Pasar al contenido principal

Uber se deshace de más de 400 empleados de sus departamentos de producto e ingeniería en su segunda gran ronda de despidos de este año

Uber CEO Dara Khosrowshahi speaks onstage at Day 1 of the Vanity Fair New Establishment Summit 2018 at The Wallis Annenberg Center for the Performing Arts on October 9, 2018 in Beverly Hills, California.
El CEO de Uber Dara Khosrowshahi Matt Winkelmeyer/Getty Images

Uber ha despedido este martes a 435 empleados de sus departamentos de ingeniería y producción en su segunda gran ronda de despidos de este año.

En torno a 170 trabajadores han tenido que dejar el equipo de producto, mientras que el resto de despidos corresponden a 265 ingenieros, tal y como ha confirmado a Business Insider un portavoz de Uber. TechCrunch fue el primer medio en avanzar la noticia.

En un comunicado, un portavoz de Uber aseguró que los últimos despidos eran una nueva apuesta para encontrar la eficacia en esta compañía que ya tiene 10 años y para mantener su agilidad en un terreno competitivo.

Leer más: Ya puedes reservar un viaje en Uber sin necesidad de tener un móvil cerca

"Nuestra esperanza al hacer estos cambios es reiniciar y mejorar nuestros métodos de trabajo diarios, priorizando despiadadamente y afrontando siempre nuestra responsabilidad respecto a un elevado estándar de rendimiento y agilidad", aseguró el portavoz.

"Aunque sea claramente doloroso en este momento, especialmente para aquellos a los que les afecta directamente, creemos que esto dará lugar a una organización técnica más fuerte y que más adelante continuará contratando a los mejores talentos de todo el mundo".

Los despidos del martes se producen tras una congelación de las contrataciones en varios de sus departamentos en EE.UU. al tiempo que Uber busca reducir costes y convertirse en una compañía rentable para apaciguar a los inversores más ansiosos. La congelación de contrataciones ya ha sido revocada, según el portavoz de Uber.

La mayoría de los despidos se han producido en EE.UU., según ha informado TechCrunch, y otro 15% han tenido lugar en Asia y Europa. El departamento de desarrollo del empleo de California ha asegurado a Business Insider que no se presentó un aviso WARN, un formulario que las grandes empresas suelen presentar cuando se producen grandes reducciones de empleo y que Uber ha presentado esta semana, lo que puede significar que muchos despidos se han producido fuera de este estado.

A principios de agosto, ingenieros nerviosos por su futuro aseguraban a Business Insider que temían ser los siguientes en ser despedidos. Otras medidas para reducir costes han incluido cancelar los globos que sus empleados recibían tradicionalmente en el aniversario de su incorporación a la compañía y pedir a los trabajadores que fueran cautelosos con sus dietas de viaje.

Leer más: Uber se desploma en bolsa tras el cierre de Wall Street tras presentar una pérdidas trimestrales peores de las esperadas

Además de las medidas para reducir costes, sin embargo, también ha habido nuevas inversiones que aumentarán la presencia de Uber más allá de sus raíces en Silicon Valley. La compañía ha anunciado esta semana una inversión de 200 millones de dólares (algo más de 180 millones de euros) en una nueva oficina en Chicago para dar cobijo a su creciente departamento de transporte, además de una nueva oficina en Dallas que albergue a los empleados de ventas y de recursos humanos.

Las acciones de Uber subieron en torno al 3,3% en bolsa este martes pero siguen más de un 20% por debajo del precio con el que debutaron en bolsa sus títulos tras la gigantesca oferta pública de salida de principios de año.

Este es el comunicado completo de Uber sobre los despidos de este martes:

"Nuestro CEO le ha hecho a todos los miembros de nuestro equipo directivo una pregunta simple pero importante: si comenzáramos desde cero, ¿diseñaríamos nuestra organización tal y como es hoy en día? Después de considerarlo cuidadosamente, nuestros líderes en los departamentos de Ingeniería y Producto llegaron a la conclusión de que la respuesta a esta pregunta en muchos aspectos era que no. Anteriormente, para satisfacer las demandas de una startup en crecimiento masivo, contratamos rápidamente y de manera descentralizada.

Aunque esto funcionó para Uber en el pasado, ahora que tenemos más de 27,000 empleados a tiempo completo en ciudades de todo el mundo, necesitamos cambiar la forma en que diseñamos nuestras organizaciones: equipos austeros y con un rendimiento excepcionalmente alto, con un mandato claro y la capacidad de actuar más rápido que nuestros competidores.

Leer más: El modelo de negocio de Uber es uno de sus principales riesgos, según Goldman Sachs

Hoy, estamos haciendo algunos cambios para volver a encarrilarnos, lo que incluye reducir el tamaño de algunos equipos para garantizar que contamos con el personal adecuado para nuestras prioridades principales. Estas han sido decisiones increíblemente difíciles, ya que significa que algunos de nuestros empleados ya no tienen un papel en la compañía, específicamente cerca de 170 personas en nuestro equipo de productos y 265 personas en ingeniería, lo que supone aproximadamente el 8% de esos 2 departamentos.

Nuestra esperanza con estos cambios es reiniciar y mejorar la forma en que trabajamos día a día, priorizando despiadadamente y y afrontando siempre nuestra responsabilidad respecto a un elevado estándar de rendimiento y agilidad. Aunque sea claramente doloroso en este momento, especialmente para aquellos a los que les afecta directamente, creemos que esto dará lugar a una organización técnica más fuerte y que más adelante continuará contratando a los mejores talentos de todo el mundo".

Y además