Pasar al contenido principal

Uber y Cabify se marchan de Barcelona a menos de un mes de recibir a 107.000 personas en el mayor congreso mundial de telefonía móvil

Conductores de Uber y Cabify, en una manifestación en Madrid contra el decreto del Gobierno, el 27 de septiembre de 2018.
Conductores de Uber y Cabify, en una manifestación en Madrid contra el decreto del Gobierno, el 27 de septiembre de 2018. REUTERS/Juan Medina
  • Uber y Cabify han decidido dejar de operar en Barcelona a raíz del decreto aprobado por el Govern que obliga a precontratar con 15 minutos de antelación sus servicios.
  • La capital mundial del móvil se quedará sin estas plataformas a partir del 1 de febrero, cuando entre en vigor el decreto.
  • Ambas compañías han criticado la decisión de la Generalitat y han subrayado que más del 90% de los viajes se contratan con menos de 15 minutos de antelación.
  • Barcelona acogerá del 25 al 28 de febrero el Mobile World Congress, el mayor congreso de comunicación móvil del mundo, al que asistirán 107.000 personas según la organización.

Uber y Cabify abandonan Barcelona. Ambas compañías han anunciado oficialmente que dejarán de operar en la capital catalana a partir de este viernes 1 de febrero y lo hacen después de que el Govern haya aprobado un decreto en el que obliga a la precontratar con 15 minutos de antelación los servicios de transporte con conductor. 

La amenaza que estas plataformas ponían sobre la mesa hace unas semanas se ha hecho realidad y la ciudad condal, y capital mundial del móvil,  se queda sin plataformas digitales de transporte sin conductor el mismo día en el que entra en vigor el decreto aprobado por la Generalitat.

Uber, que no llevaba ni un año operando en Barcelona, ha sido la primera en tomar la decisión y ha lanzado su “hasta pronto, Barcelona”. En un comunicado la compañía lamentaba las decisiones aprobadas por el Govern que les obligan “a suspender el servicio Uber X en Barcelona”.

Leer más: Las diferencias de precio entre taxi, Uber y Cabify son mayores en hora punta: hasta diez euros

Fue poco después que Cabify se unió a Uber en su decisión, tras siete años operando en la capital catalana. “Será a través de la aplicación que Cabify informará  a sus usuarios de su expulsión de Catalunya, tras la entrada en vigor del Decreto Ley que la Generalitat ha aprobado en el Consejo”, ponía de manifiesto la compañía en un comunicado.

De hecho Cabify ha lanzado al aire un ejercicio de reflexión y ha subrayado el “grave perjuicio” que se genera al ciudadano. “El 98,5% de los viajes gestionados a través de la app de Cabify están por debajo de los 15 minutos de espera”, incidieron desde Cabify en un comunicado.  

También Uber coincide y amplía este posicionamiento de Cabify:  “La obligación de esperar 15 minutos para viajar en una VTC no existe en ningún lugar de Europa y es totalmente incompatible con la inmediatez de los servicios bajo demanda, como UberX". De hecho si bien Uber apeló a la necesidad de establecer una regulación justa “en el caso de Cataluña, una regulación que tenga en cuenta a los miles de conductores y usuarios de las VTC", señala en un comunicado.

Leer más: Hemos comparado los precios del taxi vs. Uber y Cabify y el ganador está bastante claro

En un paso más allá, desde Cabify han criticado que esta regulación “tiene como único objetivo, y por tanto como consecuencia final, la expulsión directa de la aplicación de Cabify y de sus empresas colaboradoras en Cataluña y Barcelona”. 

Pero lo cierto es que no es la primera vez que Uber abandona Barcelona. Si en este caso es, en cierta forma, por iniciativa propia, en 2014 lo hizo a raíz de un dictamen judicial que le obligaba a suspender el servicio entre particulares Uber Pop. En su reciente incursión en Barcelona, Uber tuvo que adaptarse al modelo de VTC con el que ya operaba Cabify y que establecía la normativa española.

 

Te puede interesar