Toyota insiste en el hidrógeno como vía alternativa a la descarbonización: "No queremos ser vistos como un fabricante de eléctricos, sino como una compañía neutra en carbono"

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, en la presentación de un modelo de coche de hidrógeno de competición.
El presidente de Toyota, Akio Toyoda, en la presentación de un modelo de coche de hidrógeno de competición.

REUTERS/Tim Kelly

  • La compañía japonesa sigue buscando alternativas al coche eléctrico, y trabajará en llevar el hidrógeno a las motos con Kawasaki, Subaru y Yamaha.
  • Toyota fue una de las compañías, junto a Volkswagen, Renault-Nissan o Hyundai, que no firmó el acuerdo de la Cumbre del Clima para dejar de vender coches de combustión entre 2035 y 2040.
  • El sector automovilístico japonés se juega 5,5 millones de empleos en esta transición: “Si dicen que los motores de combustión interna son el enemigo, no podríamos producir casi ningún vehículo”, advirtió este septiembre Akio Toyoda.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La principal fabricante de vehículos del mundo, la japonesa Toyota —superó en 2020 a la alemana Volkswagen con 9,5 millones de unidades vendidas— sigue buscando caminos alternativos a la descarbonización más allá de los coches eléctricos.

Toyota fue una de las grandes marcas que no firmó el acuerdo de gobiernos y fabricantes para dejar de vender motores de combustión en 2040 —tampoco lo hicieron Volkswagen, Renault-Nissan o Hyundai-Kia— y justo después del cierre de la Cumbre del Clima en Glasgow (Escocia), la marca nipona presentaba un acuerdo con Kawasaki, Subaru y Yamaha para impulsar... los vehículos de combustión.

Obviamente, no se referían a motores de combustión contaminantes, sino impulsados por hidrógeno, que está considerado una alternativa limpia, ya que tan solo produce como residuo vapor de agua, aunque su producción sí puede generar polución si no se trata de hidrógeno verde —el generado por fuentes renovables— y requiere un elevado consumo eléctrico.

Decepción en la Cumbre del Clima: hay acuerdo para contener el aumento de la temperatura del planeta, pero apenas se reducirá el uso del carbón

Las marcas japonesas anunciaron un compromiso para "explorar el uso del hidrógeno en motores de dos ruedas y otros vehículos" y utilizar "combustibles neutros en carbono" que puedan ayudar a reducir emisiones más allá de los vehículos eléctricos, según un comunicado conjunto de una comparecencia en la que explicaron que competirán en varias categorías del automovilismo y motociclismo japonés con vehículos de hidrógeno.

"El enemigo es el carbono, no los vehículos de combustión. No debemos centrarnos solo en una tecnología sino utilizar todas las que ya tenemos. La neutralidad de carbono no se trata de tener una sola opción, sino mantener varias abiertas", agregó Akio Toyoda, director ejecutivo de Toyota, en el circuito de Okayama, donde se presentó la iniciativa, según recoge Reuters.

El interés del fabricante nipón por esta tecnología no es nuevo: desde hace años tiene un modelo impulsado por hidrógeno, el Mirai, con el que ha conseguido hasta 1.000 kilómetros de autonomía en una prueba hace meses en París y en febrero anunció que había desarrollado un sistema de pila de hidrógeno adaptable a cualquier vehículo.

Sin embargo, este modelo, lanzado en 2014, apenas ha vendido unas 10.000 unidades a nivel mundial en 7 años según la web oficial de Toyota

En su contra juegan la falta de una infraestructura de recarga de hidrógeno: Japón tiene unas 160 hidrogeneras, en Europa apenas hay un centenar (91 en Alemania, según la organización alemana H2 Mobility, y en España solo hay 6, aunque el Gobierno tiene como objetivo superar el centenar en 2030.

El miedo de Toyota: 5,5 millones de empleos en juego

La insistencia de Toyota en ofrecer alternativas a los vehículos eléctricos —ha sido uno de los pioneros en una estrategia exitosa de híbridos— tiene que ver con ser el buque insignia de la industria automovilística japonesa, que produce unos 10 millones de vehículos al año, un 50% de ellos destinados a la exportación. Un salto al eléctrico podría poner en peligro su producción.

“Japón es un país que depende de las exportaciones”, aseguró Akio Toyoda este septiembre. “Por lo tanto, la neutralidad de carbono equivale a una cuestión de empleo para Japón. Algunos políticos están diciendo que tenemos que convertir todos los coches en vehículos eléctricos o que la industria manufacturera es anticuada”.

Toyota, de los híbridos a los eléctricos puros: lanzará un todocamino 100% eléctrico en Europa en 2021

“Si dicen que los motores de combustión interna son el enemigo, no podríamos producir casi ningún vehículo”, añadió Akio Toyoda. 

La marca nipona, no obstante, está lanzando poco a poco su ofensiva de eléctricos puros. En abril presentó el todocamino (SUV) eléctrico bZ4X, el primero de su nueva línea bZ Series, con la que pretende sacar 7 modelos antes de 2025.

Otros artículos interesantes:

El CEO de Toyota cree que el coche eléctrico destruirá puestos de trabajo: hasta 5,5 millones solo en Japón

Toyota bate el récord de autonomía de un coche de hidrógeno con el Mirai: 1.003 kilómetros con un solo depósito

El hidrógeno puede ser una alternativa limpia al transporte de mercancías, pero España aún no tiene ninguna 'hidrogenera' pública de las 100 que prevé para 2030

Te recomendamos