Pasar al contenido principal

Trump se autoproclama como “genio” en respuesta a un libro que afirma que el 100% de su equipo cuestiona su salud mental

Donald Trump
Andrew Harnik/ Associated Press
  • El presidente de EE.UU. ha defendido su inteligencia y salud mental asegurando en una serie de duits que sus “dos mayores activos” han sido “la estabilidad mental y ser, en plan, muy, muy listo”.
  • Trump ha añadido que es “un genio muy estable”.
  • Los tuits de Trump llegan tras la publicación del polémico libro de Michael Wolff sobre la nueva Casa Blanca.
  • Wolff afirmó en una entrevista el viernes que el 100% de la gente que rodea a Trump pone en duda su inteligencia e idoneidad para gobernar.

Donald Trump ha saltado a Twitter este sábado para defender su inteligencia frente a los ataques de los demócratas y los medios de comunicación difusores de “bulos”.

“Ahora, tras un año de intensa investigación, la colaboración con Rusia ha resultado ser una completa mentira hacia la opinión pública estadounidense. Los demócratas y sus perritos falderos, los medios tradicionales difusores de bulos, están usando el libro de trucos de Ronald Reagan y hablan de ‘estabilidad mental’ e ‘inteligencia’...”, ha tuiteado.

“En realidad, mis mayores activos a lo largo de mi vida han sido mi estabilidad mental y ser, en plan, muy, muy inteligente”, ha continuado. “La 'Corrupta' Hillary Clinton también jugó mucho esas mismas cartas y, como todo el mundo sabe, se fue al infierno. Pasé de ser un hombre de negocios MUY exitoso a ser una Estrella de la televisión… a Presidente de los Estados Unidos (al primer intento). Creo que se me calificaría no de inteligente, sino de genio… un genio muy estable”.

Los tuits del mandatario se producen tras la publicación del polémico nuevo libro del autor Michael Wolff sobre el funcionamiento de la Casa Blanca, El fuego y la ira: dentro de la Casa Blanca de Trump. Wolff afirma que el libro se basa en más de 200 entrevistas con las personas más próximas al presidente, pero advierte de que no tiene claro que todo lo que publica sea cierto.

Después de que algunos cuestionaran la veracidad del libro, Wolff aseguró tener decenas de horas de entrevistas grabadas con altos cargos de la Administración.

En el libro, el antiguo estratega jefe de la Casa Blanca y ex director ejecutivo de la web derechista Breitbart News, Steve Bannon, aparece citado criticando duramente a Trump, su hijo Donald Trump Jr., su hija Ivanka Trump y su yerno Jared Kushner.

Según el libro, Bannon dijo que Ivanka era “tonta como un ladrillo” y se explayó sobre actividades relacionadas con Rusia llevadas a cabo por Kushner y Trump Jr.

Durante una entrevista con la presentadora del programa Today Savannah Guthrie -que pudo inspirar los tuits de Trump-, Wolff afirmó que todos los que rodean a Trump, incluidos sus familiares y asesores más cercanos, ponían en duda su inteligencia e idoneidad para gobernar. “El 100% de la gente de su entorno”, sentenció Wolff.

Cuando Guthrie le preguntó qué otras cosas decía el entorno de Trump sobre él, Wolff respondió que lo consideraban “como a un niño”. “Y a lo que se refieren con eso es a que necesita satisfacción inmediata”, dijo. “Todo gira en torno a él”.

Trump y sus aliados rápidamente contraatacaron contra Wolff y Bannon tras la publicación del libro. En una de sus declaraciones más cáusticas como presidente, Trump sugirió que “Steve el Chapuzas” Bannon había “perdido la cabeza” y que sólo perseguía su propio interés.

“Steve actúa como si estuviera en guerra con los medios, a los que llama oposición, pero el tiempo que estuvo en la Casa Blanca lo pasó filtrando falsas informaciones para parecer más importante de lo que era”, dijo Trump. “Es lo único que se le da bien. Steve rara vez mantuvo una reunión a solas conmigo y simplemente aparenta que ha tenido influencia para engañar a unos pobres infelices sin conocimiento que le han ayudado a escribir libros falsos”.

Trump también tildó a Wolff “de completo perdedor que se inventaba historias para vender este libro tan fantasioso y aburrido”. Y añadió que Wolff había utilizado a Bannon, “quien lloró cuando fue despedido y suplicó por su empleo”.

“Ahora casi todo el mundo ha abandonado a Steve como a un perro. ¡Qué pena!”, zanjó.

Te puede interesar