Pasar al contenido principal

Uber cambia de estrategia en Europa: de coches a bicis eléctricas

Jump bibicleta
JUMP

Quizá dentro de unos años la historia se podrá contar así: Uber llegó, desplazó a los taxis, creó un nuevo modelo de transporte privado y, cuando lo consiguió, se fue a por otros asuntos. La otrora app de transporte con chofer se diversifica: primero se decantó por la comida, después por los aires, y ahora por las bicicletas.

Uber usa como el mercado europeo como laboratorio, donde ha reinado la confusión con respecto al tipo de servicio que hizo a la app mundialmente famosa (recientemente, por ejemplo, la compañía perdió su licencia en Londres) y donde pondrá a prueba su nuevo servicio de bicis eléctricas.

Después de comprar la firma de bicicletas Jump en abril Uber anunció que utilizará su nombre y sus productos para lanzar en el continente europeo un servicio de alquiler de bicicletas eléctricas. Berlín será el escenario donde la plataforma hará su debut antes de que acabe el verano

"Cuando te subes a estas bicis y empiezas a pedalear te sientes como Superman", dijo el consejero delegado de Uber, Dara Khosrowshahi, en una conferencia tecnológica en la ciudad germana. Jump fue la primera compra que hizo Khosrowshahi cuando fue elegido CEO en 2017.

Leer más: UberEats se come a su hermana mayor Uber en ciudades como Madrid

"Este es un potencial reemplazo a los viajes de Uber para que podamos ser más que sólo coches", comentó Khosrowshahi. A su parecer este nuevo paso puede convertir a la app en una plataforma para "la movilidad dentro de una ciudad" y "ayudar a resolver los problemas de tráfico a los que todas las ciudades se enfrentan".

Pese a la emoción Khosrowshahi no definió de cuánto será el importe del servicio ni a qué otros países europeos lo llevará. Uber ofrece una plataforma de alquiler de bicicletas en EE UU en la que cada viaje de 30 minutos tiene un precio de 2 dólares.

Tampoco queda claro por qué la empresa decidió estrenar Jump en un mercado tan activo como el alemán, donde competirá contra otros servicios similares como Mobike, Limebike y Obike.

Otras compañías similares operan en muchos países europeos. En España incluso Cabify ─la competencia local de Uber─ tiene un servicio para alquilar bicicletas.

También en Alemania este año Uber estrenará su versión Uber Green, que operará sólo con coches eléctricos.

   

  Artículo original de Economía Digital.

Te puede interesar