Pasar al contenido principal

Guerra comercial: Trump retrasa el aumento de los aranceles a productos chinos tras reconocer "avances sustanciales" en la negociación con China

President Donald Trump welcomes Chinese President Xi Jinping at Mar-a-Lago state in Palm Beach, Florida.
El presidente de China, Xi Jinping, y el de EE.UU., Donald Trump Reuters/Carlos Barria
  • El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha anunciado el retraso del aumento de los aranceles sobre productos chinos valorados en 200.000 millones de dólares (algo más de 176.000 millones de euros).
  • Trump aseguró este domingo desde su cuenta de Twitter que las negociaciones para poner fin a la guerra comercial con China "han alcanzado avances sustanciales" en los últimos 4 días, por lo que la entrada en vigor de los nuevos aranceles podría cambiar..
  • Estaba previsto que los aranceles aumentaran del 10% al 25% el pasado 1 de enero, pero el acuerdo entre Trump y su homólogo chino Xi Jinping permitió retrasar su entrada en vigor al 1 de marzo.
  • EE.UU. y China están buscando un acuerdo que ponga fin a la actual guerra comercial entre los dos países.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha anunciado el retraso del aumento de los aranceles sobre productos chinos mientras continúan las negociaciones para poner fin a la guerra comercial entre las dos mayor economías mundiales.

"Me complace anunciar que EE.UU. ha conseguido avances sustanciales en las negociaciones comerciales con China en asuntos estructurales como la protección de la propiedad intelectual, la transferencia de tecnología, la agricultura, los servicios, las divisas y otros muchos temas", según aseguró Trump desde su cuenta de Twitter este pasado domingo. "Como resultado de estas conversaciones tan productivas, retrasaré el aumento de aranceles previsto hasta ahora para el 1 de marzo".

Leer más: Este gráfico muestra cuál será el impacto de la guerra comercial en la economía global, según la OCDE

Esta moratoria llega a menos de una semana de que expirase la tregua de 90 días en la guerra comercial que acordaron el presidente de China Xi Jinping y Trump. De haberse cumplido el plazo original, el 1 de marzo los aranceles estadounidenses sobre productos chinos valorados en 200.000 millones de dólares (algo más de 176.000 millones de euros) tendrían que haberse incrementado del 10 al 25%

Muchos economistas y líderes empresariales advirtieron que este aumento dañaría a la economía de EE.UU..

Los representantes chinos y los de la Administración Trump han celebrado 3 rondas de negociaciones formales con funcionarios de alto nivel desde que se acordó la tregua en diciembre. Los representantes chinos se quedaron el fin de semana en Washington para continuar las negociaciones, aumentando en 2 días sus planes de viaje.

Las negociaciones se iniciaron tras casi un año de imposiciones mutuas de aranceles, que afectan a un valor total de 360.000 millones de dólares (unos 317.000 millones de euros) en productos chinos y estadounidenses. EE.UU. tiene actualmente en vigor aranceles adicionales sobre productos chinos valorados en 250.000 millones de dólares (sobre 220.000 millones de euros) en tanto que China los ha aplicado sobre productos estadounidenses con un valor total de 110.000 millones de dólares (96.000 millones de euros).

Leer más: Los 10 países a los que más afectará la guerra comercial entre EE.UU. y China

La guerra comercial ha generado presiones sobre algunas empresas de EE.UU. y ha contribuido a la ralentización económica china de los últimos meses.

La Administración Trump inició la guerra comercial para intentar forzar a China a reformar sus prácticas económicas, incluyendo el robo de propiedad intelectual de EE.UU. por parte de empresas chinas y la posibilidad que las compañías extranjeras operen en China. Hasta ahora, los chinos se han mostrado reticentes a hacer concesiones significativas en este terreno.

Trump había asegurado anteriormente que cualquier acuerdo definitivo partiría de una reunión mano a mano con Xi.

"Básicamente, creo que las grandes decisiones e incluso algunas pequeñas decisiones tendremos que tomarlas el presidente Xi y yo", aseguró Trump a la prensa el viernes.

Este domingo, Trump sugirió a través de Twitter que esa reunión podría producirse en su complejo vacacional de Mar-A-Lago, en Florida.

"Asumiendo que ambas partes consiguen progresos adicionales, buscaremos concretar una cumbre entre el presidente Xi y yo en Mar-A-Lago para ratificar el acuerdo", tuiteó. "¡Un muy buen fin de semana para EE.UU. y China!".

Te puede interesar

Lo más popular