Pasar al contenido principal

Trump aterriza en Reino Unido tras criticar a la UE y defender un Brexit sin acuerdo: esta es la agenda de su viaje

Donald Trump y Melania Trump, a su llegada al aeropuerto de Stansted
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y su esposa, Melania Trump, a su llegada al aeropuerto de Stansted. REUTERS/Carlos Barria

El presidente de EE.UU. Donald Trump inicia este lunes una visita de Estado de 3 días a Reino Unido que, como en su anterior viaje a Londres en 2018, ha estado envuelta en polémica desde antes incluso de que subiese al avión. Su visita estará dedicada a participar en el 75 aniversario del Desembarco de Normandía, pero ha sido el Brexit y la elección de un nuevo primer ministro lo que ha centrado sus declaraciones antes de iniciar viaje.

De hecho, Trump ha concedido en los últimos días varias entrevistas a medios británicos en las que no ha hecho ascos a opinar sobre los asuntos internos de Reino Unido. Así, el líder estadounidense ha dejado claras sus preferencias sobre quién debería dirigir el Gobierno británico, y ha ofrecido "consejos" a los líderes británicos sobre cómo lidiar con la UE y resolver el bloqueo del Brexit.

Trump opina que Reino Unido debería demandar a la UE

A finales de la semana pasada, el tabloide inglés The Sun publicaba una entrevista con Trump en la que aseguraba que el exsecretario británico de Exteriores Boris Johnson sería un buen reemplazo para Theresa May en el cargo de primer ministro, al igual que otros candidatos británicos de marcado perfil euroescéptico como el secretario de Interior Sajid Javid o el exnegociador del Brexit Dominic Raab.

Leer más: Reino Unido desafía a Trump y permitirá que Huawei participe en el despliegue del 5G

En este caso, Trump no ha criticado abiertamente a la todavía primera ministra, como en su anterior visita del año pasado, pero ha lanzando varios desaires a su gestión y a su partido, el conservador, por su gestión del acuerdo de salida de la UE. Theresa May dimitirá como primera ministra británica en cuanto Trump abandone el continente europeo, el próximo viernes 7 de junio.

A estas declaraciones hay que sumar otra entrevista publicada este domingo por The Sunday Times en las que Trump volvía a opinar sobre la política interna británica y sus relaciones con Bruselas, al defender que el líder del Partido Brexit, Nigel Farage, sería mucho mejor negociador con la UE que los conservadores.

Además, el presidente de EE.UU. ha aconsejado al Gobierno británico que intente cerrar cuanto antes un nuevo acuerdo con la UE, una posibilidad a la que Bruselas se niega remitiéndose al acuerdo que ya firmó con May y que el Parlamento británico ha sido incapaz de aprobar. Trump, en cambio, ha defendido que Londres debería intentar renegociar "un trato justo y si no consiguen lo que quieren, yo me iría".

Así, el presidente estadounidense ha restado importancia a la posibilidad de que Reino Unido abandone la UE sin un acuerdo el 31 de octubre y ha propuesto que Londres demande a la UE para reclamar supuestos "perjuicios económicos que ha supuesto para Reino Unido pertenecer a la UE" y para evitar tener que pagar la factura del Brexit, de unos 40.000 millones de euros, que Trump ha asegurado que "si fuera ellos, no pagaría".

Leer más: Elecciones Europeas: 5 claves sobre la crisis del Brexit que nos muestran los resultados en Reino Unido

Esta factura incluye el coste de proyectos comunitarios en ejecución en los que Reino Unido está incluido, ayudas europeas pendientes de devolución y otros gastos derivados de la salida británica de la UE. Para Trump, la solución para el futuro de la economía británica es reforzar su "ya de por sí estrecha" relación con Washington y romper lazos con Europa cuanto antes.

Estas declaraciones no han sentado del todo bien en Reino Unido. El líder de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, ha anunciado que no participará en el banquete de Estado en honor a Trump y ha criticado que se inmiscuya en los asuntos internos de su país, y el alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha acusado a Trump de usar el mismo lenguaje que "los fascistas del siglo XX" y que la ultraderecha de Francia, Italia y Hungría. 

Reuniones con los máximos dirigentes de Reino Unido, Irlanda y Francia

Trump será recibido por las máximas autoridades británicas, disfrutará de un almuerzo privado y de un banquete de Estado organizado por la reina Isabel II, se reunirá con la todavía primera ministra Theresa May en el número 10 de Downing Street, además de viajar a Portsmouth para el aniversario del Día D de la Segunda Guerra Mundial.

Leer más: Europa comienza a sufrir la guerra comercial: el déficit comercial de la UE se ha más que duplicado en los últimos 12 meses

El presidente de EE.UU. estará en Reino Unido de lunes a miércoles y su agenda incluye además reuniones con los príncipes Carlos, Guillermo y Harry y las esposas de los 2 primeros, además de una recepción en la embajada londinense de su país. Están previstas manifestaciones y protestas contra Trump a lo largo del martes en Londres y otros puntos de Reino Unido.

Tras 3 días en Reino Unido, Trump y su séquito viajarán a Irlanda, donde se reunirá con el primer ministro Leo Varadkar antes de dirigirse al resort de golf que posee en esta isla, donde se hospedará hasta el día siguiente, en el que está previsto que participe en el 75 aniversario del Desembarco de Normandía junto al anfitrión, el presidente galo Emmanuel Macron, y varios líderes comunitarios.

Y además