Pasar al contenido principal

Trump declara la emergencia nacional para construir el muro con México

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump.
  • El presidente Trump ha declarado oficialmente la emergencia nacional para construir una barrera física entre Estados Unidos y México.
  • Es la manera que ha encontrado el presidente para acceder a fondos que puedan financiar la construcción del muro, aunque nunca se había hecho.
  • El Departamento de Justicia ha advertido a la Casa Blanca de que la emergencia nacional será bloqueada en los tribunales.

WASHINGTON - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump,  ha declarado oficialmente este viernes la emergencia nacional para construir una barrera física entre Estados Unidos y México.

La decisión toma una vía casi inédita para evitar tener que aprobar una ley desde el Congreso y para poder utilizar fondos de Defensa para otros fines, lo que ha generado confusión y debate entre políticos de los dos partidos mayoritarios.

El plan se ha detallado en una conference call, o rueda de prensa por teléfono, con periodistas que han convocado representantes del Gobierno.

Además de los 1.400 millones de dólares para la construcción del muro que se toman del Congreso, unos 6.000 millones más se tomarán del programa Title X y 600 millones de dinero del Tesoro.

Un portavoz del Gobierno ha apuntado que el muro consistiría en una barrera de acero, en lugar de ser de cemento como aparecía en otros prototipos.

"No hay discusión sobre con qué se va a construir", ha apuntado.

El jefe de personal de la Casa Blanca en funciones, Mick Mulvaney, también ha quitado importancia a que lo que Trump esté haciendo no tenga precedentes.

"Ha habido cierta tensión en los medios sobre si esto crea o no un precedente peligroso", ha señalado Mulvaney a los periodistas. "Realmente no crea ningún precedente. La ley ya daba esta autoridad al presidente. No es como si no pudiera conseguir lo que quería y hubiera sacado una varita mágica para conseguir mucho dinero".

La decisión de Trump enfrenta a los republicanos

El republicano y presidente de la Comisión de Fuerzas Armadas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Mac Thornberry, ha apuntado en un comunicado que pedía a Trump "no destinar una parte significativa del presupuesto del Departamento de Defensa para financiar la seguridad de la frontera".

"Hacerlo tendría terribles consecuencias para nuestras tropas ya que la infraestructura militar fue una de las partes más perjudicadas con los recortes de Obama", ha opinado Thornberry. "Y minimizará uno de los logros más importantes de los últimos dos años, el empezar a recuperar nuestro ejército. Espero que el presidente tome otras vías".

Por otro lado, los republicanos de lado del presidente, como el líder de la minoría de la Cámara baja, Kevin McCarthy, aplaudieron a Trump por la decisión.

"Nos enfrentamos a una crisis humanitaria y de seguridad nacional en la frontera a la que debemos hacer frente, y la decisión del presidente solo describe una realidad", ha señalado en un comunicado. "Con esta declaración y otros instrumentos el presidente tiene acceso a importantes herramientas para dar los pasos necesarios para asegurar la frontera".

Supone un desafío legal (casi) seguro

Mucho antes de que Trump tomase esta decisión, los republicanos se preguntaron por la legalidad de declarar una emergencia nacional, incluso los que apoyaban esta medida como el senador estadounidense Lindsey Graham.

Por su parte, los demócratas han luchado por impedirla de todas las maneras posibles y confían en que los tribunales tumben la medida.

"La declaración de una emergencia nacional sería asquerosa y abominable en base a nuestros principios constitucionales", lamentó el senador demócrata Richard Blumenthal a INSIDER en enero. "No tendría ningún sentido con la ley en la mano y sería tumbada por los tribunales".

Y el Departamento de Justicia ya ha advertido a la Casa Blanca de que los tribunales probablemente bloqueen la emergencia nacional al menos de forma temporal, según ABC News.

Te puede interesar