Pasar al contenido principal

Uber acaba de colocar 566 patinetes eléctricos Jump en Madrid: así puedes alquilarlos

El servicio de patinete eléctrico de Uber se llama Jump.
Uber
  • Uber se apunta a los patinetes eléctricos. La compañía acaba de lanzar este martes 9 de abril su servicio Jump en Madrid. 
  • Madrid será la primera ciudad europea en contar con el servicio de Jump con 566 unidades. 
  • Tras la ordenanza municipal que reorganizó el terreno de los patinetes eléctricos, las compañías están empezando a sacar sus flotas a las calles de la capital. 

Uber se apunta a los patinetes eléctricos. La compañía acaba de lanzar este martes 9 de abril su servicio Jump en Madrid, que se convierte así en la primera ciudad europea en tener disponible este servicio. 

Después de que el ayuntamiento de la ciudad reordenara y limitara el número de patinetes que se pueden alquilar en las calles de la ciudad, las compañías están empezando a colocar y operar sus flotas en la capital. 

En el caso de Uber, su servicio de patinetes eléctricos Jump estará compuesto por 566 unidades. Estas se distribuirán en 17 distritos de la ciudad: Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán, Chamberí, Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca, La Latina, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Moratalaz, Ciudad Lineal, Hortaleza y San Blas-Canillejas. 

    La ventaja con la que cuenta Uber frente a otras compañías es que se puede utilizar el servicio desde la misma app donde se contratan los servicios de coches con conductor. De esta forma, la aplicación al abrirla permite elegir entre el servicio de vehículo o de patinete eléctrico. 

    El precio por utilizar el servicio de patinetes eléctricos de Uber es de: 

    •  0,12 euros por minuto
    • 1 euros para desbloquear el patinete
    • 10 minutos gratuitos durante el primer mes

    Leer más: 8 predicciones de Jeff Bezos realizadas hace 20 años que demuestran que es un gran visionario

    En medio de la batalla entre taxistas y plataformas de coches con licencia VTC, Uber ha decidido apostar por su servicio de patinetes eléctricos al igual que hicieran otras plataformas como Cabify que cuenta con un servicio similar denominado Movo y que también opera en Madrid. 

    Estas marcas se suman a otras centradas únicamente en el servicio de patinetes eléctricos y ya conocidas antes de la regulación como Lime o Wind. En total, el ayuntamiento de la capital limitó a 10.000 el número de patinetes eléctricos que se pueden alquilar en las calles aunque finalmente solo concedió licencias a algo más de 8.000. 
     

    Te puede interesar