14 tratamientos que te administrarán según cada etapa de COVID-19 en España, de menos a más grave

Sanitarios preparan pruebas de COVID-19.

REUTERS/Sarah Meyssonnier

  • Los tratamientos contra COVID-19 se dividen entre pacientes ambulatorios, hospitalizados y en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). 
  • Pero también hay estrategias terapéuticas potenciales, que se prueban en España.
  • Estos son los 14 tratamientos que podrían administrarte según cada etapa de COVID-19.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las vacunas no son el fin directo de la pandemia de COVID-19. Tras las medidas de seguridad y un posible positivo, se seguirán necesitando potenciales tratamientos para frenar el avance de la enfermedad que el coronavirus provoca. 

La mayoría de los casos de COVID-19, aproximadamente el 80% de los positivos, sufren la enfermedad de forma leve o moderada

Pero las condiciones de salud preexistentes, los genes e incluso género o tipo de sangre, pueden influir en un rápido paso de leve o moderado a grave y mortal.  

Los fármacos contra COVID-19: en qué fase están y cómo pueden ayudar

Entre la infección viral, la aparición de los síntomas a los entre 2 y 7 días y el paso de moderado a grave de COVID-19, los sanitarios emplean antivirales y refuerzos inmunológicos, conforme a Biocentury.

Cuando los pacientes empiezan a sufrir una respuesta inflamatoria, neumonía o edemas pulmonares, se emplean antiinflamatorios, anticoagulantes, vasodilatadores y mucolíticos.

Hasta la fecha, no se ha aprobado ningún tratamiento contra COVID-19, por las distintas complicaciones para la salud que puede ocasionar. 

No obstante, el antiviral remdesivir obtuvo la primera y única autorización para reducir la mortalidad de la enfermedad. Aunque, más adelante, no se recomendaba para pacientes graves y algunos científicos advertían que, por sí solo, no era suficiente.  

Cuánto cuesta exactamente el tratamiento de un paciente con COVID en un hospital público

En España, conforme al reporte del Ministerio de Sanidad, se emplean estrategias terapéuticas potenciales relacionadas con el SARS-CoV-2

Pero, aclaran, no deben ser consideradas en ningún caso como una recomendación de uso o priorización de uso por parte de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Es decir, siempre ha de seguirse "los protocolos de manejo clínico de cada hospital", según Sanidad.

Estos son los 14 tratamientos que se administran a los pacientes, según cada etapa de COVID-19.

Tratamiento en el domicilio para casos leves de COVID-19

Mujer con mascarilla en el sofá con su gato.

Getty

Los casos asintomáticos o leves de la enfermedad que el coronavirus provoca, representan un 80% de los positivos en SARS-CoV-2. 

Estos pacientes, de presentar síntomas, sufren afecciones similares a las de la gripe, el resfriado o la alergia que afecta principalmente a las vías respiratorias. 

Por lo general, informa Mayo Clinic, el tratamiento incluye largas horas de descanso, beber mucho líquido y analgésicos en el caso de ser extremadamente necesario

Cómo cuidar y atender a los casos leves de coronavirus en casa

Los síntomas de COVID-19 suelen aparecer entre los 2 y 7 días después del contacto con un positivo. Los primeros días de transcurso de la enfermedad pueden ser leves para todos los pacientes. 

Por ende, si tienes enfermedades subyacentes u otros factores de riesgo de desarrollar una enfermedad de forma grave, consulta de inmediato a tu médico.

Además, deberás aislarte en el hogar si convives con otras personas. Que tú tengas un caso de COVID-19 leve, no implica que los individuos que contagies sufran la enfermedad de la misma manera. 

Tratamiento para pacientes ambulatorios con neumonía

Sanitarios trasladan a un enfermo en una camilla al hospital 12 de Octubre de Madrid.
Sanitarios trasladan a un enfermo en una camilla al hospital 12 de Octubre de Madrid.
REUTERS/Juan Medina

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR, de ahora en adelante) recomienda: 

  • Amoxicilina (antibiótico) más azitromicina (también antibiótico) o claritromicina (del mismo grupo de los macrólidos que el anterior).
  • O amoxicilina clavulánico (inhibidores de beta-lactamasa, para que la bacteria no destruya al antibiótico) si los pacientes tienen EPOC o asma, más azitromicina o claritromicina.

7 señales seguras de que el COVID-19 está atacando tus pulmones

También podría utilizarse levofloxacino (antibacteriano fluoroquinolónico, que no funcionan para combatir resfriados, influenza u otras infecciones virales) o moxifloxacino (otro antibiótico fluoroquinolona). 

Como alternativa, se puede recetar cefditoreno (bactericida, según Vademecum), más azitromicina o claritromicina

Fármacos para pacientes hospitalizados con neumonía adquirida en la comunidad (NAC)

Enfermo de COVID-19

REUTERS/Pascal Rossignol

Para los pacientes que requieren hospitalización, no intensiva, la SEPAR indica:

  • Ceftriaxona (bactericida tras la inhibición de la síntesis de la pared celular), más azitromicina o claritromicina.
  • O cefotaxima (del mismo tipo que el anterior), más azitromicina o claritromicina

Igual que para los ambulatorios, también podría recetarse levofloxacino o moxifloxacino.

Una cirujana asegura que los pulmones de los afectados por coronavirus están en peor estado que los de los fumadores

En este caso, los pacientes podrían recibir como tratamiento alternativo ceftarolina, más azitromicina o claritromicina

Remdesivir

Ampolla de remdesivir.
Ampolla de remdesivir.
Ulrich Perrey/Pool/REUTERS

El remdesivir es, hasta la fecha, el único tratamiento autorizado contra COVID-19. Se desarrolló inicialmente como remedio contra el virus del Ébola y ha llegado a mostrar mejores resultados que la combinación de lopinavir/ritonavir más interferón beta-1B —otro de los fármacos orientados al trato de pacientes infectados con el SARS-CoV-2—.

Pero no es un efecto milagroso lo que le ha priorizado como fármaco, sino su capacidad para acelerar la recuperación. En otras palabras: para reducir la mortalidad

Algunos expertos creen que no es suficiente por sí sólo. Otros, como la Sociedad Europea de Cuidados Intensivos, valoran que no debería administrarse a pacientes con una enfermedad grave de coronavirus. 

Hay gente que está pagando más de 8.000 euros por una variante no autorizada de remdesivir para sus gatos: la consiguen a través de un mercado negro vinculado a grupos de Facebook

Se puede suministrar a adultos y adolescentes de más de 12 años con más de 40 kilogramos de peso, con neumonía y oxígeno suplementario.

Según AEMPS, en España, por el momento y hasta que remdesivir este comercializado de forma efectiva, se puede acceder al tratamiento fundamentalmente a través de los ensayos clínicos autorizados con reclutamiento activo.

Lopinavir y ritonavir (LPV/r)

Paciente de COVID-19 es atendido por una profesional de la salud.

REUTERS/Toby Melville

Conforme a la Agencia, el lopinavir y ritonavir (LPV/r) es un inhibidor de la proteasa del VIH indicado en combinación con otros agentes antiretrovirales

El mismo fue considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los prometedores fármacos a paliar los síntomas del coronavirus.   

Los 10 tratamientos más prometedores contra el coronavirus que podrían ayudar a frenar la pandemia aunque no exista una vacuna

Meses más tarde, la Organización se pronunció en contra de los mismos, aludiendo a que producen poca o ninguna reducción en la mortalidad de los pacientes hospitalizados por COVID-19 en comparación con los cuidados estándar.

Además, resalta la AEMPS, la combinación puede interaccionar con muchos medicamentos aumentando o disminuyendo su efecto. 

En España, el tratamiento sigue incluido entre las estrategias terapéuticas potenciales. 

Cloroquina e hidroxicloroquina

Pastillas de hidroxicloroquina.
Pastillas de hidroxicloroquina.
REUTERS/George Frey

El limitado número de ensayos sobre la cloroquina y la hidroxicloroquina ha terminado concluyendo que no son mejores que la atención habitual contra el coronavirus

A pesar de haber sido incluidos en el ensayo global, la OMS retiró la hidroxicloroquina junto a los fármacos del VIH del ensayo tras no conseguir reducir la mortalidad.

No obstante, destaca la AEMPS, estos son medicamentos inicialmente utilizados como antimaláricos que, posteriormente, han encontrado su mayor uso en el contexto de diferentes enfermedades autoinmunes.

Los primeros grandes ensayos con la hidroxicloroquina arrojan más dudas sobre su efectividad contra el COVID-19

"Es importante mencionar que estos análisis preliminares no han detectado ningún problema de seguridad y que la suspensión de estos brazos se debe a la falta de beneficio clínico de la hidroxicloroquina", explican y desaconsejan la utilización sistemática de azitromicina en combinación con hidroxicloroquina.

Por su parte, en España se recomienda que el uso de la hidroxicloroquina se subscriba únicamente al entorno de los ensayos clínicos que permitan generar conocimiento.

Tocilizumab (TCZ)

Paciente con COVID-19 es atendida en un hospital.

Ritzau Scanpix/Olafur Steinar Gestsso vía REUTERS

Una única dosis de tocilizumab (TCZ) disminuye en un 45% las probabilidades de morir con COVID-19, un estudio realizado por un equipo de la Universidad de Michigan y publicado en la revista Clinical Infectious Diseases.

El fármaco, orientado al tratamiento de la artritis, parece inhibir la tormenta de citoquinas que lleva a los casos más graves del coronavirus, porque da lugar a una respuesta exagerada del sistema inmunológico

Los científicos creen haber descubierto la causa de la niebla mental en los pacientes con COVID-19: un vínculo entre el sistema nervioso y el inmunológico

"El tratamiento con tocilizumab es el primero con el que se ha intentado frenar la fase inflamatoria de la infección por SARS-CoV-2 por lo que, en ausencia de los resultados de ensayos clínicos, es con el que más experiencia se cuenta", defiende la AEMPS

Tocilizumab, comercializado como RoActemra, se recomienda para aquellas fases de la enfermedad en las que resulta más probable que frenar la cascada inflamatoria tenga un efecto sobre la necesidad de ventilación.

Sarilumab, Kevzara de Sanofi

Sanitaria atiende a un paciente de COVID-19.

REUTERS/Go Nakamura

Sarilumab se comercializa como Kevzara. El tratamiento se aprobó en Estados Unidos para tratar la artritis reumatoide

Ahora, conforme a Regeneron y Sanofi, este podría orientarse como una inyección biológica antiinflamatoria

Hallan 5 genes asociados a los casos más graves de COVID-19, lo que debería acelerar la investigación de potenciales medicamentos

Es decir, podría ayudar a los pacientes con COVID-19 que sufren una respuesta inmunológica descontrolada

No existen datos del uso del fármaco para pacientes con SARS-CoV-2, pero se está explorando —en España y Europa— si el uso de otros anti IL-6, como sarilumab, puede reducir la morbilidad.

Ruxolitinib (RTX)

Médico con un paciente con COVID-19 grave.

REUTERS/Leon Kuegeler

Como Kevzara, Ruxolitinib (RTX) inhibiría las enzimas responsables de la respuesta inflamatoria exagerada que produce el sistema inmune al intentar combatir el coronavirus.

Un fármaco anticancerígeno podría haber curado a un paciente grave de COVID-19 en Alemania

El fármaco, comercializado como Jakavi, podría reducir la tormenta de liberación de citocinas inflamatorias al inhibir la vía jak1 / jak2 —quinasas asociadas a Janus, familia de proteínas pertenecientes a las enzimas asociadas a receptores de citocinas—.

Conforme a las indicaciones de la AEMPS, el medicamento se puede solicitar a través de uso compasivo, pero se recomienda para estudios clínicos aleatorizados. 

Siltuximab (STX)

Paciente con COVID-19 en la UCI.

REUTERS/Yara Nardi

En la misma línea que los tratamientos anteriormente mencionados, Siltuximab (STX) se comporta como un agente inmunosupresor, inhibidor de la IL-6.

El tratamiento comercializado como Sylvant, que está siendo investigado de forma independiente en España, se puede acceder para pacientes con infección COVID-19.

Un antiviral de Pharmamar podría ser 100 veces más potente que el remdesivir, según los primeros estudios en ratones

Para ello, los usos compasivos han de justificarse por una neumonía intersticial con insuficiencia respiratoria grave, empeoramiento rápido respiratorio con ventilación invasiva o no invasiva, fallo orgánico extrapulmonar, respuesta inflamatoria sistémica grave o pacientes que podrían ingresar en la UCI.

Baricitinib (BAR)

Médicos tratando a un paciente con coronavirus en el hospital.
Tempura

Getty Images

Olumiant, científicamente conocido como Baricitinib (BAR), se administra junto al remdesivir para reducir el tiempo promedio de la recuperación

Por qué la carrera de las vacunas contra el COVID-19 avanza como nunca mientras los tratamientos no terminan de despegar

Según la Escuela Médica de la Universidad de Harvard, EEUU, no hay suficiente evidencia que apoye al inmunosupresor frente a la dexametasona con o sin remdesivir.

Pero los expertos recomiendan reservar la combinación de baricitinib más remdesivir para pacientes que tienen contraindicados corticoesteroides

Anakinra (ANK)

Paciente grave de coronavirus en un hospital
Reuters

La AEMPS indica que Anakinra, ANK, podría tener un potencial uso para reducir la inflamación sistémica y el daño pulmonar producido por SARS-CoV2 sin que esto se haya demostrado en ensayos clínicos hasta la fecha.

Este se comporta como un antagonista del receptor IL-1 y reduce los niveles de otras citoquinas proinflamatorias. 

Por qué a los hombres les afecta más el coronavirus que a las mujeres: la clave está en las diferencias de la respuesta inmune

No obstante, el Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano (SEFV-H) ha registrado un total de 305 casos de reacciones adversas por los fármacos con los que han sido tratados frente al SARS-CoV-2. Entre ellos, 3 correspondían a anakinra.

Interferón Beta-1B (IFNb) e Interferón Alfa-2B

Sanitario atendiendo a pacientes de COVID-19.

REUTERS/Yves Herman

Los autores de un estudio publicado en The Lancet determinaron que la terapia antiviral triple (lopinavir/ritonavir e IFNb) administrada de forma temprana era segura y superior al tratamiento únicamente con lopinavir/ritonavir.

Una biotecnológica británica asegura haber desarrollado un tratamiento que potencia la respuesta inmune y reduce el número de pacientes críticos de coronavirus

Según sus hallazgos, podría aliviar los síntomas y acortar la duración de la eliminación del virus, así como en reducir la estancia hospitalaria en pacientes con la COVID-19 de leve a moderada, detalla AEMPS.

Tratamiento para ingresados en Unidad de Cuidados Intensivos con neumonía

Paciente de coronavirus es trasladado

Reuters

A diferencia de los casos ambulatorios u hospitalizados, para los pacientes ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos, sólo se contemplan 2 opciones de tratamiento específico —más la atención médica que requiera cada paciente, según sus afecciones—: ceftriaxona, cefotaximina o ceftarolina, más azitromicina o claritromicina; y los primeros más levofloxacino o moxifloxacino

LEER TAMBIÉN: El lado positivo de la pandemia: 10 datos muy esperanzadores un año después

LEER TAMBIÉN: Los fármacos contra COVID-19: en qué fase están y cómo pueden ayudar

LEER TAMBIÉN: Una nueva terapia que previene que las personas con coronavirus enfermen acaba de iniciar sus ensayos

VER AHORA: José María Galofré, CEO de Volvo Car España: “Nuestro compromiso es que en 2040 nuestra compañía no tenga ningún impacto de CO2 sobre el medio ambiente”