Pasar al contenido principal

Uber está intentando comprar al gigante de reparto de comida Grubhub, lo que uniría a las dos mayores potencias del sector del 'delivery'

Un repartido de Uber Eats transporta un pedido de comida a domicilio
REUTERS/Denis Balibouse
  • Uber está intentando comprar al gigante de reparto de comida Grubhub, según ha publicado The Wall Street Journal. 
  • El acuerdo uniría a los dos mayores actores de dicho sector justo cuando la pandemia del coronavirus ha provocado un enorme crecimiento en su demanda.
  • Uber comunicó la semana pasada que ha experimentado un enorme aumento en los pedidos de Uber Eats, a la vez que informaba de que ha perdido 2.900 millones en el primer trimestre y que despedía a 3.700 trabajadores (el 14% del total).
  • Descubre más historias en Business Insider España

Uber está intentando comprar al gigante de reparto de comida Grubhub, en un acuerdo que uniría a los dos mayores actores de dicho sector justo cuando la pandemia del coronavirus ha provocado un enorme crecimiento en su demanda, según ha publicado The Wall Street Journal.

Así, Uber se habría acercado a Grubhub en febrero con una oferta sobre todas sus acciones y ambas compañías estarían negociando la posible compra desde entonces, ha publicado el Journal citando a fuentes familiarizadas con la historia, a las que el periódico ha mantenido en el anonimato.

Grubhub habría propuesto que Uber pagase 2,15 de sus acciones por cada acción de Grubhub, pero Uber ha considerado esa propuesta demasiado alta y ahora ambas están avanzando en otras, aunque podrían no llegar a ningún acuerdo.

El principal negocio de Uber es su plataforma que conecta a usuarios con coches con conductor, pero también cuenta con un gran brazo de comida a domicilio llamado Uber Eats, y el CEO de la compañía, Dara Khosrowshahi, dijo este lunes en un encuentro con inversores que Uber siempre está evaluando posibles adquisiciones.

"Estamos hablando con muchos actores", aseguró, "y porque somos Uber, el mayor actor de este sector, el actor mundial, podéis imaginaros que estamos teniendo muchas conversaciones. Siempre tenemos esas conversaciones con un ojo puesto en seguir construyendo un gran servicio a largo plazo y maximizando así el valor accionarial".

Ya en octubre Uber anunció un acuerdo para comprar la startup latinoamericana de comida a domicilio Cornershop, y en parte por eso los analistas de la industria prevén otras compras similares.

El acuerdo entre Uber y Grubhub podría llevar a que Uber consiga una cuota de mercado del 55%.

Uber reveló la semana pasada 2.900 millones de pérdidas en el primer trimestre por el coronavirus, pero dijo que el negocio ya está empezando a remontar, a la vez que despedía a 3.700 trabajadores por el impacto de la pandemia en sus cuentas, el 14% del total.

Sobre Eats, Uber comunicó un crecimiento del 52% en los pedidos, llevando esta parte de la empresa a los 4.680 millones de dólares.

Leer más: Uber explora usar sus coches para transportar paquetería, aunque de momento descarta activar el servicio en España

Este mismo mes, Uber ha decidido cerrar Uber Eats en ocho países –República Checa, Egipto, Honduras, Rumanía, Arabia Saudí, Uruguay y Ucrania– para centrar sus esfuerzos en los mercados en los que tiene potencial de ser el primer o segundo mayor actor del mercado.

Al mismo tiempo, varios analistas, como el director de análisis de inversiones de Wedbush Securities Dan Ives y el director gerente de RBC Capital Markets Mark Mahaney han apuntado a que esta crisis puede fortalecer a Uber, ya que no solo no está en peligro de quedarse sin liquidez en el corto plazo, sino que estas medidas de reducción de costes deberían hacer que la empresa sea rentable el año que viene.

Y además