Pasar al contenido principal

Trump amenaza con imponer aranceles masivos a los automóviles europeos, lo que podría generar un caos económico

RE El presidente de EEUU, Donald Trump, sentado en un camión antes de un encuentro con camioneros en la Casa Blanca en Washington, EEUU, el 23 de marzo de 2017.
El presidente de EEUU, Donald Trump, sentado en un camión antes de un encuentro con camioneros en la Casa Blanca en Washington, EEUU, el 23 de marzo de 2017. Carlos Barria/Reuters
  • El Presidente de EEUU, Donald Trump, ha amenazado con imponer aranceles del 20% a las importaciones de automóviles de la Unión Europea.
  • La medida supondría una enorme escalada del actual conflicto comercial de Trump con la UE.
  • Trump ya ha golpeado a Europa con aranceles sobre el acero y el aluminio, enfureciendo a los líderes de la UE y provocando represalias.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado este viernes con imponer enormes aranceles sobre los automóviles importados de la Unión Europea, lo que supone una nueva escalada del conflicto comercial entre los aliados.

Trump había ordenado al Departamento de Comercio que iniciara una investigación sobre los automóviles importados en mayo, similar al procedimiento que le condujo a imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio. Mientras que los resultados de esa investigación todavía no se conocen y están a semanas de obtenerse, Trump ha anunciado el espectro de las tarifas en Twitter.

"Basándonos en los aranceles y las barreras comerciales que desde hace mucho tiempo se imponen a EEUU y a las grandes empresas y trabajadores por parte de la Unión Europea, si estos aranceles y barreras no se derriban y eliminan pronto impondremos un arancel del 20% a todos sus vehículos que entren en EEUU. ¡Constrúyelos aquí!", ha tuiteado Trump.

El tuit también parece contradecir la declaración hecha por el secretario de Comercio Wilbur Ross en una comparecencia en el Comité de Finanzas del Senado el miércoles. Allí, Ross comunicó a los legisladores que no se había tomado "ninguna decisión sobre si recomendar tarifas en absoluto" y que el proceso estaba en sus "primeras etapas".

Esta medida supondría una aumento importante de las tensiones de la ya intensa lucha comercial entre EEUU y Europa. Líderes de Reino Unido, Alemania y Francia criticaron la decisión de Trump de atacar a la UE con aranceles sobre el acero y el aluminio y el bloque respondió con sus propios impuestos.

En total, Estados Unidos importó más de 43.000 millones de dólares en vehículos para el transporte de personas en 2017. Esto significa que el tamaño de los aranceles eclipsaría al del acero y el aluminio, que afectaron a poco más de 7.000 millones de dólares de las exportaciones de la UE a los Estados Unidos.

Los fabricantes europeos de automóviles, incluidos BMW y Mercedes Benz, tienen gran presencia en Estados Unidos. En septiembre, Mercedes anunció que la compañía estaba invirtiendo mil millones de dólares en su planta de Alabama.

Leer más: España sufriría más pérdidas si China pierde la guerra comercial que si EEUU impone aranceles a la UE

En una entrevista con Business Insider Alemania la semana pasada, Bernhard Mattes, presidente de la Asociación Alemana de la Industria Automotriz, declaró que las tarifas no sólo perjudicarían a los fabricantes de automóviles europeos, sino también a la economía estadounidense. Mattes también apuntó que los fabricantes de automóviles alemanes no podrían subsistir sin acceso al mercado estadounidense.

"No, porque EEUU es un mercado de exportación importante y una base de producción fuerte para nosotros", señaló Mattes. "Producimos más de 800.000 vehículos en Norteamérica y empleamos a 116.500 personas en 250 fábricas".

La medida también podría dar lugar a una respuesta de la UE, lo que perjudicaría a los fabricantes de automóviles estadounidenses. En total, EEUU exportó vehículos de pasajeros por valor de 10.000 millones de dólares a la UE en 2017.

Tras la noticias, las acciones de los fabricantes de automóviles cayeron en bloque, especialmente las de Ford y General Motors. Los fabricantes de automóviles europeos, entre ellos Daimler, fabricante de Mercedes, Volkswagen y BMW, también se hundieron.

Daimler y Volkswagen rechazaron hacer comentarios sobre el tema.

Te puede interesar