Pasar al contenido principal

Batalla legal contra El Corte Inglés: el Supremo ordena la demolición parcial de sus 3 centros comerciales más productivos

El corte ingles
El Corte Ingles
  • El Tribunal Supremo ha ordenado a El Corte Inglés la demolición parcial de tres de sus centros por el exceso de edificabilidad.
  • El grupo tendrá que ejecutar la demolición parcial de los centros de Serrano, Campo de las Naciones y Méndez Álvaro.
  • Parece que el plan del grupo pasa por la reducción de sus inmuebles y es que ha puesto en venta 96 centros por 1.000 millones de euros para reducir su deuda. 

El Tribunal Supremo ha ordenado a El Corte Inglés la demolición parcial de tres de sus centros comerciales situados en Madrid por el exceso de edificabilidad. El alto tribunal ha rechazado el último recurso de casación presentado por el grupo de grandes almacenes por un caso de 2012, según han informado fuentes judiciales a El Confidencial.

En concreto, el grupo tendrá que ejecutar la demolición parcial de los centros de Serrano, Campo de las Naciones y Méndez Álvaro.Parece que el plan del grupo de grandes almacenes pasa por la reducción de sus inmuebles ya no sólo por el dictamen judicial sino porque El Corte Inglés ha puesto en venta 96 centros por 1.000 millones de euros para reducir su deuda

Fue este año cuando Fernando Guerra López presentó una demanda ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid y lo hizo a raíz de que la Comunidad de Madrid permitiera incrementar la edificabilidad a cambio de la cesión de redes públicas y de dos parcelas en los barrios de Salamanca y Vicálvaro, para zonas verdes y equipamientos.

Leer más: El Corte Inglés estanca sus ventas por primera vez en cinco años y pierde fuerza frente a Mercadona e Inditex

El gigante de grandes almacenes trató de frenar la sentencia que obligaba a la demolición de los centros de Serrano, Campo de las Naciones y Méndez Álvaro, tres de los más grandes y productivos del grupo, pero el Tribunal Supremo lo ha declarado “inadmisible”.

De esta forma, la empresa presidida por Nuño de la Rosa deberá negociar cómo llevar a cabo la demolición de los metros ilegales que, según estima El Confidencial, rondará entre los 6 y los 12 millones de euros. 

Y además