Los trabajadores de Samsung, en huelga indefinida para conseguir mejores salarios y prestaciones

Los miembros del sindicato Samsung Electronics durante la huelga de tres días que ha tenido lugar en Hwaseong, Corea del Sur.
Los miembros del sindicato Samsung Electronics durante la huelga de tres días que ha tenido lugar en Hwaseong, Corea del Sur.

Soo-hyeon Kim/Reuters

  • En las últimas semanas, los empleados de Samsung han ido a la huelga por primera vez en la historia de la compañía (que se fundó en el año 1969). En el foco de las protestas se ha encontrado la demanda de una subida salarial. 
  • Sin embargo, los sindicatos afirman que la dirección de la empresa no ha mostrado intención de negociar, por lo que han convocado una huelga indefinida que podría afectar a la línea de producción de Samsung.

La semana pasada se conocía la noticia de que Samsung se estaría preparando para registrar un ascenso meteórico de sus beneficios.

Concretamente, fue el propio fabricante surcoreano el que anticipó que, en los próximos días, con motivo de la presentación de sus resultados financieros correspondientes al segundo trimestre del año (que tendrá lugar el próximo 31 de julio), su beneficio operativo podría alcanzar una cifra 15 veces mayor a la del mismo periodo del año anterior.

El motivo de esta mejora tendría que ver con el aumento que han experimentado los precios de los semiconductores, motivado a su vez por el boom de la inteligencia artificial generativa. Sin embargo, la situación económica que estarían atravesando las cuentas de Samsung sería muy distinta a de la plantilla del gigante tecnológico.

Los trabajadores de Samsung anunciaron hace unas semanas que se disponían a ir a la huelga por primera vez en la historia de la compañía, que se fundó en el año 1969, ante la inacción de su directiva con respecto a las demandas por parte del personal de subidas salariales y mejora de las prestaciones. 

Finalmente, los miembros del Sindicato Nacional de Samsung Electronics —NSEU, por sus siglas en inglés— fueron a la huelga este mes de junio, pero parece que no habrían conseguido lo que se proponían, ya que su intención ahora es convocar una huelga indefinida. 

Samsung

Al menos así lo han publicado medios de comunicación como la BBC, que han adelantado que el NSEU ha convocado a sus cerca de 30.000 afiliados a un nuevo paro indefinido tras la huelga de tres días que ha tenido lugar del 8 al 10 de julio. Al parecer, el sindicato habría tomado esta decisión después de que Samsung no haya mostrado ninguna intención de mantener conversaciones sobre sus demandas.

Según ha indicado el medio británico, el Sindicato Nacional de Samsung Electronics representa a casi una cuarta parte de los empleados del fabricante en Corea del Sur, por lo que sus convocatorias de huelga podrían haber perturbado la producción. Samsung, por el contrario, ha rebatido esas afirmaciones (procedentes de NSEU).

"Samsung se asegurará de que no se produzcan interrupciones en las líneas de producción. La empresa sigue comprometida a entablar negociaciones de buena fe con el sindicato", ha declarado un representante de la organización a la BBC.

Por su parte, el sindicato ha defendido que "la compañía no tiene intención de entablar un diálogo ni siquiera después de la primera huelga general", por lo que van a declarar "una segunda huelga general a partir del 10 de julio, de duración indefinida".

Según ha detallado NSEU, unos 6.500 trabajadores han participado en los paros hasta ahora, pero se espera que más miembros se unan a la acción sindical.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.