De la fatiga a la paranoia: todos los síntomas del COVID persistente, según su grado de frecuencia

Mujer con síntomas del COVID persistente.

Getty

"Después del alta hospitalaria, persistía la febrícula, la tos, la fatiga y el temblor en las manos. Piensas que en unos días todo pasará. Pero no es así", cuenta a Business Insider España una joven técnico en cuidados de enfermería en Urgencias, que se contagió en septiembre de 2020 y sufre COVID persistente

El COVID prolongado, también conocido como long COVID, no es un conjunto de secuelas de la enfermedad que el coronavirus provoca. 

El síndrome se manifiesta como un conjunto sintomático multiorgánico que se extiende más allá de las 4 e incluso 12 semanas de la enfermedad, de acuerdo con la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). 

Podría afectar al 80% de los recuperados, independientemente de la gravedad de su caso y de las comorbilidades previas. Pero se identifica principalmente en mujeres (79% del total) y en pacientes con una media de 43,3 años de edad. 

Hasta la fecha, los investigadores aún no han encontrado un porqué para su aparición. Aunque barajan 3 teorías: la persistencia del virus en el organismo, la tormenta inflamatoria y la presencia de autoanticuerpos en el contagio que actúan contra proteínas inmunomoduladoras. 

"Con las pruebas complementarias y accesibles a la población general a día de hoy —no biopsias cerebrales— a la mayoría de los pacientes generalmente no se les encuentra una causa orgánica que justifique la persistencia de síntomas", explica la Dra. Esther del Corral Beamonte, médico internista en el Hospital Royo Villanova (Zaragoza) y portavoz de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI).

Una investigación más reciente encontró que la activación de virus latentes en el organismo por la proteína espiga del SARS-CoV-2 podría jugar un papel importante en la aparición y persistencia de los síntomas del COVID-19.

"No puedo leer más de dos páginas seguidas y ver la tele me provoca espasmos": 5 personas que sufren covid persistente cuentan por qué no pueden seguir con su vida como antes

Las secuelas de la enfermedad, por su parte, suelen afectar generalmente a hombres mayores de edad con comorbilidades. Tienen un vínculo con el daño orgánico o estructural que causa la infección. Y, por ende, se reconocen en la etapa postCOVID.

"Si has tenido una hospitalización en UCI y has estado mucho tiempo conectada a ventilación mecánica, lo más fácil es que desarrolles polineuropatía del enfermo grave —una secuela por haber estado ingresado en una UCI—. También si has sufrido un ictus durante la hospitalización. Esos son secuelas de la enfermedad", explica la Dra. del Corral.

11 síntomas silenciosos del COVID persistente

Hasta la fecha, se han asociado 206 síntomas a su afección. Pero un estudio, ya revisado por pares, publicado en Scientific Reports, ha identificado en un metaanálisis 55 principales problemas de salud

De estos, 47 son síntomas físicos, que pueden afectar a las rutinas de los pacientes afectados por el COVID persistente y resultar "incapacitantes", según otro estudio realizado en España por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y el colectivo Long Covid ACTS.

"El primer día de trabajo recuerdo que me di cuenta que no recordaba el nombre de parte del material sanitario. Una compañera tuvo que irme diciendo el nombre de cada cosa. He sufrido la pérdida de habilidades aprendidas, como la informática o la costura", cuenta la sanitaria.

El siguiente gráfico muestra los 47 síntomas de más a menos frecuentes —entre los que se encuentran los síntomas mencionados por la joven con COVID persistente—, según la clasificación de los autores publicados por Nature.

,,,,,

La fatiga es el síntoma más común entre los pacientes con COVID prolongado (58%), según los datos del metaanálisis. Le siguen los dolores de cabeza, con una prevalencia del 44% entre los afectados. 

Otro grupo de síntomas afectan a entre el 15% y el 30% de los pacientes analizados en los más de 18.000 estudios que criba el análisis. Entre ellos, los trastornos de la atención —una de las afecciones neurológicas más comunes—, la caída del pelo, la dificultad para respirar y la pérdida del gusto. 

La investigación de la SEMG y los representantes del colectivo de pacientes Long Covid ACTS también encontró que los síntomas más comunes de la afección son la astenia (95,9%), la cefalea (86,5%), el estado de ánimo bajo (86,2%), la mialgia (82,8%), la disnea (79,3%), la diarrea (70,8%) y las palpitaciones (69,9%).

Otra investigación, no revisada por pares, publicada en medRxiv, reveló que los 5 síntomas más frecuentes —la fatiga, los dolores de cabeza, la dificultad para respirar o disnea, la voz afónica y el dolor muscular— eran también los síntomas más predictivos del COVID persistente

Otros artículos interesantes:

19 síntomas incapacitantes de las 201 afecciones que pueden sufrir los pacientes con COVID persistente

12 signos de COVID-19 prolongado que debes consultar con tu médico

Enfermedades que deberían preocuparte mucho más que el coronavirus si eres joven

Te recomendamos