Pasar al contenido principal

Todos los derechos que van a perder los ciudadanos españoles en Reino Unido tras el Brexit

Manifestantes contra el Brexit [RE]
Getty
  • Los derechos para los ciudadanos de la UE que abandonen el Reino Unido durante largos períodos se restringirán tras el Brexit.
  • La falta de avances por parte del gobierno a la hora de dar detalles sobre sus planes para los ciudadanos de la UE ha sido "vergonzosa", como argumentan sus críticos.
  • Dos clases de ciudadanos de la UE se crearían en el Reino Unido.
  • Los ciudadanos de la UE perderán la protección de Tribunal Europeo de Justicia.

Theresa May lanzó el año pasado lo que describió como una "generosa oferta" a los ciudadanos de la UE que permanezcan en Reino Unido tras el Brexit. Los planes, que forman parte de las negociaciones para salir de la UE, desvelaban que los derechos de los europeos que viven allí son "casi equivalentes a los ciudadanos británicos".

Pero los planes incluyen la pérdida de una parte de los derechos existentes para los ciudadanos de la UE. Doce meses después de la "generosa oferta" de May, los ciudadanos europeos saben poco más acerca de los detalles concretos de estos planes.

Leer más: Funcionarios de la UE consideran "surrealista" la política del Partido Laborista sobre el Brexit

"Es bastante interesante ver lo poco que han cambiado en 12 meses, incluso teniendo más certezas ahora mismo. Es realmente vergonzoso", ha asegurado Nicolas Hatton, cofundador de un grupo a favor de los derechos de los ciudadanos de la UE.

Estos son los derechos que los ciudadanos europeos que viven en Reino Unido perderán tras el Brexit.

El derecho a dejar el país

Bajo la actual normativa, los ciudadanos de la UE pueden moverse entre cualquier Estado miembro. El gobierno británico se ha comprometido a poner fin a este derecho tras el Brexit, reemplazándolo por el derecho a ganarse "el estado de residente" en el país. En ese sistema, los ciudadanos de la UE que han estado viviendo en el país durante cinco años pueden solicitar quedarse. En cualquier caso, ser residente no es lo mismo que ser ciudadano británico.

Si bien los ciudadanos británicos son libres de trabajar en el extranjero, incluso por largos períodos manteniendo su ciudadanía británica, los europeos con carácter de residentes no lo son. Con la normativa propuesta, cualquier residente se arriesga a perder su estatus si abandona el país por cinco años o más. El gobierno asegura que hará excepciones si demuestran "lazos fuertes" con el país, pero los detalles aún no han trascendido.

Dos clases de ciudadanos de la UE

Protestas tras el Brexit [RE]
REUTERS/Russell Cheyne

Los ciudadanos europeos que lleguen antes del 31 de diciembre de 2020, podrán solicitar el estatus de residente bajo los términos negociados entre Reino Unido y la UE este año.

Aún no hay información sobre lo que ocurrirá con quienes emigren a Reino Unido tras esa fecha, pero empieza a tomar forma la idea de un sistema de visas. Sobre si esos ciudadanos recibirán un tratamiento preferente respecto a los procedentes de países fuera de la UE, aún sigue habiendo debate in las negociaciones sobre el Brexit.

El derecho a acoger a familiares

Los ciudadanos de la UE que viven en Reino Unido tiene el derecho de acoger a miembros de su familia. Ese derecho será eliminado o alterado tras el Brexit.

Los negociadores de la UE han cerrado este año el compromiso del gobierno de Reino Unido para prorrogar los derechos de reunificación familiar tras la transición a cónyuges, padres e hijos, pero no así a parejas fuera del matrimonio.

Leer más: 5 cosas que hemos aprendido del acuerdo del Brexit

Hatton ha explicado a Business Insider USA que esto significa que los ciudadanos de la UE más jóvenes serán objeto de una injusta discriminación. "Una vez más, esto es discriminatorio para los jóvenes europeos que tendrán que pasar por el umbral de ingresos y otros obstáculos para traer a la persona de la que se habrían enamorado fuera del Reino Unido".

Pérdida de protección de los tribunales europeos

Protestas contra el Brexit ante el Parlamento [RE]
Thomson Reuters

Los ciudadanos europeos en Reino Unido están al amparo del Tribunal Europeo de Justicia. Aún así, Theresa May se ha propuesto abandonar la jurisdicción del tribunal tras el Brexit. Algo que parece ser el mayor punto de desencuentro en las negociaciones.

Claude Morae, presidenta del Comité de libertades civiles, justicia y asuntos domésticos del Parlamento Europeo, explicaba el año pasado que la propuesta de dejar el tribunal "amenaza los derechos tanto de los ciudadanos europeos en Reino Unido como de los británicos en Europa" y podría "crear más incertidumbre para estos ciudadanos y consumir un tiempo de negociación limitado".

Por otra parte, una falta de acuerdo para el Brexit sigue siendo la mayor amenaza para la situación de los ciudadanos de la UE en Reino Unido. En caso de que Theresa May no logre un acuerdo con Bruselas para marzo del próximo año, la mayoría de los ciudadanos de la UE probablemente residirían en el Reino Unido sin un estatus legal formal. Hatton ha explicado que "técnicamente, serían inmigrantes ilegales", y ha agregado que los activistas "no tienen idea de cómo el Reino Unido está planificando esta eventualidad".

Te puede interesar