El triunfo de Schitt's Creek en los Emmy, contrapunto a la voracidad de Netflix: la burbuja de las series eleva cada vez más el muro de la tercera temporada

Schitt's Creek

PopTV

  • La comedia canadiense Schitt's Creek acaba de hacer historia al conquistar todos los premios de su categoría en los últimos Emmy, sumando hasta 9 galardones en total.

  • Daniel Levy, cocreador de la serie, ha asegurado que su creación no habría llegado a esta quinta temporada sin paciencia y que probablemente en otro ecosistema no habría pasado de la primera entrega al no haber alcanzado el rendimiento esperado.

  • Las plataformas de streaming como Netflix, HBO o Amazon Prime Video han cambiado por completo el escenario audiovisual, con temporadas cada vez con menos episodios y un muro cada vez más difícil de superar: la tercera temporada.

  • Las plataformas prefieren invertir en su dinero en series con muchas temporadas cuando se trata de joyas de catálogo, que confieren una gran retención de clientes, y no en producción original.

  • Descubre más historias en Business Insider España.

Poco después de haber arrasado en los Emmy Daniel Levy, cocreador de Schitt's Creek (PopTV/abc), decía en Twitter que su programa no habría llegado a la quinta temporada (la misma que había acaparado todos los premios en la categoría de comedia) sin paciencia y que probablemente en otro ecosistema (en clara alusión a las plataformas de streaming) no habrían pasado de la primera temporada, porque no habría tenido el rendimiento esperado. 

En los últimos cinco años el escenario audiovisual ha cambiado de manera profunda. La propia reconfiguración de los agentes que lo integran ha tenido una proyección clara en los galardones. Las plataformas han comenzado a acaparar nominaciones (en esta edición Netflix consiguió 160) gracias a su elevado volumen de estrenos.

La lucha por el liderazgo en el negocio del vídeo online, base del fenómeno de la Streaming Wars, está restando relevancia a los programas cuyo recorrido comercial va de la mano de las cadenas de televisión, cuyo triunfo está en gran medida asociado a su longevidad.  No extraña, por tanto, que Dan Levy diese las gracias a abc y a PopTV por ‘haberle dejado volar’. 

Aunque todo admite matices. 

Probablemente la popularidad de la serie no habría alcanzado semejantes cotas de no haber entrado en el catálogo de Netflix en Estados Unidos, incrementando exponencialmente su visibilidad y la conversación en torno a ella (gracias al tándem accesibilidad y maratón de visionado), en un fenómeno que recuerda a lo que ya había ocurrido anteriormente con Breaking Bad

Leer más: La clave del éxito de Netflix es que no hay reglas dentro de la empresa, tal y como asegura su fundador Reed Hastings

Tanto si se trata de una televisión (refuerza la franja en la cadena) como si se trata de una plataforma de streaming (atrae nuevos suscriptores) el impacto financiero de un galardón, como reconocía recientemente el propio Reed Hastings, es evidente. Y la segunda vida comercial de Schitt's Creek tras los Emmy promete. En Estados Unidos pasará por el servicio de sindicación en cadenas de televisión en abierto, reemisión en televisión por cable y plataformas de streaming, según informaba Variety.

Uno de los aspectos más curiosos de la última edición de los Emmy es que la única serie multipremiada que tendrá continuidad será Succession (HBO) la gran vencedora en la categoría de drama. Parece cada vez más evidente que las dinámicas de las plataformas están haciendo más infrecuente el patrón de años anteriores: una misma serie recogiendo el mismo galardón año tras año, algo que muchos aseguran que terminó con la temporada final de Juego de Tronos.   

Esta aceleración de la vida comercial de la ficción tiene su origen en la política de continuidad de programas en el caso de plataformas. El acortamiento de temporadas y de número de episodios por temporadas es innegable. Con una burbuja audiovisual que no termina de estallar (más de 500 contenidos de ficción se distribuyeron a través de televisión en abierto, de pago y plataformas de streaming) el modelo de producción de plataformas incentiva una rotación elevada de producto a diferencia de la práctica de las cadenas de televisión, que buscan la estabilidad de la franja y una parrilla llena con un producto atractivo el mayor tiempo posible.  

Leer más: La guerra silenciosa que marcará el futuro del streaming: HBOMax se suma al modelo de suscripción con anuncios que Netflix rechaza de plano

Este fenómeno también se encuentra en la base de la frecuencia con la que las plataformas han comenzado a cancelar programas. Cada vez hay más contenidos que se pelean por la atención del usuario y, por este mismo motivo, cada vez es más difícil conseguir el éxito, que ya no está indisolublemente vinculado a la longevidad. En el ámbito OTT, el éxito se traduce en el volumen de clientes que ese programa consigue atraer a la plataforma (captación) y en el número de horas de visionado que genera entre los ya clientes (retención). 

En la práctica se están generalizando las series de 3 temporadas de 10-13 capítulos. Las plataformas prefieren invertir en su dinero en series con muchas temporadas cuando se trata de joyas de catálogo, que confieren una gran retención de clientes, y no en producción original. Como explica Alison Herman "si un programa tiene una audiencia más o menos fija, es mejor invertir el dinero de una hipotética cuarta temporada para satisfacer a la base fan en un nuevo programa enfocado a otro nicho. (…) La máxima es la diversidad, ya que permite que el servicio se venda a sí mismo como una amalgama con tantas mini-demografías como sea posible". 

Nunca sabremos si esta nueva dinámica de cancelación prematura está privando a los programas de desarrollar todo su potencial. Dan Levy, desde luego, así lo cree.  No obstante el actual contexto invita a  seguir el consejo de "abrazar la paradoja" que dio Damon Lindeloff al recoger el Emmy a mejor miniserie por Watchmen (HBO). "Dejad de preocuparos porque os cancele y preguntaros qué podéis hacer para que os renueven".

 Como si fuese tan fácil… 

LEER TAMBIÉN: El desconocido precio de trabajar para Netflix (II): El algoritmo de Netflix podría destruir tu contenido

LEER TAMBIÉN: La cara oculta de la multimillonaria guerra del streaming entre Netflix, Amazon o Disney: el cementerio de los programas invisibles

LEER TAMBIÉN: La industria audiovisual se prepara para el efecto cascada que va a provocar la nueva normalidad

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Netflix
  2. Streaming
  3. Series
  4. Trending
  5. Top