Pasar al contenido principal

Trump ordenó un ataque contra Irán tras el derribo de un dron, pero la operación se canceló en el último momento

President Donald Trump.
Donald Trump. AP Photo/Alex Brandon
  • Donald Trump aprobó el bombardeo contra objetivos iraníes después del derribo de un dron estadounidense, pero se echó atrás a última hora según varios altos funcionarios citados en una información publicada por el New York Times.
  • El ataque estaba previsto para las 7 de la tarde (según la hora local de Washington, una de la madrugada en Madrid), según el diario estadounidense.
  • Al parecer se había planeado atacar antes del amanecer en Irán este viernes para reducir al mínimo las bajas, ya que los objetivos se centraban en radares y baterías de misiles.
  • No está claro por qué se tomó la decisión de abortar los bombardeos o si la ofensiva simplemente se ha suspendido temporalmente.
  • Descubre otras historias en Business Insider España.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aprobó el bombardeo contra objetivos iraníes después de que el pasado miércoles fuera derribado un dron estadounidense, pero se echó atrás en el último momento según varios altos mandos estadounidenses han asegurado al New York Times.

Trump aprobó los planes después de realizar varias consultas con mandos de seguridad nacional y del Congreso, por lo que al parecer los altos cargos militares estaban seguros de que la ofensiva se iba realizar. El ataque estaba previsto para las 7 de la tarde (según la hora local de Washington, una de la madrugada en Madrid).

Al parecer la hora de la ofensivas se había programado para minimizar las posibles víctimas humanas. Los militares a cargo habrían planeado atacar antes del amanecer de este viernes en Irán apuntando a radares y baterías de misiles.

No está del todo claro si esos bombardeos fueron cancelados debido a una decisión personal de Trump, por cuestiones logísticas o si simplemente han sido suspendidos temporalmente.

Según Newsweek varios activos militares estadounidenses, incluyendo un buque de guerra equipado con un sistema de guiado de misiles, han sido puestos en estado de espera durante 72 horas.

Leer más: Los analistas ven que el precio del petróleo puede dispararse si acaba estallando el conflicto con Irán

Los ataques planeados por Estados Unidos se habrían producido horas después del derribo del dron RQ-4B, una nave teledirigida para labores de espionaje valorada en unos 123 millones de dólares en 2015. La Guardia Revolucionaria de Irán habría disparado contra el dron mediante un misil tierra-aire a primera hora del jueves, según ha asegurado un alto cargo de la Administración Trump al New York Times.

La Guardia Revolucionaria ha dicho que el dron estaba funcionando dentro de su espacio aéreo, algo que han negado los militares estadounidenses.

Trump calificó ese derribo como un "error muy grande" cometido por alguien "estúpido e imprudente". El presidente de los Estados Unidos añadió que para él era difícil creer que se trataba de un acto intencional.

La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos prohibió el jueves a las aerolíneas estadounidenses sobrevolar el espacio aéreo iraní y dijo que "había numerosos aviones civiles operando en la zona" cuando el misil iraní derribó el avión teledirigido estadounidense.

Las tensiones entre Estados Unidos e Irán han aumentado drásticamente tras los presuntos ataques contra dos petroleros en el Golfo de Omán. Estados Unidos acusó a Irán de los ataques y facilitó imágenes de vídeo de lo que afirmaba que eran tropas iraníes poniendo una bomba lapa en el exterior del barco.

"Si los iraníes persiguen a ciudadanos estadounidenses, activos estadounidenses o militares estadounidenses, nos reservamos el derecho de responder con una acción militar, y necesitan saberlo", aseveró el general Paul Selva, vicepresidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor de Estados Unidos. "Los iraníes creen que no responderemos, y por eso hemos sido muy claros en nuestro mensaje".

Y además