Los 3 escenarios hacia los que podría evolucionar la pandemia: medidas de mitigación durante dos años, un rebrote en invierno o ralentización natural de la propagación

Coronavirus en Roma
Reuters
  • El coronavirus seguirá propagándose durante dos años, según un reciente informe del Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas. 
  • El mismo estudio ha desarrollado los tres escenarios de evolución de la pandemia más probables para ayudar a tomar medidas. 
  • La organización apuesta por que la propagación del virus adquirirá un carácter estacional y advierte de que es probable que no haya vacuna hasta 2021. 
  • De los tres escenarios contemplados, solo uno no obligaría a aplicar medidas de mitigación, mientras que otro predice una fuerte segunda ola entre otoño e invierno. 
  • "El mensaje clave de este informe es que la pandemia de COVID-19 probablemente no terminará pronto", asegura Michael T. Osterholm, director del centro. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

De los tres escenarios posibles hacia los que puede evolucionar la pandemia, solo uno prevé no volver a aplicar medidas de mitigación, según un informe del Centro de Investigación de Enfermedades Infecciosas; que además asegura que el coronavirus seguirá propagándose durante dos años. 

"Nuestro objetivo es ayudar a los planificadores a prever algunas de las situaciones que podrían presentarse durante este año o el próximo, de modo que puedan tomar medidas esenciales ahora, mientras aún hay tiempo", escribe Michael T. Osterholm, director del centro. 

En cualquier caso, el informe advierte de que, en cualquiera de los tres escenarios planteados, hay que estar preparados para seguir viendo una "actividad significativa de COVID-19" durante al menos entre 18 y 24 meses. 

El Centro asegura que aparecerán "puntos calientes" de forma periódica en diversas zonas geográficas. La apuesta del informe se decanta por la posibilidad de que la propagación del SARS-CoV-2 siga un patrón estacional cuya virulencia disminuya con el tiempo. 

"El mensaje clave de este informe es que la pandemia de COVID-19 probablemente no terminará pronto, si alguno de los escenarios que hemos esbozado se cumplen. Tenemos que estar preparados para hacer frente a esta pandemia y sus "réplicas" durante 18 meses o más. También es probable que el virus permanezca con nosotros una vez que la pandemia se haya superado, probablemente en una forma menos virulenta y siguiendo un patrón estacional", asegura Osterholm en un comunicado

Leer más: Adolfo García Sastre, el microbiólogo burgalés que investiga la vacuna contra el coronavirus entre Nueva York y Madrid: "No se puede apostar solo por una o dos vacunas"

Respecto a la posibilidad de tener una vacuna, el informe recuerda que existen muchos interrogantes en torno a la inmunidad que se adquiere de forma natural contra el virus una vez pasada en la enfermedad. Aunque fijándose en otros coronavirus estacionales se podría aventurar que haber pasado la enfermedad garantiza cierta protección, el informe reconoce que todavía no se sabe con certeza. 

Por ahora, los primeros datos no están siendo muy esperanzadores. La OMS ha revelado que, con los datos actuales, todo apunta a que tan solo entre el 2% y el 3% de pacientes recuperados generan anticuerpo

En cualquier caso, "es probable que una vacuna no esté disponible hasta por lo menos en algún momento del 2021", señala el informe. "Y no sabemos qué tipo de desafíos podrían surgir durante el desarrollo de la vacuna que podría retrasar esa fecha", concluyen. 

En definitiva, el curso del coronavirus sigue siendo "muy impredecible", por lo que el centro ha desarrollado los tres escenarios más probables. 

La epidemiología de otros coronavirus graves (SARS y MERS) es sustancialmente diferente a la de del SARS-CoV-2, asegura el informe.  "Por lo tanto, estos patógenos no proporcionan modelos útiles para predecir lo que se puede esperar", explican, señalando que han optado por utilizar un modelo comparativo basado en las pandemias de gripe. 

Leer más: Las grandes preguntas sobre el coronavirus que todavía no tienen respuesta

Primer escenario: pequeños repuntes de contagios suceden a la primera ola 

En este escenario, la primera ola de COVID-19 que estamos viviendo ahora se vería continuada por pequeños repuntes de contagios que se suceden de forma continuada durante un periodo de 1 a 2 años. 

El informe prevé que esta propagación iría disminuyendo gradualmente en algún momento de 2021 y podría requerir seguir aplicando medidas de mitigación de forma flexible hasta ese momento. 

En una publicación anterior de la revista Science, expertos de Hardvard ya advertían de que las medidas de distanciamiento social podrían tener que extenderse hasta 2022. 

También otro grupo de expertos consultados por The Atlantic advirtió de que el peor de los casos—sin inmunidad generada y sin vacuna disponible—las medidas de confinamiento podrían prolongarse hasta 18 meses. 

Segundo escenario: una segunda ola obligará a volver a las medidas de mitigación en invierno 

Por ahora, el segundo escenario parece ser sobre el que existe más consenso dentro de la incertidumbre: habrá una segunda ola y probablemente se producirá entre otoño e invierno. El informe también prevé que en 2021 haya olas posteriores de menor intensidad. 

"No sabemos si habrá una segunda oleada y si se producirá en invierno, pero es un escenario probable", explicaba a Business Insider España Adolfo García-Sastre, microbiólogo y director del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes vinculado al Hospital Monte Sinaí de Nueva York. 

Es una posibilidad que cobra fuerza, ya que las epidemias de gripe han seguido este patrón: una primera ola en primera, disminución de la propagación en verano y un gran repunte de casos en otoño. 

García-Sastre explica que se espera que el verano reduzca el número de contagios, por lo que anima a realizar los análisis necesarios para evitar volver a un confinamiento con la segunda ola. Y es que este escenario requeriría volver a aplicar las medidas de mitigación en otoño para controlar la propagación y evitar la saturación de los sistemas sanitarios, según explica el informe. 

Para el microbiólogo, la única forma de evitar el confinamiento es realizando test de diagnóstico a la población y rastreando los contactos de los casos positivos para aislarlos. Aunque en España ya hay en marcha un estudio de seroprevalencia, muchos expertos han denunciado que no sirve de nada sin un sistema de rastreo. 

Leer más: Expertos de Corea del Sur aseguran que no hay reinfecciones de coronavirus, sino falsos positivos de los tests de diagnóstico

Tercer escenario: la propagación continúa de forma lenta sin llegar al punto de volver a necesitar medidas de mitigación 

El último escenario que los expertos prevén, ofrece la posibilidad que la primera ola venga seguida de una propagación continuada pero que no llegue a adoptar la forma de una segunda ola como tal. 

La ralentización de la propagación haría manejable el número de casos para los sistemas sanitarios, por lo que no se requeriría volver a implantar medidas de mitigación. Sin embargo, el informe advierte de que seguirían produciéndose contagios y muertes. 

La realidad es que los expertos apuntan a que un virus suele reducir su virulencia a medida que se propaga, según explicó Juan García Arriaza, investigador de una vacuna contra el coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología, a Business Insider España. 

El científico aseguró que la crisis acabaría siendo manejada porque "la mayoría de los virus se van atenuando", explica, "y con el tiempo lo controlaremos". 

Además, García Arriaza señaló que, aunque debía estudiarse más, todo apuntaba a que el nuevo coronavirus no mutaba mucho, lo que disminuía las posibilidades de que se empezara a propagar una cepa especialmente virulenta y facilita la búsqueda de un tratamiento. 

LEER TAMBIÉN: El epidemiólogo que gestionó el coronavirus en Suecia no está "convencido" de si hizo bien al no imponer el confinamiento

LEER TAMBIÉN: Cuántas personas pueden ir en un coche en cada fase de la desescalada

LEER TAMBIÉN: La Universidad de Oxford está desarrollando una vacuna contra el coronavirus y podría obtener sus primeros resultados en junio

VER AHORA: Los mejores virales de TikTok en 2020

    Más:

  1. Coronavirus
  2. Enfermedades
  3. Ciencia
  4. Salud
  5. Trending
  6. Top