Uber acuerda pagar una multa de 4,4 millones de dólares para cerrar la investigación sobre la "cultura de acoso sexual" que denunciaron las trabajadoras de la compañía

Dara Khosrowshahi, CEO de Uber.
Dara Khosrowshahi, CEO de Uber.
Drew Angerer/Getty Images

Drew Angerer/Getty Images

  • Uber pagará 4,4 millones de dólares en un fondo destinado a compensar a las empleadas que sufrieron acoso sexual mientras trabajaban en la empresa.
  • El pago es parte de un acuerdo de Uber para resolver los cargos de discriminación sexual presentados por la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo de los Estados Unidos en 2017.
  • Uber también ha acordado establecer nuevas medidas destinadas a identificar a sujetos recurrentes por quejas de acoso sexual, así como a los directivos que no responden de inmediato a las quejas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Este miércoles la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo de los Estados Unidos (EEOCC, por sus siglas en inglés) ha anunciado que ha llegado a un acuerdo por Uber por el que la compañía deberá pagar 4,4 millones de dólares a las víctimas por presunta discriminación de género.

Según el comunicado de prensa, Uber compensará a "cualquier persona que la EEOCC determine que experimentó acoso sexual y/o represalias por las quejas relacionadas con ello".

La agencia no ha especificado qué incidentes están relacionados con el acuerdo, pero resalta que los cargos fueron iniciados "tras una difusión generalizada en 2017 de información relacionada con el trato que recibían las empleadas de Uber."

En febrero de ese año, Susan Fowler, una ingeniera de Uber, publicó un texto en su blog en el que indicaba que Recursos Humanos ignoró sus quejas sobre un directivo que la propuso tener relaciones sexuales. Fowler aseguró que le en ese momento le explicaron que el hombre era un empleado de alto rendimiento no debía ser castigado por "un error inocente".

En junio de 2017, el fundador de Uber, Travis Kalanick, abandonó su puesto como CEO en respuesta a las críticas sobre la cultura interna y la mentalidad de crecimiento a toda costa que existía dentro de la compañía que dirigía.

Leer más: El escándalo de agresiones sexuales en vehículos de Uber podría hacer que la empresa pierda 1.000 millones en Bolsa

Uber también ha acordado establecer nuevas medidas para identificar a las personas que reciban varias quejas por acoso sexual, así como a los directivos que no respondan de manera inmediata ante esas denuncias.

"La industria tecnológica, entre otras, a menudo ha ignorado las acusaciones de acoso sexual cuando el denunciado es identificado como alguien más valioso para la compañía que la persona acosada", resume William Tamayo, director de la EEOC, en un comunicado.

El acuerdo pone fin a una investigación iniciada por la EEOC que encontró una "causa razonable" para creer que Uber "permitió una cultura de acoso sexual y represalias contra las personas que se quejaron de dicho acoso".

"Hemos trabajado arduamente para garantizar que todos los empleados puedan prosperar en Uber poniendo la imparcialidad y la responsabilidad en el centro de quiénes somos y qué hacemos", ha declarado el director legal de Uber, Tony West, en el comunicado. "Estoy extremadamente satisfecho de haber podido trabajar conjuntamente con la EEOC para continuar fortaleciendo estos esfuerzos".

Otros artículos interesantes:

El Uber chino prohibirá que las mujeres usen su servicio de vehículo compartido a partir de las 20 horas tras el asesinato de 2 mujeres

Uber se desploma un 6% en bolsa tras perder su licencia para operar en Londres