Se avecina una tormenta dentro de la dirección de Twitter: qué puede pasar en los próximos meses, según los expertos

Elon Musk, fundador de Neuralink.
Elon Musk, fundador de Neuralink.

Reuters

Análisis Faldón

Elon Musk tiene una nueva plataforma tecnológica que controlar. El lunes, Musk, fundador de Tesla, SpaceX, Neuralink y The Boring Company, compró Twitter por 41.000 millones de euros. La adquisición coloca al hombre más rico del mundo al frente de una de las más poderosas redes sociales.

La compra ha disparado las especulaciones sobre el futuro del liderazgo de Twitter y sobre si Parag Agrawal, el recientemente nombrado consejero delegado de la compañía, seguirá en su puesto.

Conocido por su liderazgo visionario y su pensamiento fuera de lo común, Musk llevó a Tesla de ser una marca marginal a la empresa de automóviles más valiosa del mundo y recientemente envió una tripulación civil de cuatro personas a la órbita en una nave espacial de SpaceX.

Los expertos que han hablado con Business Insider han dicho que es difícil predecir los movimientos de una figura tan característicamente impredecible. "Es imposible saber qué hará Elon Musk a continuación", dice Richard Levick, presidente y director general de Levick, una empresa de relaciones públicas para casos de crisis.

La empresa de Levick ha representado a la empresa de vuelos espaciales de Musk, por lo que Levick conoce de primera mano la predisposición de Musk a la imprevisibilidad.

"Recuerdo un día en particular en la que llamó a las 6 o 7 de la tarde y dijo: 'Estoy volando a Washington. ¿Podemos hacer una rueda de prensa mañana a las 9 de la mañana?'", cuenta Levick. "Lo conseguimos, y la rueda de prensa fue un éxito, pero comparto esa historia porque creo que es indicativa de que nadie sabe lo que piensa Elon Musk, y a veces ni siquiera Elon Musk".

Business Insider ha hablado con expertos, entre ellos Levick, un consultor de gestión reputacional y un consultor de directores ejecutivos, sobre cómo podría evolucionar la dirección ejecutiva de Twitter bajo el mandato de Musk. Sus dos mayores predicciones fueron que los cambios son inminentes y que es probable un cambio de CEO.

El cambio está en el horizonte

Musk ha hecho públicas sus quejas con la dirección de Twitter. El martes, Musk, que tiene más de 88 millones de seguidores, publicó un aluvión de tuits criticando a dos de los principales ejecutivos de la compañía.

Jim Baker, consejero general adjunto de Twitter, se enfrentó a los trolls después de que Musk ratificara un tuit de la derecha mediática estadounidense, Mike Cernovich, en el que acusaba a Baker de cometer fraude como consejero general del FBI. La jefa de política y asuntos legales de Twitter, Vijaya Gadde, también se enfrentó al acoso online después de que Musk calificara su decisión de restringir una noticia en la plataforma como "increíblemente inapropiada".

Los expertos sostienen que las desavenencias de Musk con los altos ejecutivos son claros indicadores de que el liderazgo de Twitter va a cambiar bajo su mando.

"Creo que vamos a ver una dolorosa carnicería", dice Eric Schiffer, presidente y CEO de Reputation Management Consultants. "Será un latigazo emocional para muchos de los ejecutivos que tenían una posición cómoda".

Musk también ha dejado claras sus intenciones de transformar Twitter en un baluarte de la libertad de expresión. En respuesta a su tuit del martes, en el que criticaba "la reacción extrema de anticuerpos de quienes temen la libertad de expresión", dijo: "Por 'libertad de expresión' me refiero simplemente a lo que se ajusta a la ley. Estoy en contra de la censura que va más allá de la ley".

Levick pone en duda que Musk pueda invocar el tipo de derechos de libertad de expresión que prevé a nivel mundial en toda la plataforma. "En China no tienen la Primera Enmienda", comenta. "Los reguladores europeos están muy por delante de los estadounidenses en cuanto a la regulación de internet. ¿Cómo va a manejar la Ley de Servicios Digitales que la UE ha aprobado recientemente?".

La compra de Twitter por Elon Musk reaviva el debate de la libertad de expresión en plataformas mientras Europa avisa: "Aquí se cumplen nuestras reglas"

Elon Musk celebrando un hito

Musk ha expresado su intención de excluir a Twitter de la bolsa. Jay Baer, consultor de marketing digital, sugiere  que eso facilitaría la aplicación de cambios radicales en el modelo de liderazgo e ingresos de la empresa.

El año pasado, Twitter registró unos ingresos totales de unos 5.000 millones de dólares. "Creo que realmente cree que, con algunos cambios, podría haber un aumento colosal a medio plazo de los ingresos y los beneficios", explica Baer. "En última instancia, no creo que haga un movimiento como este a menos que vea una ventaja financiera".

Aun así, aunque algunos le han alabado como líder decisivo, Musk suele confundir a los analistas. "Creo que es muy difícil interpretar lo que hace y sus intenciones. Creo que nos equivocamos al asumir que necesariamente se involucrará profundamente en las operaciones diarias", afirma Tom Goodwin, especializado en asesorar a directores generales.

Es probable que haya un cambio de CEO

Agrawal, que sustituyó al fundador de Twitter, Jack Dorsey, como consejero delegado el año pasado, tomó el timón en un momento crítico en el que la plataforma introdujo funciones que generan ingresos, como su producto de suscripción Blue y Ticketed Spaces, que permite a los creadores cobrar por el acceso exclusivo a sus contenidos.

Tras el anuncio de Dorsey sobre el nombramiento de Agrawal, Musk publicó un meme con la cabeza de Agrawal editada sobre el cuerpo de Stalin. En una declaración oficial ante el regulador del mercado estadounidense realizada el pasado 13 de abril, Musk confesó que no "tenía confianza en la dirección".

Los expertos dicen que las vehementes críticas de Musk a Agrawal indican que el despido del CEO es más que probable.

Pero Baer señala que si Agrawal fuera destituido, no debería verse como resultado de un liderazgo incompetente.

"Teniendo en cuenta la cantidad de tumultos internos y globales durante su corto mandato, no veo muchas formas en las que podría haberlo hecho mejor", asegura Baer. "La adquisición de talento ha aumentado. Twitter es líder en NFT entre las redes sociales. La plataforma es tan importante como siempre desde el punto de vista cultural, en todo el mundo".

En una reunión de la empresa tras el anuncio de la adquisición por parte de Musk, Agrawal ha explicado a los empleados que el futuro de Twitter bajo el mando de Musk es incierto, según ha informado Reuters.

La tendencia de Musk a ser descarado y a tuitear sin ton ni son plantea dudas sobre su estrategia en cuanto a la libertad de expresión y su capacidad, como propietario de Twitter, de utilizar la plataforma como su megáfono personal. Y los expertos que han hablado con Business Insider dicen que, aunque Musk ha demostrado tener éxito como líder, nadie sabe qué hará a continuación.

Otros artículos interesantes:

"Un bufón demasiado endeudado": Elon Musk se juega su imperio empresarial con la compra de Twitter

El grupo en la sombra que ha alentado a Elon Musk a comprar Twitter: de la 'PayPal mafia' a activistas de extrema derecha

Elon Musk tuitea que le gustaría comprar Coca-Cola para "volver a poner cocaína" en el refresco

Te recomendamos