El coronavirus podría ser pronto fácil de tratar: pastillas, inhaladores y espráis nasales muestran ya resultados prometedores

Una investigadora con una pastilla en la mano

Getty

  • El tratamiento del covid-19 podría ser mucho más sencillo en un futuro próximo.
  • Una próxima generación de tratamientos podría presentarse en forma de píldoras, aerosoles nasales o inhaladores.
  • Los candidatos más prometedores son las píldoras antivirales que están desarrollando los gigantes farmacéuticos Merck, Pfizer y Roche. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El covid-19 podría ser mucho más fácil de tratar en un futuro próximo.

Hasta ahora, los médicos han recurrido a fármacos caros e invasivos cuyo suministro es limitado y su administración suele ser complicada. Pero empresas biotecnológicas y farmacéuticas están trabajando ahora en tratamientos mucho más sencillos que la gente podría tomar en forma de pastillas, espráis nasales e inhaladores. 

La semana pasada, Merck Sharp & Dohme (MSD) y Ridgeback Biotherapeutics anunciaron que su comprimido antivírico reduce el riesgo de hospitalización y muerte entre los adultos con cuadros de COVID-19 leves o moderados. Las empresas comunicaron que pedirían por tanto a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorizar el medicamento para uso de emergencia lo antes posible. Por su parte, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) estudiará "en los próximos días" si inicia una revisión de ese fármaco, denominado molnupiravir, para autorizar su uso.

Hasta ahora, tanto la FDA como la EMA únicamente han aprobado un tratamiento para el COVID-19: el medicamento antiviral remdesivir, que se administra mediante una inyección. Se ha demostrado que este fármaco acorta el tiempo de recuperación de los pacientes hospitalizados.

La FDA y la EMA también han aprobado el uso de emergencia de los anticuerpos monoclonales, unas sustancias químicas —versiones sintéticas de las proteínas del sistema inmunitario, es decir, anticuerpos— que se administran mediante inyecciones o transfusiones de sangre. Los anticuerpos monoclonales ayudan a evitar que las personas con síntomas leves o moderados desarrollen un cuadro de enfermedad grave.

El 'dedo covid', una dolorosa afección que parece una congelación y podría ser un efecto secundario de la desesperación del cuerpo por vencer al virus

Sin embargo, las pastillas y los espráis nasales podrían facilitar el tratamiento inmediato de los síntomas de la enfermedad quizás sin necesidad de acudir a los hospitales. Los fármacos en formato de pastilla también podrían resultar mucho más baratas que las transfusiones de sangre, que son gratuitas para los pacientes pero que tienen un mayor coste para los sistemas públicos de salud.

Los siguientes fármacos son los que están presentando resultados más prometedores en los ensayos que los analizan como posibles tratamientos contra el coronavius. Eso sí, ninguno de ellos sustituye a las vacunas.

Las pastillas antivirales podrían reducir el riesgo de hospitalización

Molnupiravir, un medicamento experimental desarrollado por MSD y Ridgeback Biotherapeutics.
Molnupiravir, un medicamento experimental desarrollado por MSD y Ridgeback Biotherapeutics.

MSD

Evitar los síntomas graves del COVID-19 podría ser tan sencillo como tomar un par de pastillas.

El antiviral de MSD, molnupiravir, se desarrolló originalmente como tratamiento para la gripe. Ahora se está evaluando su eficacia contra cuadros leves o moderados de covid-19 en un estudio de casi 1.900 voluntarios. 

Hasta ahora, el medicamento ha reducido a la mitad el riesgo de hospitalización o muerte en un pequeño grupo de 385 personas, según anunció la compañía recientemente. Los participantes tomaron 40 píldoras en total: 4 cápsulas 2 veces al día durante 5 días.

La pastilla pertenece a una clase de fármacos antivirales llamados nucleósidos que intentan bloquear la replicación del virus dentro de las células.

Los casos de COVID-19 siguen creciendo "desenfrenadamente" en todo el mundo, según la creadora de la vacuna de AstraZeneca y Oxford

Otras dos empresas, Roche y Atea Pharmaceuticals, también están desarrollando conjuntamente un nucleósido en forma de pastilla. Ese fármaco, denominado AT-527, ha demostrado reducir la cantidad de virus presente en pacientes hospitalizados con coronavirus moderado. 

Sin embargo, el estudio es bastante pequeño (unas 60 personas), por lo que Roche está esperando los datos de otro estudio con cerca de 1.400 personas, que podría estar disponible antes de final de año.

No todas las pastillas son iguales

Otras empresas están desarrollando píldoras antivirales denominadas inhibidores de la proteasa, que se centran en una enzima que interviene en el proceso de replicación del virus.

Pfizer está probando un fármaco de este tipo en combinación con una dosis baja de otro antiviral que ralentiza la descomposición del fármaco de Pfizer para que dure más tiempo en el organismo. La empresa inició un estudio con 3.000 personas en julio y espera obtener datos antes de final de año.

Mientras tanto, un inhibidor de la proteasa del fabricante japonés Shionogi podría ayudar a las personas con infecciones leves o asintomáticas. La empresa ha comenzado un estudio clínico de fase avanzada en septiembre. 

Dos empresas de biotecnología más pequeñas, Pardes Biosciences y Enanta Pharmaceuticals, están trabajando también en sus propios inhibidores de la proteasa, pero aún necesitarán tiempo para concluir sus estudios de fase avanzada. 

Pardes inició en agosto un ensayo con 110 personas para probar su solución, y los resultados podrían estar listos a finales de año. Enanta espera comenzar las pruebas iniciales de su pastilla en personas a principios de 2022. La empresa ya ha desarrollado anteriormente con éxito un tratamiento para la hepatitis C.

Los espráis nasales podrían ser útiles justo después de haber tenido contacto con el virus

Spray nasal

Getty Images

El coronavirus invade primero el cuerpo a través de la nariz, los ojos y la garganta, por lo que los científicos creen que es ventajoso administrar tratamientos directamente en esas zonas. Los espráis nasales, por ejemplo, podrían matar o debilitar el virus en las vías respiratorias superiores antes de que se extienda a los pulmones, donde es probable que cause un daño mayor.

Un estudio realizado en mayo reveló que un espray nasal de la empresa de biotecnología SaNOtize redujo la cantidad de virus presente en 40 personas que sufrían la enfermedad de forma leve. El spray utiliza un gas incoloro llamado óxido nítrico que se encuentra de forma natural en el cuerpo. Israel ya ofrece este medicamento en las farmacias.

Otra empresa, IGM Biosciences, está desarrollando un spray nasal que contiene un anticuerpo diseñado para neutralizar el coronavirus. En ese caso, el espray redujo la cantidad de virus en los pulmones de los ratones, pero los científicos aún no saben si será eficaz en los seres humanos. Zhiqiang An, profesor de medicina molecular que participa en la investigación, declaró a Nature que el espray podría servir como tratamiento de emergencia tras la exposición al coronavirus.

Los inhaladores podrían acortar la recuperación de los pacientes hospitalizados

Una persona usando un inhalador

Reuters

En un pequeño estudio realizado con un centenar de pacientes hospitalizados por coronavirus recogido por The Lancet, se descubrió que un inhalador de Synairgen aumentaba las probabilidades de mejora y aceleraba el tiempo de recuperación en comparación con los pacientes que recibieron un placebo.

El inhalador utiliza una proteína natural para estimular la respuesta inmunitaria en los pulmones. Synairgen espera obtener los resultados de un estudio de última etapa en pacientes hospitalizados a principios de 2022.

Otra investigación de gran envergadura también descubrio beneficios de la budesonida inhalada, un medicamento antiinflamatorio genérico que trata el asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. 

Finalmente, un informe realizado en el Reino Unido a partir de pacientes con coronavirus de alto riesgo descubrió que la budesonida les ayudó a recuperarse unos 3 días más rápido que los que recibieron la atención estándar. El mismo artículo, sin embargo, subraya que la budesonida no redujo significativamente las hospitalizaciones ni las muertes.

Otros artículos interesantes:

El 37% de las personas infectadas por coronavirus presentan al menos un síntoma de covid persistente, según un estudio de más de 270.000 personas

¿Por qué algunas personas son resistentes al coronavirus? La causa podrían ser unos genes que activan unas 'células asesinas naturales', sugiere un estudio

Una píldora diaria como tratamiento contra el coronavirus: los científicos pronostican que en cuestión de meses podrían ver la luz antivirales que atajen la enfermedad

Te recomendamos

Y además