¿Trump o Biden? Elon Musk tiene mucho que perder (o ganar) en función de quién gane las elecciones en EEUU

Katherine Tangalakis-Lippert
| Traducido por: 
Business Insider España
Trump, Musk y Joe Biden

Getty Images

  • Elon Musk ha estado ejerciendo su poder como influencer de la política estadounidense en los últimos años, pero el multimillonario y sus empresas tienen mucho que ganar —o perder— dependiendo de quién salga elegido en las próximas presidenciales de EEUU.
  • Un estratega político explica a Business Insider que Elon Musk debe "tener cuidado" con lo que desea de cara a las próximas elecciones.

En los últimos años, Elon Musk parece haber pasado de coquetear ligeramente con la política a mantener un idilio en toda regla con el aumento de su influencia en Washington.

A medida que se acercan las elecciones presidenciales y el empresario multimillonario sigue insinuando la idea de apoyar a Trump, queda claro que Elon Musk se juega mucho dependiendo de quién sea el próximo líder de Estados Unidos.

Aunque Musk no ha apoyado públicamente a ningún candidato, Business Insider ya ha informado anteriormente de que el magnate al frente de Tesla o SpaceX se ha unido a otros multimillonarios para compartir su desconfianza hacia los políticos del Partido Demócrata y discutir en privado la mejor manera de derrotarlos en las elecciones de este año.

Según un reciente artículo de The Wall Street Journal, Musk también ha hablado con representantes de la campaña de Trump sobre la posibilidad de asumir un papel de asesor si el expresidente vuelve a la Casa Blanca.

Un representante de la campaña de Trump no ha querido hacer comentarios sobre el reportaje del diario estadounidense, pero ha reconocido que élites de Silicon Valley como Musk se han alineado para apoyar la campaña de reelección de Trump.

"Se ha publicado mucho y se ha demostrado de varias maneras que muchos de los líderes más importantes de la nación en el ámbito de la tecnología e innovación están preocupados por el daño causado a su industria por los fracasos de Biden en la gestión de nuestra economía y sus medidas para imponer una carga excesiva a los innovadores con la burocracia gubernamental y una regulación implacable", señala Brian Hughes, asesor principal de la campaña de Trump, a BI en un comunicado.

Aunque Musk está ejerciendo cada vez más su poder político, quienquiera que gane la Casa Blanca podría afectar drásticamente al multimillonario y a sus empresas

Así podría evolucionar la situación de Musk bajo un segundo mandato de Trump en comparación a una victoria de Biden.

Elon con Trump

Musk ya formó parte de grupos de asesoramiento empresarial bajo la primera Administración Trump, pero se retiró del cargo por desacuerdos con la decisión de Trump en 2017 de abandonar el acuerdo climático de París.

Si asumiera un papel más formal en un hipotético segundo mandato de Trump, Musk estaría apostando por lo que sería mejor para sus numerosos negocios multimillonarios, explica Bradley Tusk a BI.

Tusk es un inversor de capital riesgo y estratega político cuya consultora asesora a startups en sectores altamente regulados. Si asesorara ahora a Musk, Tusk le diría: "Tienes que tener mucho cuidado con lo que deseas, por un montón de razones".

Con Trump, Tusk dice que los recortes fiscales y la desregulación podrían suponer un boom para Tesla, X y SpaceX, sobre todo teniendo en cuenta el empuje previo de Trump para desarrollar una Fuerza Espacial. Esto también podría conllevar un aumento masivo del caché político, pero posiblemente una menor estabilidad en los mercados, en los que Musk confía para mantener su riqueza y poder.

"Existe la posibilidad de tener realmente una enorme influencia dentro de la Administración Trump", dice a BI Stacey Lee, profesora de Derecho y Ética en la Escuela de Negocios Johns Hopkins Carey. "Y cuando nos centramos en los sellos distintivos de lo que Trump realmente respeta (es popular, tiene un estilo de gestión que es más singular en su voz), estas son todas las cosas que Trump realmente admira, y también lo hace Musk".

Elon Musk está implicado en un montón de demandas e investigaciones.

Elon con Biden

Sin embargo, según Tusk, si Biden volviera a ser elegido, Musk podría no tener la influencia que parece ansiar, pero tendría algo en lo que los mercados y las empresas confían para un fuerte crecimiento: estabilidad.

"Musk acaba de recibir la aprobación de un paquete retributivo de 55.000 millones de dólares bajo la presidencia de Joe Biden: ahora mismo, su vida es bastante buena", afirma Tusk. "Y ahora tenemos la opción de elegir entre un presidente que realmente cree en la energía limpia y alguien que la desprecia activamente". Así que, para esos accionistas de Tesla, es mucho mejor para ellos que Joe Biden sea presidente. Y acaban de darle a Elon 55.000 millones de dólares para que haga lo mejor para la empresa.

Sin embargo, Lee asegura a BI que una segunda Administración de Biden también sería propensa a más regulaciones y políticas pro-sindicales, ninguna de las cuales es muy atractiva para Musk.

"Biden es muy tradicional en cuanto a sus políticas. Está comprometido con el aumento de los impuestos a las empresas", dice Lee. "Con Trump, los vimos pasar del 35% al 21%, y ahora Trump está diciendo: 'Oye, si entro, lo bajaré al 20'. Creo que eso sería música para los oídos de Musk'".

Un segundo mandato de Trump podría ser contraproducente para Musk

"Mi instinto inicial —creo que el de todo el mundo— sería como: 'Oh, por supuesto, le iría mejor a Musk con Trump'. Pero creo que, a la larga, sería mucho peor", explica Tusk.

Aunque Musk podría sentirse seducido por el atractivo de acumular aún más poder, Tusk asegura que es un arma de doble filo tratándose de Trump.

Tusk dice que Biden no piensa en Elon como un rival; probablemente no piense en él en absoluto. Pero con Trump, como ha ocurrido tantas veces con sus antiguos aliados, su afecto por Musk podría cambiar de repente, convirtiendo al CEO de Tesla en blanco de su ira.

"Por el bien de Trump, Musk tiene que tener cuidado y no lanzarse de cabeza a esto. Por muy seductor que pueda parecer, realmente puede acabar mal para básicamente todo el mundo", afirma Tusk. "Y todas las cosas que él valora, las cosas que en cierto modo le hacen feliz —la atención y la relevancia— son las mismas cosas que hacen feliz a Trump".

"Y el único tipo con el que no puedes ganar una guerra cara a cara es el presidente de Estados Unidos", sentencia.

Los representantes de las campañas de Musk y Biden no han respondido a las peticiones de declaraciones de Business Insider.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.