Uber pide que se considere a sus conductores y repartidores esenciales para que reciban primero la vacuna del coronavirus

El medalilsta olímpico Ryo Miyake reparte con Uber Eats durante la pandemia del coronavirus en Tokio, Japón.
El medalilsta olímpico Ryo Miyake reparte con Uber Eats durante la pandemia del coronavirus en Tokio, Japón.
REUTERS/Issei Kato
  • Uber ha escrito una carta pidiendo que se considere a sus conductores y repartidores como esenciales de cara a la distribución de la vacuna del coronavirus.
  • La compañía argumenta que acceder a ella primero "ayudaría" a estos trabajadores a seguir desarrollando su labor, reduciendo su riesgo de enfermarse y también el de sus clientes.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Uber ha pedido este jueves a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos que designe a sus conductores y a sus repartidores como trabajadores esenciales no sanitarios autorizados de cara a la vacuna del coronavirus, según ha publicado Reuters.

La compañía ha escrito una carta al Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización de dicho centro apuntando que sus conductores llevaron a cabo tareas indispensables para los trabajadores esenciales y que permitieron que otros se quedasen en casa y pidieran comida a domicilio.

"El acceso temprano a una vacuna ayudaría a los conductores y a los repartidores a seguir prestando su papel esencial a la vez que reducen el riesgo que podrían correr con el virus, o posiblemente también de transmitirlo", recoge la carta que está firmada por la jefa de asuntos federales de Uber, Danielle Burr.

Cabify y Uber redoblan su esfuerzo por sumarse al taxi pese al rechazo del sector: "Su modelo se basa en incumplir las normas que los demás seguimos"

Muchos otros grupos también están pidiendo al Gobierno que priorice a sus trabajadores cuando se empiece a distribuir la vacuna, como empleados de la fabricación de comida, de la agricultura, los bienes de consumo y la logística.

Estados Unidos ha comunicado que hasta 20 millones de personas se vacunarán a finales de 2020, pero que llevará hasta mediados de 2021 que la mayoría de los estadounidenses la consigan.

Por eso, el CDC está esbozando sus recomendaciones de quién debería ponérsela primero, y el martes comunicó que los trabajadores sanitarios y quienes vivan en residencias a largo plazo deben recibirla antes.

Ahora mismo está candente el debate sobre quién debería acceder de forma prioritaria a la vacuna del coronavirus, y en qué orden debería llegar a ella el resto de la población. Hace unos días El País publicaba el artículo ¿Y si fuera más útil vacunar primero a la cajera del supermercado? esbozando una tesis parecida a la que mantiene Uber: que inmunizar antes a las personas con más interacciones sería más efectivo que priorizar a los grupos de riesgo.

El CEO de Moderna espera que su vacuna se empiece a administrar el 21 de diciembre: estos son los países y colectivos que la recibirán primero y los desafíos a los que se enfrenta la compañía

En este caso, el español Jorge Rodríguez, de la Universidad Khalifa de Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) cuestiona en un trabajo que las personas mayores y con patologías vayan a la cabeza de la lista, proponiendo priorizar a quienes más interactúan con otros como por ejemplo trabajadores esenciales y jóvenes, ya que eso, recalca, multiplicaría la efectividad de la vacuna.

Por ahora, en España las primeras dosis que lleguen irán destinadas a los profesionales y residentes de centros de mayores, a las personas dependientes y a los profesionales sanitarios, según explicó el ministro Salvador Illa, que cuenta con empezar a vacunar en enero. 

Así opina también el mismo CEO de Moderna, que señaló que su vacuna tendrá mayor impacto si se administra a las personas con mayor riesgo de contraer el SARS-CoV-2: "Dénsela a los profesionales de la salud, dénsela a los ancianos, dénsela a las personas con diabetes, sobrepeso, enfermedades cardíacas". "¿A un joven sano de 25 años? Dale otra vacuna", ha advertido, según Science.

LEER TAMBIÉN: Cabify descarta cambiar su sede de Delaware a España como prometió en 2018: "No hay ninguna ventaja fiscal"

LEER TAMBIÉN: El CEO de Uber en España responde a Cabify que su negocio de coches lleva años siendo rentable

LEER TAMBIÉN: Cabify pide "homogeneización y reglas claras" para que las empresas de movilidad puedan alcanzar la rentabilidad

VER AHORA: Por qué regalamos en Navidad y cuáles han sido los hits de este año