Uber pierde 5.580 millones de euros en 2020, un 20% menos que el año anterior, pero dispara su negocio de reparto a domicilio

Un repartidor de Uber Eats en plena pandemia del coronavirus en Ciudad de México, en México.
Un repartidor de Uber Eats en plena pandemia del coronavirus en Ciudad de México, en México.
REUTERS/Gustavo Graf
  • Uber ha perdido 6.770 millones de dólares (5.580 millones de euros) en 2020, un 20% menos que el año anterior.
  • La compañía ha conseguido contener las pérdidas del año de la pandemia vendiendo diferentes divisiones y con el crecimiento de Uber Eats.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Uber ha perdido 6.770 millones de dólares (5.580 millones de euros) en 2020, un 20% menos que el año anterior, cuando se dejó 8.510 millones de dólares (7.000 millones de euros), según los resultados que ha publicado en la noche de este miércoles, hora europea. 

La compañía ha conseguido así reducir sus pérdidas en el año de la pandemia del coronavirus frente al anterior, pese a que 2020 ha provocado una enorme caída en su negocio de coches con conductor que transportan pasajeros de un punto a otro dentro de ciudades, como los taxis, debido al parón en el turismo, los viajes de negocios, la actividad económica general y al auge de los confinamientos domiciliarios en todo el mundo.

Pero, a la vez, su negocio de reparto de comida a domicilio se ha disparado. En el cuarto trimestre, Uber Eats ha crecido un 130% frente al año anterior e ingresado 10.050 millones de dólares (8.290 millones de euros). Mientras, por toda la parte de movilidad Uber ha ingresado un 50% menos que en el mismo trimestre de 2019, en total 6.790 millones de dólares (5.600 millones de euros). 

Así se comportó Uber en el cuarto trimestre y esto es lo que esperaba el mercado:

  • Pérdidas por acción: 54 céntimos de dólar, algo menos de los 56 que esperaban los analistas de la división de análisis financiero de Reuters, Refinitiv. 
  • Pérdidas netas: 968 millones de dólares (798 millones de euros) frente a los 1.100 millones de dólares (907 millones de euros) que se dejó el mismo trimestre del año anterior. 
  • Ingresos: 3.170 millones de dólares frente a los 3.580 millones que esperaban los mismos analistas. Supone un 16% menos que durante el mismo periodo del año anterior.
  • Ingresos por movilidad: 6.790 millones de dólares (5.600 millones de euros), un 50% menos que en el cuarto trimestre del año anterior.
  • Ingresos por reparto de comida: 10.050 millones de dólares (8.290 millones de euros), un 130% más que en el mismo periodo del año anterior.

Tras anunciar que había ingresado 4.070 millones de dólares en el cuarto trimestre de 2019, la facturación de Uber cayó a los 3.540 millones en el primer trimestre de 2020 y a los 2.240 millones en el segundo. Se recuperó un poco en el tercer trimestre, ingresando 3.130 millones de dólares, gracias a Uber Eats y a que los viajes en sus coches se recuperaron un poco, tendencia que ha conseguido mantener en el cuarto trimestre a pesar de los repuntes en los casos de COVID en multitud de países.

El CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, ha asegurado en la presentación de resultados que la compañía ve "muchas, muchas oportunidades" en el segmento de la movilidad conforme las diferentes regiones se recuperan de la pandemia, aunque el momento en que se recuperen las cifras anteriores al virus dependerá de cuándo abran de nuevo las ciudades, ha añadido. 

En agosto, Uber compró el marketplace Autocab, que conecta a usuarios con taxis, y en ese sentido el CEO ha sugerido que los taxis están esperando a que los viajes se recuperen para aprovechar la demanda y que Uber puede beneficiarse de eso. También expresó su preocupación por que Uber pueda no tener suficientes conductores para hacer frente a la demanda que espera encontrarse cuando la pandemia amaine.

Los movimientos de Uber en 2020: la compra de Drizly, Cornershop y Postmates, la venta de su división de coches autónomos y voladores, sus patinetes y bicis y el despido de 7.000 empleados

Asimismo, a principios de este mes Uber anunció que había decidido comprar la aplicación para pedir alcohol a domicilio Drizly, que espera integrar en Uber Eats, por 1.100 millones de dólares entre acciones y efectivo. Igualmente Uber ha comprado Cornershop en México para incluir el reparto de productos de supermercado en el país, y el servicio de mensajería Postmates, a la vez que se ha aliado con grandes tiendas de ropa como H&M en Canadá y otras en Japón.

Según un estudio de Edison Trends, el reparto de comida de Uber Eats ya representa el 35% del mercado después de que Uber absorbiese Postmates, y solo por detrás de DoorDash, el servicio de este tipo más utilizado. 

Todo lo que debes saber de la vuelta de Uber a Barcelona que ha puesto en pie de guerra a los taxistas

Entre otros datos importantes que han afectado a su negocio este año, la compañía se ha enfrentado a una votación entre la población de California que, de haberla perdido, le habría obligado a contratar a sus conductores, que en el estado son autónomos aunque se dedican a tiempo completo a conducir para Uber (sin las prestaciones que reciben los trabajadores contratados), algo que habría aumentado sus costes. Aun así, este no es el fin del conflicto para Uber, ya que la Administración de Biden ha dicho que quiere convertir a muchos trabajadores autónomos de las grandes tecnológicas en contratados.

Además, entre los movimientos que Uber ha llevado a cabo este 2020 está que Uber vendió su negocio de coches autónomos, Uber Advanced Technologies Group (ATG), a Aurora en un año en que está soltando lastre de diferentes maneras, deshaciéndose también de su segmento de bicicletas y patinetes eléctricos compartidos Jump, que vendió a Lime, y su parte de coches aéreos, a Joby Aviation

A la vez, Uber ha invertido en estos negocios para seguir manteniendo cierta relación con ellos: ha desembolsado 400 millones de dólares en Aurora (y ahora tiene un 26%), 75 millones de dólares en Joby Aviation, y lideró una ronda de 170 millones de dólares en Lime.

Por último, en 2020 Uber llevó a cabo un gran recorte de personal, despidiendo a 7.000 trabajadores en todo el mundo, lo que supuso un 25% de su plantilla a nivel mundial, uno de cada tres en España, medida que permitiría al grupo de movilidad un ahorro de unos 1.000 millones de euros, afirmó en ese momento.

Aviso: Axel Springer, el grupo editorial que está detrás de Axel Springer España y de Business Insider España, invierte en Uber.

LEER TAMBIÉN: El CEO de Uber en España responde a Cabify que su negocio de coches lleva años siendo rentable

LEER TAMBIÉN: Cabify descarta cambiar su sede de Delaware a España como prometió en 2018: "No hay ninguna ventaja fiscal"

LEER TAMBIÉN: El principal socio de Uber en Andalucía amenaza con un traslado colectivo a Madrid que afectaría a más de 400 conductores

VER AHORA: Así es como los científicos intentan crear 'telarañas sintéticas' en el laboratorio mientras investigan sus aplicaciones en la medicina moderna