¿Trabajando hasta altas horas de la noche? Podrías estar poniendo en peligro tu salud mental

Mujer joven trabajando en oficina por la noche

Getty Images

Tus patrones de tiempo del sueño pueden ser un factor de riesgo de enfermedades mentales como la depresión. No solo eso, las preferencias horarias en lo relativo a cuándo dormir también se han relacionado con problemas de salud como obesidad o diabetes.

Así que si eres una alondra que disfruta despertándose con la salida del sol, enhorabuena. Los cronotipos madrugadores se asocian con menor riesgo de enfermedades tanto físicas como mentales, mayor productividad y actividad física.

Pero si eres de los que no sabe poner fin a tu jornada, alarga las horas de trabajo hasta bien entrada la noche y en general puede definirse como un noctámbulo, debes saber que esta falta de sueño podría afectar a tu salud mental entre otros aspectos.

Así lo señala, por ejemplo, un equipo de investigadores del Instituto Broad del MIT y Harvard, junto con la Universidad de Colorado (EEUU), quienes descubrieron que las personas que se acuestan y se despiertan más temprano tienen un riesgo significativamente menor de sufrir un trastorno depresivo

El estudio, publicado el pasado año y recogido ahor por Inc., examinó datos de casi 840. 000 adultos del Biobanco del Reino Unido, datos genéticos de la empresa de pruebas de ADN 23andMe y patrones de seguimiento del sueño de más de 85.500 personas. 

Con todo ello, determinaron si la tendencia natural a dormir en un momento determinado podría causar un trastorno depresivo mayor.

Test visual: la postura que eliges para dormir revela aspectos que desconocías sobre tu personalidad

De acuerdo a los resultados, ser una persona madrugadora, acostarse 1 hora antes y levantarse 1 hora antes reduce significativamente el riesgo de depresión mayor

Por qué trasnochar puede poner en jaque tu salud mental

trasnochar mirar la pantalla noche

La noche, una preferencia por dormir y levantarse más tarde, se ha asociado con una serie de resultados negativos en términos de salud física y mental. Una gran cantidad de evidencia vincula el ser noctámbulo con el trastorno depresivo mayor.

Si bien hace falta más investigación para comprobar y entender este posible vínculo, las hipótesis apuntan al papel de los ritmos circadianos. 

Cómo la tecnología está cambiando los ritmos circadianos y afectando al sueño

Como se extrae de un ensayo en Nature, la interrupción de los ritmos circadianos se informa ampliamente en la depresión. "Se ha observado que la interrupción de los ritmos circadianos a través del trabajo por turnos, los viajes de larga distancia (jet-lag) o la desalineación entre el tiempo interno (biológico) y social (externo) aumenta los síntomas depresivos", recoge.

¿Pero por qué? Tu reloj circadiano, que influye en el tiempo de sueño entre otros aspectos fisiológicos, está estrictamente regulado por señales ambientales externas.

Una de las más potentes es la luz. Que indica a tu cuerpo cuando estar activo o cuando descansar en función de su presencia o ausencia (día/noche). Pero si te quedas hasta altas horas de la noche mirando la pantalla de tu ordenador, esta exposición lumínica de la pantalla también está alterando tus niveles de melatonina y con ello los patrones de sueño.

El problema llega, cuando después tienes que madrugar para seguir con tu jornada. De hecho la investigación apunta que los horarios sociales, como la escuela y el trabajo, ejercen una profunda influencia en estas alteraciones.

10 trucos para madrugar cada mañana sin esfuerzo y de mejor humor

Cuando el trabajo comienzan relativamente temprano en la mañana, los nocturnos van acumulando carencias de sueño que conducen a dormir más los fines de semana.

Por lo tanto, los cronotipos tardíos muestran una mayor diferencia en el tiempo de sueño entre los días de trabajo y libres. Un desfase horario social que suele conducir a trastornos del sueño, como la mala calidad del sueño y la somnolencia diurna, que pueden ser factores de riesgo críticos para diversos trastornos afectivos. 

Por lo que a menos que te puedas permitir levantarte a la hora que quieras al día siguiente y con ello evitar estos desfases entre días laborables y festivos, lo mejor es intentar irte a la cama antes. No se trata de levantarse al alba, si no les lo tuyo, pero al menos sí de evitar carencias de sueño y su implicación en la salud.

Otros artículos interesantes:

El patrón de sueño que seguían tus ancestros no era de 8 horas seguidas, lo que podría dar pie a pensar que hay otras formas saludables de dormir

La verdadera razón por la que te despiertas todas las noches a las 3 de la madrugada

Cómo sincronizar tu reloj biológico con tu horario para aprovechar al máximo tu energía

Te recomendamos