Pasar al contenido principal

Me lancé a hacer el primer trekking de mi vida por el Himalaya, en Nepal: esta fue mi experiencia y los consejos que puedo darte

trek mardi himal cepillandome los dientes
Dormimos a 3550 metros. Christiane Drummond
  • Estrené mis primeras botas de trekking caminando por el Himalaya en Nepal.
  • Pese a no estar entrenada, el trek que hice en Nepal ha sido una de las mejores experiencias que he tenido jamás.
  • Eso sí, es importante ir preparado. Estos son algunos de los consejos que puedo darte si vas a hacer hacer un trekking en Nepal.

"Se nos congelaba el agua en las habitaciones", nos contaba una pareja de ingleses con los que nos cruzamos al principio del trek. Ellos estaban casi terminando y nosotras solo acabábamos de empezar, pero ya estábamos exhaustas descansando en las escaleras a la sombra. Se me caían gotas de sudor de la frente y la mochila junto con el saco de dormir de menos 10 grados que llevaba a la espalda me pesaba horrores. Tan solo llevábamos 30 minutos de camino y ya estábamos preguntando cuánto quedaba para el primer campamento base. La verdad es que en ese momento tan solo pensaba en cómo decirle a mi amiga que me iba a dar media vuelta al llegar a la primera parada.

Leer más: Voy a viajar seis meses por Asia de mochilera y esto es lo que he metido en el macuto

Nunca había hecho un trekking antes, y tampoco estoy muy en forma, pero ir a Nepal y no aventurarme por sus majestuosas montañas me parecía un crimen. Hay muchos trekkings en Nepal, y escoger uno no fue nada fácil. Inicialmente planeábamos hacer el Annapurna Base Camp, pero una semana antes de la fecha en la que teníamos previsto empezar hubo una avalancha y cerraron los caminos. Como alternativa a Annapurna Base Camp nos recomendaron el trek Mardi Himal. Es algo más corto que el ABC, pero suponía un reto igualmente: el punto más alto al que se puede llegar es 4.500 metros. Ademas, está menos transitado siendo descrito por algunos como la joya escondida de los Annapurna. 

Afortunadamente, logré superar el bloqueo mental que me impuse durante la primera hora y media de trek en cuanto llegué al primer campamento base, y pude vivir una de las experiencias más increíbles que he tenido nunca. A continuación te cuento como fue mi experiencia haciendo un trek por el Himalaya en Nepal, y compartiré algunos de los mejores consejos que aprendí como novata en las montañas.

Para hacer el trekking antes necesitas sacarte la tarjeta TIMS y los permisos.

permiso de trek en Nepal
Pasado cierto punto te piden el permiso de trekking y la tarjeta TIMS para continuar. Christiane Drummond

Para hacer un trek en Nepal necesitas tener una tarjeta TIMS y los permisos del trekking que vayas a hacer. En total todo nos costó 5.000 NPR (unos 40 euros). Nos sacamos ambos en la oficina de turismo de Katmandú y tardamos en torno a una hora en hacerlo, pero también puedes hacerlo desde Pokhara, la ciudad donde la gente se aloja antes de empezar los treks de la región del Annapurna. Es preferible llevar tus propias fotos de carnet, pero si no tienes te las pueden hacer ahí sin coste. 

Es importante tener en cuenta que los permisos de trekking solo te sirven una vez: si sales de la montaña luego no puedes volver a usar los mismos permisos para entrar. Tendrás que pagar unos nuevos.

Nuestra aventura comenzó en Pokhara desde donde cogimos un bus local hasta Kande, la localidad donde empezaríamos a caminar.

bus a kande
Como buen bus nepalí, iba hasta arriba. Christiane Drummond

Cuanto antes cojas el bus mejor. Nosotros lo cogimos muy tarde y eso implico que tuvimos que andar durante las horas más calurosas del día, y no es una manera agradable de empezar. 

Incluso llegando a la estación de autobús de Pokhara ya me empezaba a emocionar, ¡vaya vistas!

himalayas desde Pokhara
Christiane Drummond

"Espérate a estar ahí arriba", me decía mi amiga cuando señalaba emocionada a las montañas. Y razón no le faltaba.

Pero en cuanto vi las escaleras que tenía que subir para llegar a Australian Base Camp, el primer campamento base del recorrido, pasé de la emoción a la desesperación.

escaleras australian base camp
Christiane Drummond

No se tarda más de una hora y media entre Kande y Australian Base Camp, pero fue la etapa que más me costó. Estábamos caminando bajo el sol y pasábamos de cuestas a escaleras, y de escaleras a más cuestas. Rápidamente perdí el control de mi mente y tan solo me repetía a mi misma que no podía hacerlo. Como mencioné al principio, pensaba que iba a tener que darme la vuelta en Australian Base Camp. 

No sé si fueron los ánimos que me daba la gente que descendía a medida que yo subía, o las vistas que me aguardaban al girar la esquina antes de llegar Australian Base Camp, pero darme media vuelta ya no estaba dentro de mis planes.

vistas Australian Base Camp
Las vistas a medida que nos acercábamos a Australian Base Camp me devolvieron la energía. Christiane Drummond

Al ver de nuevo las majestuosas montañas me olvidé del dolor que sentía en los hombros y las piernas.

En la cima nos encontramos a un grupo de personas haciendo yoga...

yoga trek mardi himal
También había unas tiendas de campaña donde hospedarse. Carmen García

... ¡y nos invitaron a unirnos!

yoga trek mardi himal
Repetíamos mantras mientras intentábamos mantener la postura correcta. Carmen García

Después de Australian Base Camp la siguiente parada era Pothana, donde se encuentra el puesto en el que te piden los permisos de trekking y la tarjeta TIMS.

puesto de permisos de trek en Nepal
Christiane Drummond

Si no tienes permisos y TIMS solo puedes llegar hasta este punto. Se encuentra a algo más de una hora de Australian Base Camp.

Enseguida vimos que todos los caminos estaban bastante bien señalizados.

señales trek mardi himal
Puedes encontrar marcas en los árboles y las rocas. Christiane Drummond

Nosotros habíamos escogido hacer el Mardi Himal trek sin guía, ya que íbamos con presupuesto limitado y nos dijeron que era relativamente sencillo. No obstante, si hubiera tenido más presupuesto me habría gustado coger un guía; no por la dificultad, sino por el hecho de contar con un experto que puede compartir historias y datos curiosos de la montaña y Nepal, así como por apoyar la economía local.

Tampoco cogimos porter para que nos llevara la mochila.

porters en mardi himal trek
Los porters cargan con todo ese peso en la frente. Christiane Drummond

Los porters son trabajadores que puedes contratar para que te lleven la mochila. También llevan mercancia, como comida o agua, hasta los puntos más altos de la montaña. Es curioso ver como cargan con el peso: llevan el equipaje a la espalda atado con una banda a la frente, por lo que cargan todo el peso contra la misma

El primer sitio donde paramos para dormir fue Deurali.

llegada deurali
De lejos ya podíamos apreciar las vistas que tendríamos desde nuestro primer alojamiento. Christiane Drummond

De Pothana a Deurali tardamos otra hora aproximadamente. En total el primer día caminamos unas cuatro horas, pero decidimos parar en Deurali por el calor en vez de avanzar hasta la siguiente parada. 

Allí nos hospedamos en Trekkers-Inn Lodge.

teahouse deurali mardi himal
Es el que está más al fondo a la derecha al llegar a Deurali. Christiane Drummond

Recomiendo encarecidamente hospedarse en este 'tea house' - el nombre que reciben los alojamientos de la montaña. 

Rupee, la mujer que lo lleva, es encantadora y su comida está riquísima.

rupee trek mardi himal

Durante el trekking probablemente lo que más comerás será 'dal bhat', un plato típico en Nepal que consiste de arroz, verduras y lentejas. Además puedes repetir, para que no te falte energía.

También recomiendan comer sopa de ajo y beber té de jengibre contra el mal de altura .

Olvídate del lujo durante el trekking. Todo es muy rural y las habitaciones son muy básicas

habitación deurali mardi himal
Las habitaciones en todos los teahouse son muy similares (y básicas). Christiane Drummond

Rupee nos calentó agua para que nos pudiéramos dar una ducha caliente, pero fue la primera y última ducha que me di durante la subida. En la siguiente parada no había agua caliente, y en la siguiente ni siquiera había agua corriente.

Al día siguiente a las 5 de la mañana estábamos en pie de nuevo ya que nos habíamos propuesto ir directamente de Deurali a Low Camp. El camino durante este trecho era mayormente bosque.

bosque trek mardi himal
Christiane Drummond

Por el camino te irás encontrando pequeños establecimientos donde comprar agua, tomarte un té o ir al baño.

parada teahouse mardi himal
Christiane Drummond

Eso sí, pasados el primer establecimiento después de Deurali ya no dimos con más agua embotellada.

Tras unas 4 horas caminado vimos las típicas banderitas de colores, normalmente un indicio de que ya has llegado al campamento base.

llegada a forest camp
Al fondo ya podíamos ver Forest Camp. Christiane Drummond

Eso sí, en Forest Camp solo paramos a comer.

forest camp
Christiane Drummond

El camino de Forest Camp a Low Camp fue posiblemente el más exigente. Las cuestas eran tan empinadas que a veces tenías que agarrarte a los árboles.

subida entre forest camp y low camp
Christiane Drummond

Nos costó mucho esfuerzo, varias paradas y algún que otro Snicker, pero finalmente veíamos las banderitas de colores y algo de nieve - clara señal de que Low Camp estaba cerca.

nieve y banderitas llegada low camp
Christiane Drummond

Entre Forest Camp y Low Camp tardamos alrededor de 3 horas.

Aquí ya empezaban a hacer falta sacos, abrigos y mantas para dormir.

sacos de dormir trek nepal
Christiane Drummond

Y una estufa.

estufa en low camp
Christiane Drummond

Pasamos el resto del día en la zona común jugando a las cartas alrededor de la estufa.

Al día siguiente por la mañana se podían apreciar bien las montañas desde Low Camp.

vistas en low camp
Carmen García

El trayecto entre Low Camp y High Camp no era demasiado largo, pero ascenderíamos bastante altura y había nieve.

nieve y señales en trek mardi himal
Christiane Drummond

En total tardamos entre unas 3 y 4 horas.

Me gustó seguir encontrándome bastante vegetación por el camino.

vegetación trek mardi himal
Christiane Drummond

Emocionadas por llegar a High Camp, antes de darnos cuenta ya estábamos en el primer establecimiento para parar a descansar entre ambos campamentos base.

primera parada mardi himal trek
Christiane Drummond

Y tenía unas vistas espectaculares.

trek mardi himal montañas
El lugar perfecto para sacarse la foto del viaje. Christiane Drummond

Íbamos llegando a más 'tea houses'...

llegada tea house trek
Christiane Drummond

...y las vistas cada vez eran más increíbles.

vistas montaña mardi himal
Christiane Drummond

Nosotras no llevábamos palos ni crampones, pero si los echamos en falta en las zonas donde se había derretido la nieve y estaba más resbaladizo.

camino nieve trek mardi himal
Christiane Drummond

Puedes alquilarlos en Pokhara. 

Paramos varias veces a repostar energías y disfrutar de las vistas.

parada para comer en trek mardi himal
Christiane Drummond

Las montañas del fondo eran tan irreales que parecían sacadas de un videojuego.

trek mardi himal nepal vistas
Christiane Drummond

Estas son las vistas que teníamos antes de llegar al último campamento base del trek: High Camp.

llegada a high camp
Christiane Drummond

Nos llevamos un susto al ver un helicóptero en la cima, pero tan solo era un tour organizado.

helicoptero en la cima
Christiane Drummond

El mal de altura puede llegar a ser bastante peligroso, por lo que inicialmente pensamos que habían tenido que rescatar a alguien en helicóptero, pero no era el caso. 

Para evitar el mal de altura es recomendable beber mucha agua (yo bebí entre 4 y 5 litros de agua al día y no tuve ningún problema). Además es importante llevar Diamox por si se presentaran algunos de los síntomas.

En High Camp nos alojamos en el Hotel Namaste.

hotel namaste en high camp
Christiane Drummond

Recomiendo este alojamiento en particular por las vistas que hay desde el comedor, donde pasamos el día jugando a las cartas, bebiendo té y tocando la guitarra.

Eso sí, por la noche hacía tanto frío que al día siguiente las ventanas del comedor estaban congeladas.

ventanas congeladas en high camp
Christiane Drummond

Los precios en High Camp eran mucho más altos que en el resto de sitios.

precios en high camp
Christiane Drummond

Por recargar un litro de agua te cobraban 150 NPR (1,20 euros), más de la mitad de lo que costaba una botella de agua al principio del trek y mucho más de lo que te costaría una botella de un litro de agua en cualquier otra parte de Nepal.

Eso sí, aquí no nos quedó otra que pagarla, ya que no había agua corriente que filtrar. No tienen grifos porque las tuberías se congelan. Aún así, es importante llevar un purificador de agua y pastillas potabilizadoras ya que en algunos lugares no vendían agua pero si tenían grifos donde rellenar.

Al no haber grifos tuvimos que usar el agua que goteaba del tejado al derretirse la nieve para cepillarnos los dientes.

cepillo de dientes en high camp
Christiane Drummond

Ellos derriten el agua de la nieve en la estufa.

nieve para derretir en high camp
Christiane Drummond

Pese a no ser la experiencia más cómoda del mundo, todo merece la pena cuando sales de la habitación y te encuentras estas vistas nada más despertarte.

vistas desde la habitacion en high camp
Christiane Drummond

Y es muy gratificante mirar a las montañas que te rodean y pensar que has llegado hasta ahí a pie tú mismo.

El punto más alto al que duermes en el trek Mardi Himal es a 3.550 metros, pero desde ahí puedes subir a un mirador a 4.500 metros.

Puedes dejar la mochila en High Camp y subir al mirador y bajar en una mañana, para después continuar tu camino hasta Low Camp o Forest Camp para dormir.

En total a nosotros el trek Mardi Himal nos llevó 5 días y 4 noches (3 de subida y 1 de bajada). 

Si te animas a hacer un trek en Nepal algún día, aquí tienes algunos consejos sobre cómo preparar el equipaje.

mochila para el trek
Mi mochila era demasiado pequeña y tuve que llevar colgando el saco de dormir, los guantes, la linterna frontal junto con dos bolsas de plástico y la botella de agua. Christiane Drummond

Primer consejo: lleva una mochila de 35 o 40 litros. Yo cometí el error de llevar una mochila 25 litros, ya que pensé que cuanto más pequeña mejor para cargar con menos peso. Si bien es cierto que llevar una mochila muy grande es un error — acabarás metiendo mucho más de lo que realmente necesitas — al final tuve que llevar el saco de dormir y bolsas de plástico colgando porque no me cabía todo en la que me había comprado. 

Pero, ¿qué llevaba dentro de esta mochila? Vayamos por partes:

  • Ropa: A la hora de preparar la ropa es importante tener en cuenta que durante el día vas a tener mucho calor, y durante la noche mucho frío. También hay que asumir que vas a tener que repetir prendas - tranquilo, no vas a ser el único que huela mal durante el trek. Yo me llevé 2 camisetas transpirables de manga corta para caminar durante el día. De parte de abajo para caminar me llevé unas mallas de deporte de secado rápido y un pantalón de montaña. El pantalón de montaña cumplía doble función: los primeros días lo llevaba sin las mallas ya que daba menos calor, y los últimos días lo llevaba encima de las mallas para que no se mojaran con la nieve. Mete también un chubasquero para protegerte de la nieve y la lluvia. Llevé dos forros polares: uno lo usé durante el día - aunque solo me hizo falta en la última etapa de subida y primera de bajada - y otro para dormir. Cuando más ropa vas a usar es durmiendo: la primera noche a menos altura dormí con una camiseta térmica para temperaturas bajas, un forro polar, mallas térmicas y calcetines; pero la segunda y tercera noche dormí con una camiseta térmica para temperaturas muy bajas, un forro polar, mallas térmicas, una chaqueta acolchada para trekking del Decathlon, gorro, guantes y dos pares de calcetines. Para caminar llevaba un par de zapatillas de senderismo Merrell Moab 2 GTX que compré por Amazon - la mejor compra que he hecho hasta ahora - y 4 pares de calcetines para esquí sin costuras del Decathlon que me fueron muy bien porque en ningún momento me hicieron roce las zapatillas. 
  • Saco de dormir: Además de llevar toda esa ropa, dormía dentro de un saco de dormir de menos 10 grados con dos mantas enormes, y aún así pasé mucho frío en el punto más algo. Así que llevar saco no es discutible: vas a necesitarlo. El mío lo alquilé en Pokhara; también puedes alquilarlo en Katmandú por menos dinero, pero eso implica que tendrás que volver a la capital después del trekking para devolverlo, y nosotras cogíamos otra ruta. 
  • Medicamentos: Además del botiquín que me he llevado al viaje - puedes encontrarlo en este artículo que preparé sobre qué he metido en mi macuto para seis meses de viaje - es importante que lleves Diamox (Acetazolamide) ya que puede paliar los síntomas del mal de altura que se da a partir de los 3.000 metros de altitud. 
  • Neceser: Además de los componentes normales de un neceser, para el trekking te recomiendo llevar desinfectante de manos y toallitas húmedas. No tendrás mucho acceso a agua ni duchas a medida que asciendas. Lleva también toalla de secado rápido.
  • Comida: Lleva cosas que pesen poco, pero den energía. Nosotras llevamos Snickers pequeños (muchos), frutos secos, barritas energéticas y gominolas. 
  • Otros: Una linterna es imprescindible, en mi caso llevaba una lámpara frontal ya que me resulta más cómodo. Importantísimo: lleva un purificador de agua y pastillas potabilizadoras; llegado cierto punto del trekking ya no vendían botellas de agua, por lo que vas a tener que filtrar el agua de los grifos que encuentres - yo incluso filtré agua de nieve. Además también necesitas una botella de agua que puedas rellenar; yo me compré un Nalgene en Pokhara antes de empezar. Es conveniente llevar una batería externa ya que no contarás con enchufes durante la mayor parte del trekking, y no querrás quedarte sin móvil en la montaña. Por último, llevaba mosquetones que puedes usar para colgar o bien ropa mojada o la botella de agua para tenerla a mano. 

Y además