Pasar al contenido principal

Trump sigue sin conseguir cumplir su principal promesa económica: sus recortes fiscales no han conseguido que el PIB de EEUU crezca un 3%

El presidente de EEUU, Donald Trump, saluda a sus seguidores en la Casa Blanca
El presidente de EEUU, Donald Trump

Reuters

  • El PIB de EEUU creció un 2,3% en 2019, lo que supone sumar su undécimo año consecutivo al alza y mantener la mayor racha de crecimiento de la historia del país. 
  • Sin embargo, el avance del PIB confirma su ralentización, dado que se trata del ritmo de crecimiento más bajo desde 2016.
  • El dato de 2019 revela que el presidente de EEUU Donald Trump ha incumplido por segundo año consecutivo su promesa de elevar el PIB del país por encima del 3%, y los analistas descartan que lo consiga antes de las próximas elecciones.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El Departamento de Comercio de EEUU ha anunciado este jueves que la economía estadounidense creció un 2,3% en 2019, 6 décimas menos que el año pasado y al ritmo más bajo de crecimiento de EEUU de los últimos 3 años, es decir, desde que Donald Trump asumió la presidencia del país. Y todo ello a pesar de que el dato de 2019 implica que EEUU mantiene su mayor racha alcista de la historia, con 11 años consecutivos de avances en su PIB.

Además, el dato de incremento del PIB de 2019 tiene un significado especial para el presidente de EEUU, que prometió en 2017 que su plan de recortes fiscales valorado en 1,5 billones de dólares (en torno a 1,36 billones de euros) permitiría a EEUU elevar su crecimiento por encima del 3% de forma persistente. 

Leer más: Por qué es demasiado tarde para evitar una recesión, incluso si se acaba solucionando la guerra comercial, según Morgan Stanley

Han pasado 2 años desde esa promesa y el avance del PIB estadounidense está aún más lejos de esa meta de lo que lo estaba en 2018, cuando creció un 2,9%. Además, los analistas ya descartan que Trump pueda cumplir esa promesa, según recoge la CNN, debido al impacto de la guerra comercial con China y de la crisis en Boeing por la prohibición de vuelo del modelo 737 MAX

De hecho, Donald Trump aseguró en Davos que el crecimiento real del PIB de EEUU era de un 4% si no se tenían en cuenta estas 2 cuestiones, como recoge la CNN, una estimación que ha quedado desmentida por el dato de crecimiento de 2019. Mientras, los datos de inversión empresarial y demanda doméstica revelan una tendencia muy diferente de la prevista por Trump.

Así, el informe del Departamento de Comercio señala que se ha producido un desplome en la inversión empresarial hasta el 1,5%, su tercera reducción trimestral consecutiva y la mayor racha bajista desde 2009, mientras que la demanda doméstica se redujo respecto al trimestre anterior casi un punto porcentual, hasta un alza del 1,8%.

Ambos datos contradicen las promesas del presidente de EEUU, que aseguró en 2017 que rebajar el impuesto de Sociedades del 35% al 21% y reducir el déficit comercial servirían de estímulo para poder mantener un crecimiento sostenible del 3%. Mientras, la renta disponible avanzó un 1,5% en el cuarto trimestre de 2019, lo que supone casi la mitad del alza del 2,9% que registró entre julio y septiembre del año pasado.

Leer más: 11 datos alucinantes sobre la economía de Estados Unidos que casi nadie conoce

Por otra parte, el Departamento de Comercio afirma que han sido las 3 bajadas consecutivas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal los que han permitido mantener el crecimiento estadounidense. El miércoles pasado, la Fed mantuvo sin cambios los tipos en la horquilla entre el 1,5% y el 1,75%, pese a las presiones desde la Casa Blanca para que los redujese aún más.

El dato de PIB de 2019 coincide con el que avanzó en octubre por la Asociación Nacional de Economistas de EEUU, que además, auguró que el crecimiento se reduciría en 2020 al 1,8% , lo que supondría el primer año con un crecimiento menor del 2% durante la presidencia de Trump, alejarse todavía más del 3% prometido por el presidente de EEUU y volver a despertar los rumores de una posible recesión que instituciones como Bank of America han pronosticado para este año.

Y además