2 o ARN, que potencialmente proporciona una fuente continua de estimulación al sistema inmunológico.

10 razones para convencer a un amigo escéptico de ponerse la vacuna

Otros estudios parecen apuntar en la misma dirección: los anticuerpos se mantienen unos meses y la memoria celular permanece 

El estudio se suma a la cada vez más abundante evidencia científica sobre la duración de la inmunidad contra el virus, uno de los interrogantes que más ha perseguido a la ciencia desde que comenzó la crisis sanitaria hace un año y que afecta directamente a las vacunas. 

Aunque la rápida desaparición de los anticuerpos causó preocupación al principio, las investigaciones recientes sobre las células de memoria ofrecen un escenario más positivo y aseguran que la persona podría quedar protegida durante años. 

Es también el resultado de otro reciente estudio publicado en codirigido por el Instituto de Inmunología La Jollay del que se hace eco The New York Times. 

La investigación concluye que ocho meses después de la infección, la mayoría de las personas que se han recuperado todavía tienen suficientes células inmunes para defenderse del virus y prevenir la enfermedad. Una lenta tasa de disminución a corto plazo sugiere que estas células persisten en el cuerpo por un tiempo muy largo. 

"Esa cantidad de memoria probablemente evitaría que la gran mayoría de las personas contrajeran una enfermedad grave durante muchos años", asegura Shane Crotty, virólogo del Instituto de Inmunología de La Jolla, a The New York Times. 

Otros estudios recientes van en la misma línea y sugieren que el paciente cuenta con una inmunidad celular que lo mantiene protegido, aunque los anticuerpos ya no se detecten pasado el tiempo. 

Estos estudios "en general, están pintando el mismo cuadro, que es que una vez que se superan esas primeras semanas críticas, el resto de la respuesta parece bastante convencional", señala Deepta Bhattacharya, un inmunólogo de la Universidad de Arizona.

Oxford y AstraZeneca solicitan a Europa la autorización de emergencia para su vacuna COVID-19: la aprobación podría llegar el 29 de enero

Se desconoce cómo funcionan las vacunas a largo plazo, pero podrían ser más eficaces que la inmunidad natural 

Un pequeño número de personas infectadas en el estudio del Instituto La Jolla no ganaron inmunidad duradera después de la recuperación. 

Se cree que esto puede ser debido a diferencias en las cantidades de virus a las que estuvieron expuestas. 

Las vacunas pueden superar esa variabilidad individual, asegura en ese sentido Jennifer Gommerman, inmunóloga de la Universidad de Toronto.

"Eso ayudará a enfocar la respuesta, para que no se obtenga el mismo tipo de heterogeneidad que se vería en una población infectada", sostiene.

Por qué las nuevas variantes hacen más necesario que nunca acelerar la campaña de vacunación y que las vacunas lleguen a los países de menos ingresos

La realidad es que se desconoce cuánto dura la inmunidad de las vacunas porque no ha dado tiempo a seguir a los voluntarios. Sin embargo, las farmacéuticas empiezan a hacer sus estimaciones a medida que van obteniendo datos. 

Por ejemplo, Moderna ha asegurado que espera que su vacuna confiera inmunidad durante al menos 1 año. 

Además, las vacunas presentan una ventaja frente a la inmunidad natural en caso de variantes: pueden adaptarse en pocas semanas para ser eficaces frente a las nuevas cepas. 

Por ahora, no parece que ninguna de las variantes circulantes evada la inmunidad natural o inducida por vacunas, pero algunos resultados preliminares sí que sugieren que los anticuerpos adquiridos tras infección podrían ser menos eficaces contra la de Sudáfrica.

Las vacunas tienen otras ventajas sobre las infecciones naturales. Por ejemplo, aunque su diana principal es la proteína S del virus, también tienen otros antígenos específicos que potencian la respuesta del sistema inmune. 

Todo lo que la ciencia sabe (y lo que sigue sin saber) sobre la pérdida del gusto y el olfato provocada por el coronavirus

A pesar de los avances, muchos interrogantes siguen abiertos 

El Dr. Steven Sperber, jefe interino de la división de enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Hackensack, ha advertido a Healthline de todas las preguntas que quedan por responder sobre la inmunidad. 

  • ¿Estás protegido después de la infección? ¿Cuánto tiempo dura la protección?
  • ¿Hay factores relacionados con el paciente (como la edad) que afectan la inmunidad?
  • ¿Hay factores relacionados con la infección del virus (como la gravedad de la enfermedad) que afectan a la inmunidad?
  • ¿Cuál es la mejor manera de medir la inmunidad? ¿Es mediante la medición de anticuerpos? ¿Existe un tipo específico de anticuerpo para medir?
  • ¿Cuánto tiempo durará la protección después de la vacunación?

Sperber sostiene que la mera presencia de anticuerpos no indica protección, sino simplemente que has estado expuesto al virus. 

El experto asegura que, para algunos, los anticuerpos pueden evitar una nueva infección, mientras que a otros simplemente les llevará a tener una segunda enfermedad más leve. 

Sin embargo, un estudio reciente en Reino Unido que incluyó a 20.000 profesionales sanitarios arrojaba algo más de optimismo sobre este asunto al señalar que personas que han pasado la enfermedad del coronavirus están igual de protegidas frente a una reinfección que las que reciben la vacuna. 

El grupo contaba con 6.000 trabajadores que ya habían pasado la infección y 14.000 que no la habían pasado. La investigación siguió a los participantes de junio a noviembre y comparó la tasa de infecciones en ambos grupos, revelando que el haber pasado la enfermedad ofrecía al menos un 83% de protección contra la reinfección. 

"La infección natural funciona tan bien como una vacuna, lo cual es una muy buena noticia para la población", asegura Susan Hopkins, de Public Health England, señalando que la protección frente al coronavirus sintomático era del 94%. 

Otros artículos interesantes:

Quiénes se quedarán fuera de la inmunidad de rebaño: los grupos de población a los que no se recomendará la vacunación

La vacuna monodosis de Johnson & Johnson podría aprobarse en febrero, pero existen dudas sobre si llegarán los 1.000 millones de dosis prometidas para 2021 que acelerarían el fin de la pandemia

La variante del coronavirus en Sudáfrica es un 50% más contagiosa que la cepa original, según el principal experto en enfermedades infecciosas del país