Toyota planea transformar los coches más antiguos en modelos ecológicos para reducir las emisiones de carbono, mientras se enfrenta a las críticas por su indecisión respecto a los eléctricos

Akio Toyoda, Consejero Delegado de Toyota, pronuncia un discurso en el escenario del Salón del Automóvil de Tokio, un evento del sector similar a los salones mundiales del automóvil, en Chiba, cerca de Tokio.
Akio Toyoda, Consejero Delegado de Toyota, pronuncia un discurso en el escenario del Salón del Automóvil de Tokio, un evento del sector similar a los salones mundiales del automóvil, en Chiba, cerca de Tokio.

Eugene Hoshiko/AP Photo

  • Toyota planea convertir los coches más antiguos en modelos ecológicos mediante la actualización de piezas, según informa AP
  • El consejero delegado, Akio Toyoda, anunció el proyecto el viernes en un evento del sector celebrado en Tokio. Toyota se ha mostrado reacio a producir vehículos eléctricos debido a sus elevados costes y a la falta de demanda.

Toyota tiene una idea para hacer que sus coches sean más respetuosos con el medio ambiente —  y no implica la producción de nuevos vehículos eléctricos.

El consejero delegado de Toyota, Akio Toyoda, ha anunciado que la empresa planea utilizar una estrategia de "conversión" que consiste en transformar los coches más antiguos en modelos más sostenibles mediante la sustitución de determinadas piezas, según informa Associated Press

En un evento del sector celebrado el viernes, Toyoda —nieto del fundador de la empresa, Kiichiro Toyoda— ha explicado que Toyota está estudiando la posibilidad de incorporar tecnologías sostenibles, como pilas de combustible y motores eléctricos, en coches más antiguos, en un esfuerzo por acelerar el impulso de la industria hacia los vehículos eléctricos.

"No quiero dejar atrás a ningún amante de los coches", afirma Toyoda en el Salón del Automóvil de Tokio.

La propuesta supone un paso importante para Toyota, que se ha quedado rezagada respecto a sus competidores en la adopción de vehículos eléctricos. 

 

La compañía se ha enfrentado a crecientes críticas por su falta de compromiso con la producción de vehículos eléctricos, una reticencia que se debe en gran parte al alto coste de fabricación de los coches y a la insistencia de Toyoda en que algunos mercados, en particular EEUU, no están preparados para ellos, según publica The Wall Street Journal.

En su lugar, la empresa ha buscado alternativas en forma de coches híbridos que funcionan con una mezcla de gasolina y electricidad, y coches impulsados por hidrógeno. Aunque Toyota se ha establecido como líder en híbridos, la dedicación de la empresa a este modelo ha llevado a algunos a creer que se ha convertido en un medio para evitar un impulso más amplio hacia lo eléctrico. 

Según explica Electrek, que rastrea el desarrollo de vehículos de propulsión eléctrica, Toyota ha generado menos del 1% de las ventas en EEUU de vehículos no híbridos de emisiones cero y "tiene la cadena de suministro menos desarrollada para reducir las emisiones de carbono". 

En el acto, Toyoda ha declarado que, aunque "la normativa ha provocado una carrera por sacar vehículos eléctricos lo antes posible", ese no es "el enfoque de Toyota", según The Wall Street Journal

A pesar de su indecisión a la hora de adoptar los vehículos eléctricos, en diciembre de 2021 la empresa se fijó el objetivo de vender 3,5 millones de vehículos eléctricos al año de aquí a 2030. En ese momento, Toyota también se comprometió a hacer que todos los modelos de su línea Lexus fueran eléctricos en EEUU, China y Europa para 2030. 

"Será difícil, pero es algo que debemos hacer", afirmó Toyoda en diciembre de 2021. 

Otros artículos interesantes:

Europa vs. China: BMW es la reina de los beneficios, mientras que Toyota es la marca que más coches matricula

Un joven de 17 años diseña un motor que podría revolucionar el futuro de los coches eléctricos

10 coches innovadores que marcaron la historia y transformaron sus respectivas compañías

Te recomendamos