Pasar al contenido principal

Cómo trabajan los empleados de la NASA y la ESA durante la cuarentena por coronavirus: limitaciones en el entrenamiento de astronautas y parones significativos

Jim Bridenstine
Jim Bridenstine, actual administrador de la NASA. Reuters / Steve Nesius
  • Debido a la pandemina por coronavirus, empresas de todo el mundo se han visto obligadas a reinventar sus sistemas de trabajo y alguna de ellas son la NASA y la ESA.
  • La agencia aeroespacial americana decidió comenzar en marzo una prueba con sus trabajadores para examinar los límites de este sistema.
  • Jim Bridenstine, administrador de la NASA, ha publicado un vídeo animando a todos los empleados de la agencia desde su casa para que sigan haciéndolo lo mejor posible.
  • Además, desde el 13 de marzo se pidió a los trabajadores de la ESA que teletrabajaran desde sus respectivas casas siendo ahora el 90% de la plantilla la que lo hace.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Hoy en día, debido a la pandemia por coronavirus que se ha extendido por todo el mundo, las empresas se han visto obligadas a reinventarse respecto a su sistema de trabajo, y eso está siendo todo un desafío para la mayoría de ellas.

Algunos empleos lo tienen más fácil que otros a la hora de ajustarse al teletrabajo. Los trabajos manuales que además requieren de grandes equipos son unos de los que se están viendo más afectados. Sin embargo, ¿cómo lo están haciendo los empleados de la NASAy la ESA?

La NASA es la agencia aeroespacial más importante del mundo. Dispone de instalaciones repartidas por varias zonas, además, cuenta con una estrecha relación con otras agencias como la ESA (Agencia Espacial Europea) o empresas privadas como SpaceX.

Leer más: Un antiguo jefe de tecnología de la NASA desvela cuáles son las claves para trabajar y tener éxito en la agencia espacial

Jim Bridenstine, administrador de la NASA, ha publicado recientemente un vídeo en el que aparece trabajando desde su hogar. En este ha reconocido a sus empleados lo difícil que es trabajar desde casa cuando formas parte de una agencia de semejante tamaño.

"Mi hija de 12 años está grabando esto desde mi iPhone. Tengo un hijo de 14 años y otro hijo de 8 años. Mi suegra vive con nosotros y mi esposa, por supuesto, está también en casa. Además tenemos dos perros: uno de 14 años y otro de 16",  ha dicho Bridenstine desde el salón de su casa. "Pero sabemos que no somos los únicos dentro de la familia de la NASA. Sé lo difícil que es trabajar así pero mantened la cabeza en alto y sigamos trabajando".

La ESA, el 13 de marzo, comenzó a pedir a sus empleados que teletrabajaran desde casa para evitar la propagación del virus siempre que fuera posible. A día de hoy, el 90% de la plantilla está siguiendo este nuevo sistema.

"Los visitantes externos (incluyendo los empleados de la ESA de otros lugares) no tendrán acceso a los establecimientos e instalaciones de la agencia hasta nuevo aviso", ha dicho la agencia europea a Business Insider España. "Todas las reuniones, si no se posponen, se organizarán por videoconferencia".

Pruebas paradas casi por completo, pero siguen algunas actividades

No solo entra en juego la gran cantidad de empleados que mueven agencias como estas, sino la cantidad de pruebas que han de desarrollarse en laboratorio o el entrenamiento de los astronautas, entre otras cosas, para seguir con su labor. Claro está que este tipo de tareas han sufrido un parón drástico o, en el mejor de los casos, una notoria limitación.

Pese a eso, la NASA ya contaba con un sistema de teletrabajo para algunos puestos, lo que está ayudando actualmente a seguir con algunas de las actividades programadas. De hecho, a principios de marzo, la agencia pidió a sus trabajadores en Space Coast el teletrabajar voluntariamente para examinar los límites de ese sistema.

"La gente sabe que el coronavirus está allí fuera. Así que tenemos una oportunidad de mantener a las personas en casa y que las cosas sigan fluyendo con la situación", dijo Derrick Matthews, oficial de Asuntos Públicos de la NASA, en febrero, cuando comenzó a probarse el teletrabajo en la agencia aeroespacial. "Tenemos la oportunidad de aprovechar nuestra red privada online para nuestro sistema de teletrabajo".

La agencia, que está preparando sus próximas misiones espaciales, el Demo-2 y el rover Mars 2020 Perseverance, se está manteniendo activa y solo en casos puntuales se requiere que los trabajadores acudan a su puesto de trabajo habitual.

Leer más: Las misiones espaciales más ambiciosas de las próximas décadas

Muchas de las instalaciones de la NASA se encuentran actualmente en la Etapa 4 del marco de respuesta de la agencia, es decir, están cerradas salvo en casos puntuales. El motivo es evitar la propagación del coronavirus y seguir la cuarentena oficial establecida.

El Centro Espacial Kennedy (KSC) en Florida, está en la Etapa 3 y permanece abierto para algunos empleados concretos. Esto se debe al inminente despegue del Perseverance, rover que aterrizará en uno de los cráteres de Marte a principios del año que viene, y que se lanzará desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral.

Al igual que muchas empresas, la NASA también ha tenido que amoldarse a esta nueva situación excepcional, y por el momento están sabiendo llevar la situación correctamente desde sus casas.

"Queremos proteger a nuestra gente", ha concluido Matthews. "La gente es lo primero en la NASA".

La ESA controla las misiones adaptándose al coronavirus

"La ESA está trabajando para reducir al mínimo la exposición de nuestro equipo y también para desempeñar nuestro papel en la fase de contención más amplia del brote de coronavirus", ha comentado la agencia a Business Insider España.

Algunas misiones se han visto afectadas gravemente ante la paralización que se está dando en estos momentos en todo el mundo. Entre las afectadas se encuentran las misiones Cluster, el Satélite para el Estudio de Gases Traza de ExoMars, la Mars Express y el Satélite Solar Orbiter.

Leer más: De pruebas de ingravidez a exámenes de orientación espacial: así entrenan los astronautas

“Nuestra prioridad es la salud de nuestros trabajadores, por lo que vamos a reducir la actividad de algunas de nuestras misiones científicas, especialmente nuestras naves interplanetarias, que son las que ahora mismo precisan de un mayor número de personas sobre el terreno”, ha señalado Rolf Densing, director de Operaciones de la ESA, en un informe.

Mientras algunas misiones quedan relevadas a un segundo plano, existen otras que necesitan de constante vigilancia. Los empleados de la ESA en Darmstadt, en Alemania, se enfrentan a un desafío concreto: mantener determinadas misiones en órbita y controlar su funcionamiento.

"Como agencia espacial que opera en un espectro tan amplio, estamos preocupados con la gestión de nuestras naves espaciales en órbita", ha explicado la agencia. "Ciertas funciones como la capacidad de la ESA para evitar la colisión de escombros o el inevitable paso por la Tierra, la semana pasada, del BepiColombo estaban, por ejemplo, a la cabeza de la lista de prioridades".

Los equipos deben continuar con sus tareas, controlando los satélites, los servicios informáticos y la Estación Espacial Internacional, entre otros.

La agencia ha dicho que la vuelta a la normalidad dependerá de las directrices locales pero también de la decisión propia de la ESA cuando considere que es seguro trabajar en las instalaciones físicas. "Estaremos vigilando todo de cerca para asegurarnos de que estamos seguros y sanos", ha concluido la agencia.

Y además