Cómo saber escoger fruta en el mercado: trucos para elegir los ejemplares más dulces, maduros y sabrosos

comprar fruta, frutería
Reuters/ SERGIO PEREZ

Saber escoger la fruta en el mercado te ayudará a identificarla en su punto óptimo. Lo que te asegura un gran sabor, reduce el desperdicio alimentario y te permite ahorrar. Pues no terminarás tirando comida por ponerse mala.

Es un clásico no saber diferenciar la fruta madura y terminar comprando piezas insípidas o demasiado pasadas que en nada de tiempo terminan deterioradas.

Lo más aconsejable para hacerse con la mejor fruta es comprar siempre variedades de temporada y consultar al especialista. Hacerle saber si es para consumo inmediato o para futuro puede ayudar a orientar la compra hacia lo más conveniente.

Qué le pasa a tu cuerpo cuando no comes fruta de manera regular

No obstante hay algunos aspectos que tú mismo puedes evaluar para saber escoger fruta. Fijarte en aspectos como el color, la textura o el olor te permitirán saber cuáles son las frutas más sabrosas y dulces que están en su mejor momento.

Melón

Escoger melón

Diurético, hidratante, rico en fibra y una gran fuente de vitaminas y minerales como el betacaroteno, el potasio, la vitamina C o el folato. El melón no solo es una de las frutas clásicas del verano también un buen bocado de nutrientes.

A la hora de escoger un buen melón la clave está en escoger una melona. Ya que las hembras son más dulces que sus contrapartes macho. Para identificarlas fíjate en sus rayas, discurren de forma circular formando circunferencias alrededor del tallo, en lugar de ser longitudinales de punta a punta (los machos).

Asimismo desconfía de los melones más brillantes y verdes, optando por los que tienen una mayor cantidad de estrías y rayas.

Estos son todos los beneficios que aporta a tu cuerpo tomar cada día un trozo de melón

Más trucos para escoger los mejores melones del supermercado incluyen buscar ejemplares con una piel firme y dura y con aroma fresco. Al apretarlos en los extremos, si están jugosos y en su punto la base cede y el pedúnculo o rabo se abomba.

Piña

como evitar que te pique la lengua al comer piña

Saber cuándo una piña está en su punto te asegurará un bocado ácido y dulce altamente placentero (más allá de cierto picor que esta fruta produce en la lengua).

Una piña está madura cuando es consistente, en cuanto al peso. También firme al tacto y de color amarillo uniforme. Evita aquellas que tengan zonas muy vender o negruzcas o que liberen líquido por la parte inferior, ya que estarán pasadas.

Un truco para saber que una piña está en su momento óptimo es tirar con suavidad de las hojas de la corona. Si se desprenden fácilmente significará que la piña está dulce y lista para su consumo, aconseja El Español.

Fresa

Venta de fresas en una tienda

Comer fresas tiene muchos e importantes beneficios para tu salud como cuidar tu corazón o reducir el riesgo de cáncer. En parte por ser una de las frutas más ricas en antioxidantes.

Saber escoger las fresas en su punto óptimo es realmente importante, ya que estas tienen una vida muy corta y si están demasiado pasadas rápidamente se echarán a perder. Mientras que si no están maduras tendrás la decepcionante sensación de meterte a la boca una pieza insípida.

Para escoger fresas y fresones dulces  y sabrosos apuesta por hacerlo cuando sea la temporada. Aún así, será clave el color que debe ser rojo brillante, evitando las muy oscuras o aquellas con zonas verdes.

También ayudará que no estén apelotonadas en el envase ni muy expuestas a la temperatura ambiente.

Sandía

Melón y sandia

Roja y refrescante la sandía es una de las frutas más consumidas cuando llega el buen tiempo, pues hidrata y además endulza.

Esto último sobre todo cuando está madura, ya que de lo contrario es muy posible que esta fruta no sepa a nada. 

Un truco para escoger la mejor sandía es darle un ligero golpe, cuando están en su punto suenan a hueco, pero no demasiado. En cuanto al color, cuanto más oscura y opaca, más madura estará y la textura de la corteza firme.

Kiwi

Comprar kiwis.

No solo es buena para ir al baño. El kiwi es una fruta tropical repleta de nutrientes, por lo que puede hacer mucho por tu salud si la consumes habitualmente.

Para saber cuándo un kiwi está maduro, debes fijarte en el tacto. Al apretarla ligeramente, la fruta no debe estar ni demasiado blanda ni dura. En el primer caso estará pasada y en el segundo aún no está en su punto.

Plátano

Chica comprando plátanos en un supermercado con mascarilla y guantes.

Comer un plátano cada día puedes hacer que tu cuerpo mejore su salud cardiovascular, intestinal y tener más energía a lo largo del día. Aunque si tienes problemas renales no es recomendable que abuses de su ingesta, pues podría conducir a niveles peligrosos de potasio en tu organismo.

Dicho esto, y teniendo en cuenta que no hay una temporada concreta para esta fruta, es bueno saber cómo escoger plátanos en su punto óptimo.

El truco está en el color. Aunque dependerá del uso que queramos darle. Si son para consumo inmediato lo mejor elegir aquellos con una piel amarilla uniforme, recomiendan desde Alimente.

Si quieres que te duren varios días, entonces selecciona ejemplares con tonalidades más verdosas, aunque nunca deben ser verdes por completo. Y mantenlos unidos, así duran más tiempo que si los separas por piezas.

Cereza

cerezas

Ver los cerezos en flor es un placer comparable a disfrutar de su delicioso fruto. Con la llegada del buen tiempo aparecen en las fruterías las primeras cerezas de la temporada

¿Pero cómo saber escoger los mejores ejemplares? Desde el sello Cerezas del Jerte recomiendan fijarse en la apariencia para detectar las más dulces.

Para llevarte las cerezas más frescas y sabrosas a casa, lo primero es fijarse en el aspecto de la piel, que debe estar tersa y brillante, y no debe tener ninguna mancha o rotura que pueda indicar un golpe o mala conservación. Además, debes procurar comprar cerezas que no estén blandas y que no tengan la piel arrugada, lo cual significa que no están frescas, recomiendan.

También hay que tener en cuenta que, a la hora de comprar cerezas de calidad, que el tamaño no es sinónimo de sabor. De hecho, las picotas son un poco más pequeñas de lo habitual y son más dulces y carnosas. 

En relación a su color, todo depende de la variedad. Sin embargo, dentro de una misma variedad, las oscuras suelen ser más dulces, explican.

Melocotones

melocotones

El aterciopelado melocotón solo madura en el árbol, por lo que, una vez recolectado no lo hará por mucho tiempo que esté en tu mesa.

Para escoger buenos ejemplares busca aquellos con la piel lisa y sin manchas, consistentes al tacto, según Eroski Consumer.

Otra manera de saber si un melocotón está maduro es comprobar si el tallo cede con facilidad, lo que es indicativo de madurez. Su olor debe ser suave y afrutado.

Albaricoques

albaricoques

Siguiendo con el consejo del blog, los albaricoques dulces y maduros tienen piel lisa, aterciopelada, sin manchas ni magulladuras y de un color amarillento casi anaranjado.

Si hay rugosidad en la piel o tiene picadas, no hay que adquirirlos ya que no es signo de calidad.

La textura debe ser tersa, pero no en exceso, porque puede ser signo de inmadurez. 

Otros artículos interesantes:

¿Es malo comer mucha fruta por su alto contenido en azúcar? Esto es lo que dice la ciencia

Estas son las 8 frutas con menos azúcar que deberías incluir en tu dieta

8 consejos para ahorrar dinero cuando compras alimentos frescos

Te recomendamos