El truco definitivo para cortar una cebolla sin llorar, según Lidl

El truco definitivo para cortar una cebolla sin llorar, según Lidl

Luisa Gonzalez/Reuters

  • Toda persona que se ha 'enfrentado' a esta planta se ha encontrado con el mismo dilema: ¿cómo cortar una cebolla sin llorar?
  • Conoce los trucos para cortar una cebolla sin llorar en el proceso, así como la explicación de por qué ocurre este fenómeno.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La cebolla es un elemento clave en toda cocina. Es el ingrediente esencial para preparar un sofrito con el que mejorar cualquier comida, un componente protagonista en las comidas encebolladas como el atún e incluso un elemento de polémica y debate, que divide al país entre las personas que prefieren tortilla con cebolla o sin cebolla.

Para esos y muchos más alimentos, cualquier casa suele tener al menos una cebolla disponible, ya que, además, es fácil de pelar, cortar y preparar. Más o menos.

Trucos para pelar patatas de forma rápida y sencilla que te permitirán ahorrar mucho tiempo

A pesar de todas esas ventajas, presenta un claro problema: en cuanto el cuchillo empieza a traspasar la cebolla, se nota un desagradable picor en los ojos y empiezan a caer las lágrimas.

Toda persona que se ha 'enfrentado' a esta planta se ha encontrado con el mismo dilema: ¿cómo cortar una cebolla sin llorar? 

El mundo de internet está lleno de mitos sobre este tema y numerosos consejos, pero no todos funcionan ni tienen siquiera un mínimo de lógica (como colocar una cáscara de cebolla en la cabeza o ponerse gafas de buceo que tapen los ojos).

En Lidl, que también explica cómo cortar una naranja y otras recomendaciones de cocina, comparten el truco definitivo para poder cortar una cebolla sin llorar durante el proceso.

Para lograrlo, se pueden seguir dos opciones:

  1. Aplicar vinagre al cuchillo: el primer truco para cortar una cebolla sin llorar consiste en algo tan sencillo como untar los dedos en vinagre y frotar con ellos el borde del cuchillo, por ambos lados, con cuidado para no cortarte.
  2. Conservar la cebolla en agua: una alternativa es pelar la cebolla y conservarla en un bol o recipiente con agua. De esta forma, más tarde podrás cortar la cebolla sin lágrimas de por medio.

"Aunque no es infalible con las cebollas más peleonas, seguro que te ahorras soltar unas cuantas lágrimas", explican desde Lidl. Esto se debe a que los trucos para cortar una cebolla sin llorar pueden ser menos eficaces con las cebollas viejas.

Cómo cortar un jamón: los trucos de los expertos para conseguir cortes perfectos y aprovechar al máximo la pieza

¿Por qué se llora al cortar una cebolla?

La razón por la que una persona llora al cortar una cebolla tiene que ver con los compuestos volátiles e irritantes que suelta la piel de la planta.

Al cortar la cebolla se rompe su tejido, lo que provoca que se desprendan unas sustancias que contienen azufre. Estas adquieren enseguida el estado gaseoso y ascienden, hasta entrar por las vías respiratorias y los ojos.

Ante esta situación, el cerebro envía la orden a los conductos lacrimales de los ojos de producir más agua (es decir, lágrimas), como respuesta defensiva para diluir la sustancia y lavar los ojos.

Otros artículos interesantes:

El truco definitivo para pelar patatas de forma rápida y sencilla que te permitirán ahorrar mucho tiempo

Comparten un nuevo y efectivo método para pelar ajos rápidamente e Internet se vuelve loco

El truco de Lidl para cortar naranja

Te recomendamos

Y además