Pasar al contenido principal

Trump advierte de que EE.UU. podría aumentar "considerablemente" los aranceles a China si no se logra un acuerdo

U.S. President Donald Trump holds a campaign rally in Monroe, Louisiana
Reuters
  • Trump ha asegurado este martes que se han conseguido avances en las negociaciones comerciales con China, pero ha amenazado con aumentar los aranceles "considerablemente" en caso de no acabar lográndolo. 
  • Sus declaraciones han sembrado la incertidumbre sobre el futuro del acuerdo comercial entre las 2 mayores economías mundiales.
  • Empresas e inversores de todo el mundo han buscando señales de que las negociaciones siguen su curso.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El presidente de EE.UU. Donald Trump se ha debatido este martes entre el optimismo sobre las negociaciones comerciales con China y las renovadas amenazas de una escalada, sembrando la incertidumbre sobre el futuro del acuerdo comercial parcial entre las 2 mayores economías del mundo.

En un esperado discurso ante el Economic Club de Nueva York, Trump ha señalado que la primera parte de un acuerdo con China podría cerrarse "pronto", pero que los aranceles aumentarían en caso de que no se consiga. Empresas e inversores de todo el mundo han buscado atentamente señales de que las negociaciones seguían su curso.

"Si no llegamos a un acuerdo, aumentaremos sustancialmente esos aranceles", ha asegurado el presidente sobre China.

Leer más: Estos son algunos de los principales obstáculos que impiden un acuerdo comercial entre Estados Unidos y China

Se han desvelado pocos detalles sobre los términos que Trump anunció como parte de ese acuerdo parcial, que aún no se han publicado. En octubre, aseguró que China aumentaría significativamente las compras de productos agrícolas estadounidenses, tomaría medidas para abrir sus mercados financieros y realizaría cambios no especificados en la normativa de propiedad intelectual y transferencias de tecnología.

Pero la preocupación sobre esas negociaciones han vuelto a surgir en los últimos días después de que Trump negase la afirmación de China de que las 2 partes habían acordado retirar algunos de los aranceles punitivos que se han aplicado a miles de productos durante el año pasado. Esto sucedió incluso después de que algunos funcionarios de la Casa Blanca parecieran confirmar inicialmente una retirada de aranceles.

Los mensajes contradictorios revelaron una división cada vez más evidente sobre política comercial en el seno de la administración Trump y han incrementado la incertidumbre en torno a esta disputa, que ya dura 19 meses.

"Lo que estamos escuchando hasta ahora es básicamente el ruido residual de las luchas internas entre los asesores proteccionistas y globalistas de Trump, por un lado, y las aspiraciones de China de eliminar los aranceles por el otro", ha afirmado Jared Bernstein, que fue un importante asesor económico en el Administración Obama. "Es imposible, en este punto, saber cómo acabará".

Leer más: China acusa a Estados Unidos de "terrorismo económico" y asegura no tener miedo a una guerra comercial

China tampoco ha confirmado algunas de las estipulaciones más importantes, como una cuota de importación agrícola de 50.000 millones de dólares (algo menos de 45.400 millones de euros) propuesta por la administración Trump. Supondría aproximadamente el doble de los 24.000 millones de dólares (sobre 21.700 millones de euros) en productos agrícolas que China importó en 2017.

"Se puede firmar un pequeño acuerdo antes de fin de año, al igual que se podría haber firmado un pequeño en 2018", ha destacado Derek Scissors, un experto en China del American Enterprise Institute. "La pregunta es si el presidente de EE.UU. está más centrado en la bolsa o en los problemas comerciales sobre los que centró su campaña".

Y además