Este trozo de papel es casi más poderoso que una pila estándar y funciona con solo 2 gotas de agua

Una pila AA estándar

El problema del medio ambiente es algo cada vez más preocupante y uno de los puntos críticos que más preocupan en la actualidad es todo lo relacionado con los desechos electrónicos

En todo lo relacionado con el campo médico o industrial hay un montón de dispositivos electrónicos de un solo uso que, como podrás imaginar, se acumulan rápidamente. 

Ahora, un equipo de investigadores de los que se hace eco Science Alertha desarrollado una batería que podría acabar con gran parte del problema

Se trata de una batería biodegradable hecha de papel y creada con materiales sostenibles que, además, es francamente sencilla de fabricar, por lo que también se podría producir en una gran variedad de formas y tamaños según sea necesario. 

Para que te hagas una idea más clara de su potencia, una batería de 2 celdas fue suficiente para alimentar un reloj despertador LCD, según los investigadores. 

"Presentamos una batería de papel impreso desarrollada para alimentar dispositivos electrónicos desechables de un solo uso y para minimizar su impacto ambiental", escriben los investigadores.

"La batería se basa en una celda electroquímica de metal-aire que utiliza zinc como metal biodegradable en el ánodo, grafito en el cátodo, papel como separador entre los electrodos y un electrolito a base de agua", continúan.

Esta startup finlandesa utiliza la madera para crear baterías más sostenibles

La pila, hecha de papel difundido con sal de cloruro de sodio, puede medir tan solo un centímetro cuadrado (0,15 pulgadas cuadradas) y se basa en tintas impresas: una tinta contiene hojuelas de grafito y actúa como cátodo (extremo positivo), mientras que otra en el otro lado del papel contiene polvo de zinc y actúa como ánodo (extremo negativo).

Una tercera tinta se imprime en ambos lados conectando los extremos positivo y negativo a 2 cables, los cuales se pegan en un extremo del papel.

Lo único que se necesita es un poco de agua y menos de lo que necesitas: tan solo 2 gotas. Esto disuelve las sales del papel, liberando iones cargados que activan la batería que está muy cerca del nivel de una pila alcalina AA estándar de 1,5 voltios, quedándose en los 1,5 voltios. 

Además, empieza a producir energía muy pronto, según los experimentos: en torno a 20 segundos después de agregar el agua. 

"Esta prueba muestra que, a pesar de su densidad de potencia limitada en comparación con las tecnologías estándar, nuestra batería sigue siendo relevante para una amplia gama de productos electrónicos de bajo consumo y el ecosistema de Internet de las cosas", apuntan los investigadores.

"Con una mayor conciencia sobre el problema de los desechos electrónicos y la aparición de productos electrónicos de un solo uso para aplicaciones como la detección ambiental y el control de alimentos, existe una necesidad creciente de baterías de bajo impacto ambiental", siguen.

"Este cambio de las figuras de mérito tradicionales orientadas al rendimiento crea nuevas oportunidades para materiales y diseños no convencionales que pueden proporcionar un equilibrio entre el rendimiento y el impacto ambiental", concluyen. 

Otros artículos interesantes:

En marcha el 'Infinity Train', un tren eléctrico australiano cuya batería se cargará con la energía de la gravedad

Idean un sistema para convertir a los rascacielos en baterías gigantes

Esta startup finlandesa utiliza la madera para crear baterías más sostenibles

Te recomendamos