Las dietas ricas en café, vino tinto y verduras de hoja verde reducen la inflamación y el riesgo de enfermedades cardíacas, según un nuevo estudio

gilaxia/Getty Images

  • Una nueva investigación ha analizado cómo los alimentos inflamatorios —como la carne roja, los cereales refinados y las bebidas azucaradas— aumentan el riesgo de enfermedad cardíaca y accidentes cerebrovasculares.
  • Los investigadores encontraron que los alimentos ricos en antioxidantes —como verduras de hoja verde, verduras anaranjadas como zanahorias y pimientos, café, té y vino tinto— se relacionaron con una reducción de la inflamación y el riesgo de enfermedades cardíacas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Beber más vino y café y comer verduras de hoja verde podría ser bueno para tu corazón, según las conclusiones de una nueva investigación, —especialmente si también reduces el consumo de alimentos procesados—.

Los investigadores, dirigidos por la Harvard T.H. Chan School of Public Health, han estudiado hasta 30 años de datos dietéticos de un total de 210.145 estadounidenses con el objetivo de evaluar cuánto influyen ciertos alimentos en los riesgos de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Descubrieron que una dieta rica en ingredientes proinflamatorios, como la carne procesada y los carbohidratos refinados, podía aumentar en un 46% el riesgo de una persona de sufrir una enfermedad cardíaca y en un 28% el de sufrir un accidente cerebrovascular.

Por el contrario, el estudio ha revelado que los participantes que comían muchos alimentos antiinflamatorios tenían un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas.

En concreto, alimentos como las verduras de hoja verde, las verduras de color naranja y amarillo, como las zanahorias y los pimientos, los cereales integrales, el café, el té y el vino tinto son ricos en antioxidantes y vitaminas que, según los estudios, tienen importantes beneficios para la salud.

Este estudio es único en el sentido de que los investigadores analizaron el impacto acumulativo de los alimentos proinflamatorios sobre el riesgo de enfermedad cardíaca. En otras palabras: por qué algunos alimentos son más dañinos para la salud del corazón que otros a la larga.

17 alertas de tu corazón que no debes ignorar

"Nuestro estudio se coloca entre los primeros en vincular un índice inflamatorio dietético (basado en alimentos) con un riesgo a largo plazo de enfermedad cardiovascular", asegura la doctora Jun Li, autora principal del estudio e investigadora de nutrición en Harvard T.H. Chan School of Public Health, en un comunicado de prensa.

El equilibrio entre alimentos proinflamatorios y antiinflamatorios 

Los alimentos que favorecen la inflamación, capaces de aumentar las sustancias químicas del estrés en el cuerpo, están relacionados con tasas más altas de problemas cardíacos, según el estudio publicado en la edición del 10 de noviembre de la revista Journal of the American College of Cardiology.

Después de controlar los factores ligados al estilo de vida, descubireron que las personas que comían más carne roja, carne procesada, granos refinados y bebidas azucaradas, como los refrescos, tenían más probabilidades de sufrir ataques cardíacos o desarrollar enfermedades cardíacas durante el estudio.

Todos estos grupos de alimentos están vinculados a biomarcadores que indican el estrés en el cuerpo, según estudios anteriores que clasificaron el potencial de inflamación midiendo las proteínas sanguíneas en respuesta a patrones específicos de alimentación.

Investigaciones anteriores también han relacionado estos alimentos con una mala salud cardíaca.

Un estudio del pasado mes de febrero relacionó comer dos porciones de carne a la semana con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, y hay pruebas de que reducir el consumo de carne se asocia con mejores resultados cardiovasculares. También hay una amplia investigación de que los alimentos procesados, incluido el azúcar y otros carbohidratos refinados, son malos para la salud en todo tipo de formas.

Tomar una bebida azucarada al día puede aumentar el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular

Por el contrario, tomar más alimentos vegetales sin procesar puede ayudar a reducir la inflamación, sugiere la ciencia. Ciertos estudios han demostrado niveles reducidos de inflamación en personas que cambian a una dieta basada en plantas.

También hay evidencias de que ciertos compuestos y nutrientes en los alimentos vegetales ayudan a reducir la inflamación. En particular, los nutrientes vegetales llamados polifenoles parecen contribuir a regular el sistema inmunológico (y reducir la respuesta del cuerpo al estrés) y ayudar a reducir el riesgo de enfermedad.

Pero es posible que algunos de estos beneficios también provengan de minimizar el consumo de alimentos procesados ​​dañinos. Se necesita más investigación para comprender mejor cómo funciona esto.

Las personas con mayor esperanza de vida toman café, vino y verduras de hoja verde

Estos hallazgos son consistentes con la evidencia previa de que las dietas a base de plantas protegen contra las enfermedades cardíacas, según un editorial relacionado con el estudio.

Las dietas ricas en estos alimentos se clasifican constantemente entre las más saludables del mundo. Estos incluyen la dieta mediterránea, que prioriza las grasas saludables y los productos frescos sobre las carnes rojas y los alimentos procesados, y la dieta Blue Zones, que sigue el modelo de las regiones del mundo donde las personas tienen vidas más largas y saludables.

Sin embargo, una limitación de este estudio es que muestra una correlación entre los patrones de alimentación, la inflamación y el riesgo de enfermedad cardíaca. Se necesitan más datos para establecer si estos patrones de alimentación y la inflamación relacionada causan este tipo de enfermedades.

Más investigación sobre cómo los alimentos afectan la inflamación puede ayudarnos a comprender mejor qué hace que estos patrones de alimentación sean más saludables y cómo optimizar las propias dietas para mejor salud, según indica el doctor Ramón Estruch, autor del editorial y consultor senior del servicio de Medicina Interna del Hospital Clínic de Barcelona.

Esta es la cantidad de frutas y verduras que debes comer al día si quieres estar sano

"Un mejor conocimiento de la protección de la salud proporcionada por diferentes alimentos y patrones dietéticos, principalmente por sus propiedades antiinflamatorias, debería proporcionar la base para diseñar patrones dietéticos aún más saludables para proteger contra las enfermedades cardíacas", asegura Estruch en un comunicado de prensa. "Al elegir alimentos en nuestra dieta, debemos tener cuidado con su potencial proinflamatorio y antiinflamatorio".

LEER TAMBIÉN: Así saltan los virus desde los animales hasta los seres humanos

LEER TAMBIÉN: He probado el yoga por primera vez en mi vida: tengo claro que es una experiencia fantástica para desconectar y tener un mayor control de tu cuerpo y tu mente

LEER TAMBIÉN: 13 síntomas de depresión que puedes sufrir por la pandemia de coronavirus

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Alimentación
  2. Vida sana
  3. Dietas
  4. Salud