Qué es el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y cómo puede afectar a tu vida

Trastorno Obsesivo Compulsivo, PERFECCIONISMO, ORDEN

Seguro que alguna vez has mirado dos veces para comprobar que el horno estaba apagado. O has colocado un cuadro ligeramente torcido para alinearlo con la pared. Incluso puede que hayas empezado a lavarte las manos de forma más habitual a raíz de la pandemia. 

No estás solo. No te preocupes porque es algo muy habitual. 

Sin embargo, si ese comportamiento se vuelve recurrente, te sirve para aliviar tu ansiedad o interfiere de manera importante en tu vida, podría ser una señal de que tienes un TOC.

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un problema de salud mental que se caracteriza por presentar "pensamientos intrusivos, recurrentes y persistentes que producen inquietud, aprensión, temor o preocupación, y conductas repetitivas, denominadas compulsiones, dirigidas a reducir la ansiedad asociada", según la terapeuta personal Almudena Sos.

En otras palabras, tener un TOC provoca tener pensamientos frecuentes e incontrolables, que a menudo se convierten en obsesiones relacionadas con una temática concreta como la salud y el orden. Eso, a su vez, desata comportamientos repetitivos ?compulsiones? que buscan aliviar momentáneamente el malestar que provocan dichos pensamientos, resume la psicóloga Bárbara Zapico.

Dejar los zapatos de una determinada manera, abrir una llave de luz un número de veces concreto o mantener un orden perfecto son algunos ejemplos de acciones compulsivas que pueden asociarse con un TOC según las especialistas. 

"Tu mente es tan ingobernable que piensas que si no lo haces, algo malo te va a ocurrir", describe Sos.

Síntomas del TOC

Los síntomas del trastorno obsesivo compulsivo tienden a aparecer durante la infancia (en torno a los 10 años) o en la edad adulta joven (alrededor de los 20 años), aunque es habitual que el diagnóstico llegue en la edad adulta.

Las obsesiones son pensamientos intrusivos o impulsos que de forma involuntariamente vuelven a la mente una y otra vez. Tienden a despertar una sensación incómoda como miedo o duda e interfirieren en actividades como estudiar o trabajar.

Según la Fundación Internacional de TOC, las obsesiones más comunes en el TOC incluyen aquellas vinculadas a la salud, la pérdida de control, el miedo a dañarse, perfeccionismo o los pensamientos sexuales no deseados.

Casi todo el mundo teme no ser lo suficientemente bueno, según un psicoterapeuta: cómo superar ese miedo

Las compulsiones van orientadas a intentar neutralizar o aliviar de forma temporal las obsesiones.

Lavarse las manos demasiado o de una manera específica, revisar que nada terrible haya pasado, repetir actividades rutinarias (entrar o salir de cuartos, pararse o sentarse en sillas determinadas), recurrir siempre a múltiplos (hacer algo 'x' veces porque ese número da una sensación de seguridad) son algunas compulsiones comunes del TOC.

Hoy por hoy se desconoce qué causa el trastorno obsesivo compulsivo. Varios estudios apuntan a componentes genéticos y biológicos como el origen, pero tener otros trastornos mentales (como ansiedad generalizada) o haber experimentado algún trauma también pueden provocar su aparición.

Cómo afecta tener un TOC al día a día

"No es una preocupación de la vida cotidiana, sino que es un trastorno, tengámoslo en cuenta", subraya Zapico. "Suele ser bastante incapacitante y generalmente es necesaria la medicación para poder reducir el pensamiento obsesivo que genera tanta angustia".

¿Cómo puedes saber si tienes un trastorno obsesivo compulsivo? 

Solo un profesional sanitario capacitado puede dar un diagnóstico válido. No obstante, en general, las personas con TOC no pueden controlar sus pensamientos obsesivos ni dejar de hacer las compulsiones que estos desencadenan. Este bucle "requiere mucho tiempo e impide la realización de actividades importantes para la persona, como el trabajo o el estudio", señala Zapico.

A veces, tener un TOC puede acabar en adicciones como el alcohol o el tabaco ya que quienes lo sufren buscan cualquier solución para intentar calmarse, advierte Sos.

Para evitar que acabe afectando a todas las parcelas de la vida, es importante que si alguien considera que podría tener TOC lo consulte con un médico.

Otros artículos interesantes:

6 señales de que tu perfeccionismo se ha descontrolado peligrosamente en tu trabajo

12 problemas mentales derivados de la pandemia: cómo identificarlos según expertos

Un psicólogo explica por qué te asaltan la ansiedad y los pensamientos catastróficos a las 3 de la mañana

Te recomendamos