El turismo español no verá la luz antes de 2023 y su recuperación será lenta, según alerta un informe de McKinsey

Un trabajador desinfecta una zona de piscinas en un hotel de Palma de Mallorca
REUTERS/Enrique Calvo
  • Según las estimaciones de McKinsey, el sector turístico español no verá los niveles previos a la pandemia hasta 2023 y se estima que la recuperación sea lenta.
  • El informe de la consultora destaca la relevancia del turismo doméstico, ya que este volverá a los niveles anteriores a la crisis entre uno y dos años antes que el internacional. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La crisis provocada por la pandemia de coronavirus ha afectado al turismo más que a cualquier otro sector. 

La temporada de otoño-invierno parece seguir el mismo camino y el sector está al borde del abismo: el turismo español podría perder hasta 30.000 millones de euros entre septiembre y diciembre, lo que se sumaría a los 40.000 millones que la industria dejó de ingresar hasta julio, según el avance de la pandemia de COVID-19 y de la intensidad de las restricciones para viajar a España.

Según las estimaciones de McKinsey, se espera a nivel mundial una caída acumulada de 3 a 8 billones de dólares (alrededor de 2,5 a 6,8 billones de euros al cambio actual) antes de que el gasto turístico vuelva a los niveles prepandemia.

En el caso de España, el último informe apunta a que la recuperación no llegará hasta 2023 o 2024, debido a la gravedad de la propagación de la enfermedad dentro de nuestras fronteras en combinación con la débil posición económica actual.

Las 5 medidas que podrían ayudar a salvar al sector turístico más allá de ampliar los ERTE y de los préstamos del ICO, según el CEO de Barceló Hotel Group

A nivel global, McKinsey considera que para el año que viene se habría recuperado el 85% de los volúmenes de 2019, llegando a una recuperación total para 2023. Todo ello teniendo en cuenta el mejor de los escenarios. Poniéndose en lo peor, en 2021 solo se alcanzaría el 60% del nivel de 2019, posponiendo, por tanto, la recuperación.

La dependencia de los viajes nacionales y los viajes no aéreos determinará la recuperación

La consultora señala que la recuperación será lenta e irá de la mano de la dependencia que cada país tenga del turismo nacional y no aéreo, por lo que dicha recuperación variará en cada país y cada uno deberá adaptarse a la nueva realidad de manera diferente.

En concreto en España, el 44% de los viajes se hacen por vía área.

Esta estructura impulsa las velocidades de recuperación, ya que las restricciones entre países y las preocupaciones por la seguridad están determinando el tráfico aéreo.

En cuanto a la relevancia del turismo nacional, este volverá a los niveles anteriores a la crisis entre uno y dos años antes que el exterior. Dentro del turismo dentro de nuestras fronteras, cogerán también más fuerza los alquileres vacacionales sobre las estancias en hoteles. 

Según sostiene la consultora, los factores estructurales y macroeconómicos seguirán determinando la recuperación del turismo. Mientras tanto, los líderes de la industria pueden tratar de mejorar su ritmo de recuperación mediante diversas medidas, como mejorar la percepción de la seguridad de los viajes aéreos, promover activamente los destinos nacionales y asegurar que las políticas gubernamentales y de seguros garanticen el acceso a la atención sanitaria, incluso fuera del país.

LEER TAMBIÉN: Las 5 medidas que podrían ayudar a salvar al sector turístico más allá de ampliar los ERTE y de los préstamos del ICO, según el CEO de Barceló Hotel Group

LEER TAMBIÉN: El 40% de los trabajadores en ERTE pertenecen al sector turístico

LEER TAMBIÉN: El sector hotelero reconvierte sus espacios para sobrevivir a la crisis del COVID-19 y pone el foco en el teletrabajo

VER AHORA: Los 3 escenarios que maneja el grupo hotelero Palladium en 2021 tras la debacle turística por la pandemia

    Más:

  1. Turismo
  2. Trending
  3. Top