Pasar al contenido principal

Uber está probando en Chicago una app para conectar a trabajadores temporales con empresas y prevé expandirse "pronto"

Dara Khosrowshahi, CEO de Uber
Dara Khosrowshahi, CEO de Uber. REUTERS/Brendan McDermid
  • Uber ha comenzado a probar en la ciudad estadounidense de Chicago una aplicación para conectar trabajadores temporales con empresas que tienen necesidades puntuales de personal.
  • La compañía acaba de confirmar el lanzamiento de esta nueva aplicación, llamada Uber Works, tal y como avanzó Financial Times en 2018.
  • De este modo, la compañía dirigida por Dara Khosrowshahi intenta abrirse a un nuevo mercado, que se suma a sus aplicaciones de transporte privado de viajeros y de reparto de comida a domicilio.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En 2014, Uber sorprendió a propios y extraños cuando diversificó su negocio para lanzarse al mercado del reparto de comida a domicilio solo 5 años después de su lanzamiento como una empresa de transporte privado de viajeros. 5 años más tarde de la puesta en marcha de Uber Eats, la compañía estadounidense ya está ensayando su irrupción en un nuevo sector: los recursos humanos.

Así, Uber ha confirmado este jueves en su blog corporativo que ha lanzando una nueva aplicación, llamada Uber Works, para conectar a trabajadores temporales de varios sectores con empresas que tienen necesidades puntuales de personal, como había avanzado en 2018 Financial Times.

Leer más: El modelo de negocio de Uber es uno de sus principales riesgos, según Goldman Sachs

De este modo, las empresas publican en la plataforma los puestos o turnos que necesitan cubrir y la aplicación ofrece esas vacantes a los trabajadores más adecuados para cubrirlas. Además, la plataforma permite gestionar los turnos de trabajo en tiempo real e incluso fichar a la entrada y a la salida de su jornada.

De momento, Uber Works está solo disponible en la ciudad estadounidense de Chicago, en la que la aplicación cuenta con ofertas para actividades tan diversas como limpieza, atención al cliente, hostelería, puesta en marcha de eventos o trabajos de almacén, con turnos en cadenas de montaje industrial o empaquetado de productos.

En su comunicado, la compañía señala que Uber Works "representa una oportunidad real de ayudar a mejorar la calidad y el acceso al empleo a través de la tecnología", aunque reconoce que "está claro que todavía estamos al principio del camino". Sin embargo, a pesar de que solo está disponible de momento en Chicago, la compañía prevé expandirse a otras ciudades "pronto", según TechCrunch

Uber asegura que "el enfoque será hacer que este lanzamiento oficial en Chicago sea un éxito para los trabajadores y las empresas con las que nos asociemos" y para ello ha puesto en marcha una serie de colaboraciones con agencias de colocación y de trabajo temporal, que gestionan los pagos. Además, se ha asociado con organizaciones de apoyo a los trabajadores para fomentar la empleabilidad y las oportunidades laborales.

Leer más: Uber asegura que entregará pedidos de McDonald's con drones este año

Tras sufrir pérdidas en su salida a bolsa hace unos meses y sin haber conseguido todavía beneficio trimestral, Uber está intentando diversificar sus actividades en su búsqueda de la rentabilidad. A principios de año, se sumó a la tendencia de la micromovilidad con las bicicletas y patinetes de Jump y ahora entra en el sector del empleo temporal con Uber Works.

La compañía intenta sortear así los problemas legales que afectan a su futuro. Mientras la compañía se ha visto obligada a hacer concesiones para poder operar en varios países de Europa con su servicio de transporte privado de viajeros, a partir de enero tendrá que someterse a una nueva ley en California que establece que los trabajadores gestionados a través de un algoritmo tienen derecho a salario mínimo y finiquito.

Además, Uber ha lanzado 2 grandes rondas de despidos en lo que llevamos de año, con los que se deshizo de 400 empleados de marketing y a 435 de los departamentos de ingeniería y producto. Mientras, la compañía ha anunciado una inversión de unos 180 millones de euros en una nueva oficina en Chicago para albergar su departamento de transporte y otra en Dallas para ventas y de recursos humanos.

Y además