Pasar al contenido principal

Este es el truco de Elon Musk para que las reuniones de trabajo no se vuelvan interminables

El CEO de SpaceX, Elon Musk.
El CEO de SpaceX, Elon Musk. Heiko Junge

Reuters

  • ​​​​​​Elon Musk tiene un truco para que las reuniones de trabajo sean dinámicas y no se vuelvan interminables. 
  • Un exempleado suyo cuenta una anécdota de una reunión en SpaceX. 
  • Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon, también una fórmula para que las sesiones sean muy breves, a lo que llama 'la regla de las 2 pizzas'. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

A nadie —o a casi nadie— le gusta perder en tiempo en reuniones interminables. 

Y Elon Musk, fundador y CEO de SpaceX, tiene truco para aligerar este tipo de encuentros, como ha contado un antiguo empleado suyo en la red social de preguntas y respuestas Quora. 

Este ha revelado una anécdota de una sesión en la que Musk llamó la atención a un miembro de la compañía. Escribe textualmente: 

"Un amigo mío entró en la empresa 2 años antes que yo. Entonces trabajaba, como ahora, en un equipo de análisis. En ese caso, las reuniones tenían aún menos sentido porque podías acercarte a la mesa de un compañero y resolver tus dudas. Así que parafraseo lo que ocurrió ese día: Tú no has hablado, ¿por qué estás aquí?", preguntó el CEO de SpaceX a un miembro del equipo.

Leer más: X Æ A-12 ahora se llama X Æ A-XII: Elon Musk y Grimes han tenido que cambiarle el nombre a su hijo porque no cumplía con las leyes del Estado de California

El extrabajador explica en su red social por qué Musk tiene razón, aunque sea muy borde y contundente. "No estés en una reunión si no hay una razón justificada. Para tomar una decisión o para mejorar el ritmo de trabajo, basta con mandar un correo", sostiene. 

Musk no es el único CEO que opta por las reuniones rápidas y eficientes. Jeff Bezos, fundador y CEO de Amazon, tiene una forma de cortar los encuentros que se vuelven interminables, a la que llama 'la regla de las 2 pizzas'.

Es sencillo: deben ser tan breves como el trozo que te tocaría si repartieras 2 pizzas entre todos los empleados. Si no, los encuentros acaban siendo muy largos e improductivos.

Bezos también contó a Fortune en 2012 que algunas de sus reuniones con directivos empezaban en silencio. Así, los asistentes empezaban leyendo sobre qué iba a tratar la sesión, después tomaban notas y, por último, antes de empezar, pensaban en las cuestiones principales a tratar. De esta forma, al empezar, todo el mundo estaba atento desde el principio —ya que nadie quería perder su tiempo allí—.

Y además