Pasar al contenido principal

Trump no tiene ningún "botón nuclear": esto es lo que necesita en realidad

Imagen de Trump en una televisión
Varias personas ven en televisión un tuit de Trump durante un informativo sobre el conflicto nuclear entre Estados Unidos y Corea del Norte en una estación de tren de Seúl (Corea del Sur) el miércoles 3 de enero de 2018. Associated Press
  • El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha tuiteado el pasado martes que tiene un "botón nuclear",
  • El tuit de Trump fue una respuesta directa a las declaraciones del líder de Corea del Norte, Kim Jong Un.
  • El presidente no tiene ningún botón nuclear y el proceso de lanzar un misil nuclear no es tan simple como, por ejemplo, pulsar un botón en un escritorio.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró el martes pasado en Twitter que tiene un "botón nuclear" para lanzar un ataque con misiles nucleares. El proceso, sin embargo, es mucho más complicado de lo que él dijo.

El tuit de Trump fue una respuesta directa al líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, quien ha advertido recientemente que ningún lugar de Estados Unidos está a salvo de los misiles nucleares norcoreanos. A pesar de las advertencias de la comunidad internacional, Kim Jong Un aseguró que Corea del Norte produciría tantos misiles y armas nucleares como fuera posible.

"Todo Estados Unidos está al alcance de nuestras armas nucleares. Siempre hay un botón nuclear en mi escritorio. Es la realidad, no una amenaza", aseguró el dirigente norcoreano durante su discurso de Año Nuevo. "Este año debemos centrarnos en la producción masiva de cabezas nucleares y misiles balísticos para su despliegue operativo. Estas armas solo se usarán si nuestra sociedad está amenazada".

Trump, por su parte, respondió el pasado martes a través de Twitter. "El líder de Corea del Norte Kim Jong Un acaba de asegurar que el 'botón nuclear' está encima de su mesa todo el tiempo".

"Puede alguien de su régimen agotado y hambriento decirle que yo también tengo un botón nuclear y que es mucho más grande y poderoso que el suyo, y además funciona!" [sic], tuiteó Trump.

Sin embargo, el presidente estadounidense no tiene un botón nuclear y el proceso de lanzar un misil nuclear no es tan simple como, por ejemplo, presionar un botón en un escritorio.

"Las fuerzas nucleares estadounidenses operan bajo un estricto control civil", aseguró recientemente el general retirado de la Fuerza Aérea de Estados Unidos C. Robert Kehler y excomandante del Mando Espacial de Fuerza Aérea y del Mando Estratégico de Estados Unidos durante una audiencia del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos sobre el control y la autoridad en materia de armas nucleares.

"La capacidad del presidente para ejercer esa capacidad y dirección está asegurada por personas, procesos y capacidades que incluyen el sistema de mando y control nuclear", explicó Kehler. "Es un sistema controlado por seres humanos. Nada sucede automáticamente".

En resumen, no hay botón.

Dentro del 'balón' y de la 'galleta'

Sería más preciso decir que existe un teléfono y una larga fila de asesores, tanto civiles como militares, que valoran y debaten entre sí todas las situaciones y las opciones sobre la mesa.

Una vez se toma una decisión, es el propio presidente estadounidense quien debe autentificar que es él quien dar la orden con una llamada al oficial superior del Pentágono. Ese oficial le dará al presidente un "código de desafío" que necesita una respuesta coincidente, la cual llevan siempre consigo el presidente o uno de sus auxiliares en una tarjeta laminada conocida como la "galleta".

Una vez que el oficial de mayor rango confirma la orden, esta recorre su camino de arriba abajo en la cadena de mando hasta llegar a los responsables de girar las llaves y accionar el lanzamiento.

Los misiles podrían lanzarse tanto desde el mar como desde suelo firme, en tierra. Tanto en un caso como en otro, son varias personas las que tienen que intervenir para autentificar y cumplir la orden incluso después de que la apruebe el Pentágono.

Un militar estadounidense porta maletas con supuestamente los códigos nucleares del país.
Un ayudante militar transporta el "balón nuclear" con los códigos de lanzamiento de las armas nucleares de Estados Unidos que viaja con el presidente Donald Trump cuando este se ausenta de la Casa Blanca. En la imagen, una salida del 3 de febrero de 2017. Reuters

Según Bloomberg, el proceso de lanzamiento podría tardar entre cinco y 15 minutos después de la orden de presidente.

Ni siquiera el famoso "balón nuclear", el nombre con el que se conoce al maletín con los códigos y que está al alcance del presidente en todo momento, contiene un botón.

En su lugar, contiene libros con posibilidades de ataque, refugios secretos para proteger al presidentes, instrucciones de lanzamiento, códigos y probablemente algún tipo de dispositivo de comunicación.

Por tanto, y aunque el presidente tiene la autoridad para lanzar armas nucleares, presionar un botón en su mesa no lanzará ningún misil balístico intercontinental contra un objetivo.

"El proceso de decisión nuclear incluye la evaluación, la revisión y consulta entre el presidente y los principales líderes civiles y militares, todo seguido de la transmisión e implementación de cualquier decisión presidencial por parte de las propias fuerzas [armadas]", aseguró Kehler.

"Todas las actividades en torno a las armas nucleares se caracterizan por varios niveles de garantía, pruebas y revisiones".

Te puede interesar