Empleados en Twitter ya imaginan la batalla legal contra Elon Musk, al que acusan de intentar escabullirse del acuerdo de compra de 44.000 millones

Twitter nuevas funciones

Reuters

Este lunes fue otro día de intrigas en el que los trabajadores de Twitter comenzaron su jornada tras conocer una carta pública en la que Elon Musk, su supuesto futuro jefe, acusaba a la compañía de "resistirse activamente" a sus demandas de información sobre cuentas falsas. La carta fue vista como un nuevo intento más de escabullirse del acuerdo de compra de 44.000 millones.

Sean Edgett, asesor jurídico de la compañía, es el único ejecutivo que se ha puesto en contacto con la plantilla a cuenta de esta nueva carta de Musk, según los empleados. En la carta, Musk acusaba a Twitter de vulnerar sus derechos sobre el acuerdo de compra, firmado hace apenas seis semanas. Musk ya anunció que congeló la compra y criticó la dirección de Twitter.

En un correo electrónico remitido a los trabajadores, Edgett dijo querer "abordar el punto del comprador y asegurarnos de que tenéis clara nuestra postura". Recordó un comunicado público de la plataforma:

"Twitter ha compartido y seguirá compartiendo información con el señor Musk para consumar la transacción de acuerdo a los términos del acuerdo. Creemos que este acuerdo es lo mejor para los accionistas. Tenemos intención de cerrarlo y hacerlo cumplir en los términos y en el precio acordados", incidió.

La preocupación de Elon Musk con los bots en Twitter continúa, a pesar de que la compañía defendiese que este tipo de cuentas representan menos del 5% de sus 230 millones de usuarios activos. El magnate insiste en dirigir su propio estudio.

Con Edgett enfatizando sobre el compromiso de Twitter para llevar a cabo este acuerdo, los empleados de Twitter ahora discuten abiertamente la posibilidad de que la compañía presente una o varias demandas a Musk, según empleados y mensajes que los mismos han compartidos a través de canales de Slack internos que han sido vistos por Business Insider.

"Parece que lo único que queda por saber es a quién demandarán los accionistas después de que el acuerdo estalle", escribía uno de los trabajadores en Slack.

Un grupo de accionistas de Twitter demanda a Elon Musk por querer hundir las acciones de la compañía

Vijaya Gadde, responsable de Legal de Twitter, se refirió específicamente a la posibilidad de que Twitter demande a Musk durante reuniones previas de la compañía, según ha sabido Business Insider.

"Esto no va solo de la comisión de rescisión. Es de cómo todas las garantías se compenetran juntas para crear seguridad sobre el acuerdo", defendió entonces la especialista.

Otro empleado de Twitter especulaba este lunes que si lo único que pretende Musk es forzar una renegociación del precio después de que las acciones de Twitter y Tesla empezaran a caer (Musk está usando muchas acciones de Tesla para financiar la compra), la red social no debería ceder ni un milímetro.

"Su palabra no vale nada, y sus acuerdos firmados, tampoco", escribía. "O explota todo con una comisión de rescisión más grande negociada o se fuerza el acuerdo al precio original, lo que probablemente terminaría en una batalla en los juzgados que posiblemente ganaríamos".

Aunque muchos empleados de Twitter hayan expresado su consternación o su aversión personal a Musk, no todos están disfrutando de su último intento de incumplir el acuerdo.

"Pensarás que la gente que no le gusta Musk estará hoy feliz, pero no veo mucho de eso hoy", reconocía este trabajador en declaraciones a Business Insider.

Un miembro del personal escribía en Slack: "En este punto, no me importa cómo se escabulla, siempre que lo haga". El mensaje recibió muchas reacciones positivas, pero la mayor parte de la conversación en Slack sobrevoló una posible demanda y qué implican los últimos movimientos de Musk para el valor de las acciones y el rendimiento de la compañía.

"Espero que el mercado sea más indulgente con el precio de las acciones si el acuerdo decae", exponía otro trabajador.

Otro profesional hizo referencias a la comisión de 1.000 millones de dólares que Musk tendría que pagar de retirarse del acuerdo. "Espero, por favor, que accedan a compartir ese dinero con nosotros. Todo esto está siendo muy estresante".

Otros artículos interesantes:

El creador de dogecoin: "Elon Musk es un estafador que quiere destruir Twitter"

Elon Musk amenaza con cancelar la compra de Twitter: acusa a la red social de vulnerar su acuerdo por no facilitar los datos sobre los bots

Un grupo de accionistas de Twitter demanda a Elon Musk por querer hundir las acciones de la compañía

Te recomendamos