Pasar al contenido principal

Trump responde a la tasa Google francesa con aranceles de 2.400 millones de dólares y amenaza con medidas similares a España, Alemania y Reino Unido

Los presidentes de EE.UU., Donald Trump, y de Francia, Emmanuel Macron
Los presidentes de EE.UU., Donald Trump, y de Francia, Emmanuel Macron Reuters
  • La oficina del representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer, ha anunciado que considera discriminatorio el impuesto creado en Francia para gravar a las empresas tecnológicas y recomienda imponer aranceles del 100% sobre 63 categorías de productos galos.
  • Además, amenaza con tomar medidas similares contra países que han aplicado impuestos digitales, como Italia, Austria o Turquía, y también contra España, Alemania, Francia y Reino Unido, a los que ha acusado de conceder subsidios ilegales a Airbus.
  • Pocas horas antes, el presidente de EE.UU. Donald Trump anunciaba el restablecimiento de los aranceles sobre el acero y el aluminio de Brasil y Argentina, a los que acusa de perjudicar a los agricultores estadounidenses devaluando masivamente sus divisas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La oficina del representante comercial de EE.UU., Robert Lighthizer ha hecho público este lunes el informe sobre el impuesto creado en Francia para gravar a las empresas tecnológicas implantadas en el país, conocido como impuesto GAFA, por Google, Apple, Facebook y Amazon. Y, tras un mes de deliberaciones, Washington ha optado por la línea más dura: tildar el impuesto de discriminatorio y exigir represalias multimillonarias.

La administración Trump había anunciado en julio que investigaría la legalidad de la tasa Google francesa, que grava con un 3% los beneficios a las tecnológicas que superen los 750 millones de euros en volumen de negocio global y los 25 millones en Francia. Con esta medida, el Gobierno de Emmanuel Macron prevé recaudar unos 500 millones de euros y frenar la elusión fiscal de las grandes compañías tecnológicas

En principio, unas 30 compañías se verían se verían sometidas a esta tasa, la mayoría de ellas de EE.UU., como Google, Apple, Facebook o Amazon, que dan nombre al impuesto francés. No serían las únicas, dado que también se verían afectadas empresas como la japonesa Rakuten, la china Huawei, la holandesa Booking, el grupo alemán Axel Springer o la española Amadeus, entre otras, según Les Echos.

Leer más: La gran revolución sobre los impuestos a las tecnológicas que podría costar millones de euros a Amazon, Facebook o Google comienza a hacerse realidad en Europa

Washington ya advirtió que "responderían con dureza" a la aprobación de un impuesto a las grandes tecnológicas estadounidenses en cualquier país europeo y ahora se prepara para cumplir su amenaza. Además, el informe comercial no solo critica la medida y propone una respuesta arancelaria, sino que también advierte a otros países con tasas similares, como Italia, Turquía o Austria, de que podrían correr la misma suerte.

La oficina del representante comercial de EE.UU. ha dictaminado que la tasa gala "discrimina a las empresas estadounidenses, es incompatible con los principios vigentes de la política fiscal internacional y es inusualmente costoso para las empresas estadounidenses afectadas". Por ello, recomienda aplicar aranceles del 100% sobre 63 categoría de productos franceses, valorados en 2.400 millones de dólares (unos 2.165 millones de euros).

Entre los productos franceses que sufrirán mayores tasas arancelarias, se encuentran productos cosméticos y jabones, artículos de lujo como bolsos y productos alimentarios, como varios tipos de quesos franceses, la mantequilla y el vino espumoso, aunque no a las denominaciones más conocidas, que ya estaban sometidas desde octubre a un arancel del 25%.

Esto supone un retroceso diplomático respecto a agosto, cuando Emmanuel Macron y Donald Trump alcanzaron un compromiso durante la reunión del G7 en Biarritz para que París reembolsase a las empresas afectadas la diferencia entre lo pagado por el impuesto GAFA y la nueva tributación para empresas tecnológicas que se está negociando en la OCDE y que podría aprobarse próximamente. 

Leer más: Se desploma la exportación de aceituna negra a Estados Unidos tras los aranceles 'antidumping' de Trump

Además, el informe de la oficina del representante comercial estadounidense también ha señalado directamente a España, Alemania, Francia y Reino Unido, a los que ha acusado de conceder subsidios ilegales a Airbus. Esos subsidios fueron el motivo por el que EE.UU. impuso aranceles del 25% a las importaciones de la UE en general y de esos 4 países en particular, valorados en unos 6.700 millones de euros.

Esos aranceles afectan productos específicamente españoles como queso, vino y aceite de oliva, y otros como whisky, conservas, cerdo envasado, cítricos, moluscos o mariscos. El ministro de Agricultura en funciones, Luis Planas, aseguró en octubre que estas medidas proteccionistas de EE.UU. supondrían para España un impacto económico de unos 765 millones de euros, que podría aumentar si Trump decide imponer más aranceles.

España podría aprobar su propia tasa Google próximamente si el presidente en funciones, Pedro Sánchez, consigue apoyos para su investidura. En la pasada legislatura, el Congreso aprobó el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (IDSD) que se preveía aplicar a empresas con ingresos anuales de 750 millones de euros y con una facturación en España que superase los 3 millones.

Leer más: Los aranceles estadounidenses tendrán un impacto de 765 millones de euros sobre la economía española

La medida no se llegó a aplicar ante la falta de apoyos para aprobar el proyecto de Presupuesto para 2019 y el consiguiente adelanto electoral, pero la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, reiteró en septiembre que su Gobierno no renunciaba a aprobar la tasa Google, señalando que "tenemos la intención de volver a poner sobre la mesa" la medida en cuanto hubiese un ejecutivo estable.

Independientemente de lo que haga España, este lunes EE.UU. ha dejado claro que no distingue entre aliados o enemigos a la hora de imponer aranceles. De este modo, Trump anunció que se restablecían de forma inmediata los aranceles a las importaciones de acero y aluminio de Brasil y Argentina, que quedaron exentos en 2018 de unas medidas proteccionistas que sí impactaron en la UE.

El motivo por el que se ha incluido finalmente a los 2 mayores países de Sudamérica es que el presidente de EE.UU. considera que las devaluaciones del real brasileño y el peso argentino tienen como objetivo perjudicar a los agricultores estadounidenses. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ya ha anunciado que llamará a Trump para frenar la medida, que considera parte de su campaña electoral para buscar la reelección en 2020.

Y además