Se inaugura la planta de captura de C02 más grande del mundo: una tecnología que ha encandilado a empresas como Microsoft o Coca-Cola

Climeworks ha abierto la planta de succión de carbono más grande del mundo en Islandia.
Climeworks ha abierto la planta de succión de carbono más grande del mundo en Islandia.

Clmeworks.

  • La startup suiza Climeworks ha inaugurado la planta de succión de carbono del aire más grande del mundo.
  • Su tecnología les permite filtrar el carbono del aire y lo bombea al subsuelo profundo donde se acaba transformando en rocas.
  • Grandes compañías como Microsoft, Coca-Cola o Swiss Re.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La startup suiza Climeworks puede que tenga una de las claves para luchar contra el cambio climático y además haga negocio con ello. La empresa ha inaugurado la planta de captura de carbono del aire más grande del mundo. Mediante el uso de la tecnología de Captura Directa del Aire (DAC, por sus siglas en inglés) este modelo de negocio está llamando la atención de muchas empresas que quieren atajar el problema de su huella de carbono.

La planta, que ha sido bautizada como Orca, se sitúa en el Parque Geotérmico de Hellisheidi en Islandia y absorberá de manera anual el volumen de emisiones contaminantes equivalente a 870 coches, unas 4000 toneladas de CO2.

Orca cuenta con 8 estructuras del tamaño de un contenedor de transporte que contienen cada uno de ellos una docena de ventiladores que aspiran el aire del ambiente y eliminan el carbono, según ha publicado Quartz. Además, la planta de captura de aire será alimentada con energía de una central geotérmica cercana, por lo que es completamente limpia.

El futuro ya está aquí: los 7 proyectos sostenibles que están cambiando el mundo

La tecnología que utiliza Climeworks fue descubierta a principios de siglo y ha estado en desarrollo hasta ahora. Básicamente, el aire del ambiente entra a un recolector donde hay un filtro impregnado con un químico que atrapa el CO2 y deja salir al resto de partículas a través de un ventilador.

Una vez el filtro del recolector está lleno de partículas de carbono, éste se cierra y calienta el CO2 hasta los 100 grados. Después se mezcla con agua y es bombeado hasta el subsuelo profundo donde se mineraliza y pasa a convertirse en rocas con el largo paso de los años.

Planta Orca en Islandia.
Planta Orca en Islandia.

Climeworks.

Esta solución para eliminar carbono del aire puede ayudar a atajar el problema incipiente del cambio climático para el status quo de la vida. El impacto del cambio climático en la vida humana ya es una realidad que, según el Panel de Expertos Intergubernamental sobre el cambio climático de la ONU, irá a peor conforme el tiempo avance.

De no ser capaces de recortar drásticamente las emisiones de gases que aumentan el efecto invernadero ya no en 2050, si no desde ya, las consecuencias pueden ser irreversibles.

Otra de las soluciones más fáciles y baratas de reducir la huella de carbono y limpiar el aire es plantar árboles. Entre otras empresas, la alemana Zalando ha plantado ya 26.000 árboles en España, pero quiere ampliar esa cifra hasta los 300.000 hasta 2022 para capturar 80.000 toneladas de dióxido de carbono.

Una solución para la huella de carbono de las empresas

La tecnología que utiliza Climeworks, DAC, aún es algo incipiente y algo costosa. Pero los desarrolladores esperan rebajar los precios considerablemente conforme más compañías y consumidores busquen con mayor vehemencia eliminar su huella de carbono.

El mercado de captura de CO2 generará tantos ingresos como el del petróleo en la actualidad

Multitud de empresas están presentando planes para reducir o eliminar su huella de carbono en línea con los objetivos climáticos. Inditex, por ejemplo, ha anunciado que adelantaba 10 años sus objetivos medioambientales y se convertiría en una empresa libre de emisiones netas de carbono en 2040.

Actualmente en el mundo hay 15 plantas con captura directa de aire y están situadas en Estados Unidos, Canadá y Europa. Al año capturan unas 9.000 toneladas de C02, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

La startup helvética ha cerrado recientemente un acuerdo con la compañía reaseguradora suiza Swiss RE. El acuerdo contempla que la startup se deshará de la huella de carbono de la reaseguradora durante los próximos 10 años por unos 8,5 millones de euros.

Aunque no ha trascendido la cantidad de toneladas de CO2 que han comprado ni a qué precio, desde la Swiss Re sí que comentaron que el precio de la tonelada era de "varios cientos de dólares".

Con el esperado aumento de la actividad en este sector, los expertos predicen que podría abaratarse el precio de la tonelada de CO2 hasta los 125 euros en los próximos 5-10 años.

Australia quiere colocar paneles solares en sus aeropuertos que podrían suponer el abastecimiento energético de 136.000 hogares al año

Aunque también ha cerrado contratos recientes con gigantes como Microsoft y Coca-Cola esta no es la única manera de operar de la startup. También ofrece un servicio de subscripción que permite a los consumidores pagar por eliminar su carbono a través de pagos mensuales.

La industria de la Captura Directa del Aire abrirá en los próximos años nuevas plantas en Estados Unidos y Escocia que harán sombra a la actual Orca, pero de no atraer a más inversores públicos y privados, no habrá capacidad suficiente para alcanzar las 10 millones de toneladas de CO2 anuales que la AIE cree necesarias para el año 2030.

Otros artículos interesantes:

¿Cómo reducir las emisiones de carbono en mi empresa? Estos son los pasos a seguir, según Schneider Electric

Récord de CO₂ pese a la pandemia: los niveles de dióxido de carbono alcanzan su nivel más alto en 4 millones de años

5 maneras en las que el cambio climático está impulsando una relación insostenible entre los seres humanos y los océanos