Pasar al contenido principal

Tres analistas sobre el ciclo alcista de Wall Street: las claves sobre si sigue siendo una buena inversión

Traders en Wall Street.
Drew Angerer / Getty Images
  • El S&P 500 se ha revalorizado más de un 329% en los último nueve años y plasma el ciclo alcista más largo de su historia en Estados Unidos.
  • Las incertidumbres globales y las altas valoraciones pueden generar correcciones en Wall Street en los próximos meses.
  • Algunos gestores creen que es momento de vender alto para más adelante comprar barato.

Wall Street está en pleno apogeo. Desde el 9 de marzo de 2009 hasta ahora ha desarrollado su ciclo alcista más largo de la historia: más de nueve años y cinco meses. Además, superando la rentabilidad que generaron las acciones de gran capitalización en la década de los 90. 

El S&P 500, índice de referencia del mercado norteamericano, se ha revalorizado más de un 329%, una ganancia que pocos podrían haber previsto después de que el selectivo cayera un 57% desde su máximo en octubre de 2007 antes de que estallara la crisis financiera mundial. 

En una base de rendimiento total, que incluye los dividendos pagados por las empresas, el índice ha generado retornos del 415%. Un porcentaje realmente llamativo y que nunca antes se había visto en el S&P 500. 

Leer Más: Sincronización al nanosegundo: así es la tecnología que podría revolucionar para siempre Wall Street

En esta línea, este nivel de beneficio se ha logrado a pesar del difícil contexto económico y político en los últimos diez años. Más recientemente, la perspectiva de guerras comerciales, el aumento del dólar estadounidense con respecto a sus principales pares, el repunte de los tipos de interés y la retirada de los estímulos por parte de los bancos centrales, que no han logrado hasta ahora frenar este empuje.

Mark Eibel, director de estrategia de inversión de Russell Investments

Ahora, la incógnita es si hay fundamentos sólidos como para que esta dinámica no se venga abajo. Según Mark Eibel, director de estrategia de inversión de Russell Investments, los datos a corto plazo “están bien, con la revisión del PIB en el segundo trimestre, y con los beneficios corporativos crecientes”. De hecho, analiza, el panorama es tan óptimo que quizá sea un buen momento para “vender alto y comprar bajo”. 

Los resultados empresariales en territorio estadounidense nunca habían alcanzado niveles tan altos. Además, el consenso de mercado estima que el nivel de ganancias crezca un 22% para el conjunto del ejercicio, aunque ese ritmo probablemente se reducirá a mitad de 2019. “Simplemente pensamos que se vuelve más y más difícil invertir en Estados Unidos", añade el analista. 

Equipo de análisis de Schroeders

A este respecto el equipo de analistas de Schroders apunta que, para justificar las altas valoraciones actuales, necesitaríamos ver “un fuerte crecimiento económico global para impulsar los beneficios empresariales”. 

En el mercado actual, hay un número mucho mayor de empresas con valoraciones muy elevadas y no solo por sus ratios PER (relación entre beneficios y cotización actual). La valoración por libros está en su nivel más alto desde la burbuja puntocom.

Por eso la gestora considera que se necesita un gran crecimiento económico para justificar los precios en los que se mueven las acciones norteamericanas en la actualidad. El problema es que el telón de fondo, tal y como describe, muestra en realidad que la tasa de expansión del ciclo económico probablemente ha alcanzado su punto máximo, que las disputas comerciales pueden hacer mella y que el ajuste hace que se siga aumentando los tipos de interés

En un mundo de bajo rendimiento, estos expertos no creen que sea el momento de estar sobreexpuesto a activos volátiles que parecen caros y que necesitan mucho viento favorable para justificar sus valoraciones. 

Matt Benkendorf, CIO de Quality Growth

Con este esquema, Matt Benkendorf, CIO de Quality Growth, sostiene que en este entorno, en los últimos seis meses ha reducido el peso de compañías de “tecnología de la información al recortar posiciones en Alphabet, Visa y Mastercard”. La razón es que cotizaban con valoraciones “mucho más altas con respecto a hace un año o dos”.

El experto señala que “conforme aumente la incertidumbre económica por las subidas de tipos y los efectos de la Guerra comercial, las compañías con unos fundamentales más débiles comenzarán a encontrarse con problemas”. El debate sobre la continuidad del ciclo sigue servida.

Sigue aquí la cotización de Wall Street

 

Te puede interesar