Toyota informa a sus proveedores de un nuevo recorte de producción en Japón para los próximos 3 meses debido a la crisis de la cadena de suministros

Akio Toyoda, CEO mundial del Grupo Toyota, en la presentación de resultados del segundo trimestre (año fiscal nipón).
Akio Toyoda, CEO mundial del Grupo Toyota, en la presentación de resultados del segundo trimestre (año fiscal nipón).

Mientras la mayoría del sector de la automoción, especialmente los fabricantes europeos, mira a Rusia y el impacto de la invasión de Ucrania sobre las ventas y el precio de la energía y las materias primas, la crisis de la cadena de suministros todavía no ha terminado.

Tanto es así que Toyota, el primer fabricante de vehículos del mundo ?que tenía previsto cerrar su año fiscal, que acaba en marzo, con 8,5 millones de unidades producidas después de un recorte de previsiones de medio millón de vehículos? ha anunciado a sus proveedores un nuevo recorte de su producción en sus fábricas de Japón de abril a junio, según ha adelantado Reuters.

El recorte será del 20% respecto a los planes iniciales de la compañía en abril, del 10% en mayo y del 5% en junio, y según dijo en un encuentro con representantes de los sindicatos el presidente de Toyota, Akio Toyoda, se debe a que si no toman esa decisión, los proveedores no serían capaces de atender a las necesidades de la compañía.

El primer ejecutivo del fabricante japonés calificó esta decisión como "un enfriamiento intencionado" de la actividad, para asegurar la seguridad y la calidad de sus productos.

Si tomamos como referencia los datos de producción en sus fábricas de Japón de 2021 ofrecidos por la propia compañía, este recorte supondría unos 88.200 vehículos menos en el conjunto del trimestre, una cantidad que se extrae de la suma de una reducción de 53.500 vehículos en abril, 20.000 vehículos en mayo y 14.700 vehículos en junio.

Un comienzo de año aciago para Toyota

El inicio de este año 2022 no ha sido positivo para la compañía japonesa, que hace un mes tuvo que anunciar un recorte de previsiones de medio millón de vehículos para su último trimestre ?su año fiscal acaba en marzo? debido a los problemas de la cadena de suministro y los efectos de la variante omicron de la covid-19.

A esa situación se sumó a finales de febrero un ciberataque a uno de sus principales proveedores en Japón, la compañía Kojima Industries, que incluso llegó a ser vinculado a la invasión rusa de Ucrania, una posibilidad que hasta el primer ministro japonés, Fumio Kishida, llegó a admitir que investigaban, aunque finalmente no se dio a conocer ninguna relación directa.

Un ciberataque a un proveedor obliga a Toyota a parar todas sus fábricas en Japón, un golpe que le cuesta 10.000 vehículos al día

Finalmente, Toyota anunció el reinicio de su actividad dos días después, el 2 de marzo, después de que el ciberataque hubiera parado la actividad de 28 líneas de producción en sus 14 fábricas japonesas, un impacto que se calculó en 10.000 vehículos diarios.

Otros artículos interesantes:

Toyota recorta sus previsiones de producción anual en 500.000 unidades por la crisis de semiconductores

Un ciberataque a un proveedor obliga a Toyota a parar todas sus fábricas en Japón, un golpe que le cuesta 10.000 vehículos al día

El CEO de Volkswagen alerta de que las consecuencias económicas de una guerra larga en Ucrania serán "mucho peores" que la pandemia

Te recomendamos