Google se vuelve a ofrecer como proveedor al Pentágono y parte de su plantilla ya teme que sus tecnologías e IA se usen para la guerra

El CEO de Google, Sundar Pichai.
El CEO de Google, Sundar Pichai.

Getty Images/Justin Sullivan

  • Google está ofreciéndose de nuevo como proveedor para un contrato con el Pentágono estadounidense.
  • La iniciativa ha molestado a varios trabajadores de la multinacional, que están volcando su malestar en foros internos de la compañía.
  • Si lo gana, Google pondrá sus principios éticos sobre la inteligencia artificial en riesgo.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tres años después de que se retirara de un polémico contrato militar, Google se ha vuelto a postular para trabajar con el Pentágono.

Según publicaba The New York Times este miércoles, el gigante tecnológico está preparando una propuesta para un lucrativo contrato conocido como el JWCC, que impulsará una unidad del Departamento de Defensa estadounidense para garantizar la capacidad cloud en las técnicas de guerra del país. La tecnología de Google sería utilizada con fines militares.

Si logra ganar el contrato, Google enfadará a buena parte de su plantilla, ya que varios trabajadores manifestaron su malestar cuando la compañía trató de alcanzar un acuerdo con el Pentágono para usar sus modelos de IA con el fin de analizar las grabaciones de dron del ejército. Debido a la polémica, Google no renovó lo que se conoció como el Proyecto Maven.

Ahora, con la noticia de que Google espera renovar un acuerdo con el Departamento de Defensa, varios de sus trabajadores han expresado su preocupación de nuevo.

Google prometió que no usaría su IA en el negocio de la guerra, pero su brazo inversor tiene posiciones en firmas que ganan millones con contratos de defensa en EEUU

El Alphabet Workers Union (sindicato de trabajadores de Alphabet, la matriz de la compañía) cuenta con más de 800 afiliados, todos empleados de la multinacional. La organización ya compartió su opinión en un tuit publicado este miércoles.

"Han dedicado años a despedir trabajadores organizándose y a limitar la transparencia porque lo único que le importa a Google son los resultados", expuso el sindicato. "Los trabajadores volveremos a pelear y volveremos a ganar de nuevo".

En sus propios foros internos, varios empleados han ridiculizado a la compañía con memes extraídos de la plataforma Memegen, algunos de los cuales han sido vistos por Business Insider.

Un meme cogía una foto de Mark Zuckerberg anunciando la nueva marca de su compañía, Meta, y lo reemplazaba con una imagen del CEO de Google, Sundar Pichai, anunciando otro cambio de nombre para su firma: "Pentágono".

Otro meme era el del "tipo de incógnito", en el que aparece Homer Simpson tratando de pasar desapercibido con un mostacho falso, y sobre la imagen aparecía la siguiente frase: "¿Qué es el Proyecto Maven? Yo soy el proyecto JWCC".

Uno de los memes más profundos usaba como plantilla la foto de un pequeño pájaro frailecillo dando una "opinión impopular": "Hay un momento en el que una compañía gana tanto dinero que no necesita comprometer su ética solo en nombre del crecimiento eterno".

Un examen para Google

La decisión de Google de licitar por este nuevo contrato con el Pentágono también pone a examen los principios éticos para el uso de sus modelos de inteligencia artificial. En 2018, 4.000 trabajadores firmaron una petición conjunta pidiendo al CEO, Sundar Pichai, que terminase con el Proyecto Maven.

Después de anunciar que no renovaría dicho proyecto, Google publicó una serie de principios que guiarían su trabajo en el ámbito de la IA, lo que incluía no ofrecer sus tecnologías para crear armas u otras soluciones que pudiesen provocar daños.

Así está la guerra entre Amazon, Microsoft y Google por conseguir el mejor sistema en la nube para que los desarrolladores puedan crear software con inteligencia artificial

Google tampoco licitó por un contrato multimillonario conocido como el contrato JEDI, por el cual el propio Pentágono buscaba proveedores para su nube. Entonces la compañía adujo no estar segura de que ese contrato encajaría con sus propios principios éticos y que no contaban con los certificados necesarios.

El contrato JEDI lo acabó ganando Microsoft, aunque acabó disolviéndose a principios de este año después de una disputa legal con Amazon. El JEDI ha sido reemplazado con el JWCC, un contrato fragmentado que permitirá a varias tecnológicas participar.

"Creemos que una estrategia multicloud permitirá al Departamento de Defensa contar con la mejor solución hoy y en el futuro", aseguró un portavoz de Google a Business Insider. "Estamos firmemente comprometidos con trabajar con la administración pública, lo que incluye el Departamento de Defensa, el de Energía, o el Instituto Nacional de Salud, así como con otras tantas agencias gubernamentales".

El portavoz no ha respondido a las preguntas que este medio remitió sobre los casos de uso que se le daría en este caso a las tecnologías de Google.

Otros artículos interesantes:

Google Noticias volverá a España 7 años después de su cierre

7 trucos ocultos para gestionar mejor Google Chrome

Las cartas de presentación que abren las puertas de Google, LinkedIn o Snapchat

Te recomendamos