Uber compra el 30% de Moove Cars, el gigante de las VTC, en un movimiento inédito

El director de Uber en España, Juan Galiardo.
El director de Uber en España, Juan Galiardo.
Uber
  • Uber ha decidido comprar el 30% de la mayor empresa de VTC de España en un movimiento inédito en la compañía, según ha publicado La Información.
  • Las empresas con autorizaciones VTC han sufrido el impacto de la pandemia del coronavirus ya que son ellas quienes pagan los coches y a los conductores.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Uber ha decidido comprar el 30% de las acciones del gigante de las VTC Moove Cars, participado el fondo de inversión británico King Street Capital, según ha publicado este miércoles La Información. A la vez, Uber se ha comprometido a seguir invirtiendo hasta 185 millones de dólares durante los próximos 8 años, de los que ahora le inyecta 5 millones de dólares (unos 4,14 millones de euros), ha recalcado el mismo medio de comunicación.

Moove es el mayor dueño de autorizaciones de este tipo de España y principal socio de la compañía estadounidense, y se ha visto fuertemente afectado por la crisis del coronavirus, que ha paralizado sus coches y a sus conductores. Sin embargo, como Uber funciona de intermediario entre las compañías que tienen estos coches (y sus respectivas autorizaciones VTC) y los usuarios que solicitan estos servicios, quienes han asumido el gasto del impacto en los conductores y las flotas han sido las empresas VTC, al igual que en el caso de Cabify.

La patronal del sector de los vehículos de alquiler con conductor Unauto estima que del sector de las VTC dependen directamente unos 25.000 conductores más otros 16.000 trabajadores de otros departamentos. De manera indirecta, la asociación estima que entre 70.000 y 80.000 personas viven de estos coches, de los que el 75% son asalariados y el 25% son autónomos.

Uber pierde 5.580 millones de euros en 2020, un 20% menos que el año anterior, pero dispara su negocio de reparto a domicilio

La Información también explica que Moove, como otras, cuenta con una deuda importante que viene de la financiación bancaria con la que se costeó el leasing de los vehículos, y que se ha trabajado para refinanciarla. Ahora Uber ha acordado comprar acciones a diferentes accionistas del grupo Moove, como Jaime Castellanos, Jon Riberas o el fondo de inversión King Street Capital.

“Como parte de nuestro compromiso con España, queremos ayudar al sector de la movilidad a recuperarse de la crisis sin precedentes que está atravesando. Moove es un socio importante para Uber, y con esta inversión minoritaria queremos contribuir a que pueda seguir ofreciendo oportunidades laborales a miles de conductores en toda España", ha explicado Uber al respecto consultado por Business Insider España.

Puedes leer el artículo original de La Información aquí.

LEER TAMBIÉN: El futuro de Uber es el reparto a domicilio, que podrá mantener su crecimiento tras la pandemia, según varios analistas

LEER TAMBIÉN: El CEO de Uber en España responde a Cabify que su negocio de coches lleva años siendo rentable

LEER TAMBIÉN: El principal socio de Uber en Andalucía amenaza con un traslado colectivo a Madrid que afectaría a más de 400 conductores

VER AHORA: XV Smart Business Meeting: el desafío de la transformación del mercado inmobiliario en la era post COVID